Durante mucho tiempo las casas de empeño fueron una alternativa popular para sobrevivir a la cuesta de enero, y aunque las alternativas para obtener dinero rápido se han diversificado, el empeño persiste. En 2008 el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) registraba 12,800 establecimientos dedicados a esta actividad. Diez años después sobreviven en el registro 8,500 establecimientos.

El arranque de año siempre es una temporada de gran actividad para las casas de empeño, no obstante, aparecen nuevos desafíos. Sin el salvavidas del aguinaldo, muchos piensan en sacrificar algunas pertenencias a cambio de un préstamo temporal. El empeño como método sigue siendo funcional, aunque las prácticas requieren algunos ajustes.

Y es que para las instituciones dedicadas al empeño, las prendas significativas están perdiendo valor generacional. El oro y las piedras preciosas han sido los artículos favoritos por mucho tiempo. Sí, las personas siguen teniendo joyas y piedras preciosas pero los objetos de valor para las generaciones jóvenes son otros.

Para muchos matrimonios jóvenes o millennials independientes, lo más valioso en términos de dinero que tienen en casa es tecnología, ¿eso ayudará cuando acudan al empeño? No necesariamente. Los nacidos entre la década de los 80 y 90 del siglo pasado también valoran la joyería, pero sus grandes inversiones personales incluyen otros objetos menos tradicionales, más funcionales y con mayor depreciación: los gadgets.

PUBLICIDAD

Y aunque uno puede pensar que la generación del milenio menosprecia prácticas como el empeño, las crisis de dinero – y las cifras- dicen algo muy distinto. Según un estudio de la consultora PwC, en los últimos 5 años, 42% de los millennials ha recurrido a casas de empeño como opción de financiamiento. Empeñar es una opción atractiva ya que el trámite es relativamente sencillo y no depende del historial crediticio.

La ventaja del empeño para los millennials

Los motivos para recurrir al empeño son fáciles: los bancos no son una opción accesible. El mismo estudio, menciona que el 30% de los usuarios jóvenes de casas de empeño tienen sobregiradas sus cuentas en el banco. Además, el 53% tiene un saldo negativo en el último año. Llevar un aparato a una casa de empeño es práctico para alguien que quiere viajar o pagar sus estudios además de la renta, actividades primordiales para la generación millennial.

Como decíamos, para empeñar no es necesario tener un buen historial crediticio, algo que empieza a convertirse en un lujo. Además, en caso de impago, lo más doloroso es perder el bien, sin dañar antecedentes bancarios.

Sí, cada vez es más común ver casas de empeño que aceptan gadgets en prenda. Pero hay que pensar en los requisitos, por ejemplo, para empeñar un celular suelen haber restricciones como que incluya todos sus accesorios originales o no estar en un plan de telefonía, algo que difícilmente cumple el dueño promedio de un teléfono inteligente.

Las casas de empeño ya reciben clientes millennials, lo que sigue es adaptarse. Se trata de un negocio de gran arraigo en México; tan solo el Nacional Monte de Piedad cumple 242 años activo, lo que demuestra que empeñar es un negocio de gran tradición que ha sobrevivido en contextos muy diferentes. Prestamistas y clientes deben adaptarse a las dinámicas de consumo actuales para seguir siendo una alternativa ante momentos difíciles como el inicio de año.

Los millennials consumen gadgets y son sus pertenencias de mayor valor económico, ya que la tecnología es un mercado en donde los precios decaen rápidamente, es comprensible que se pidan modelos nuevos, pero esto reduce significativamente la cantidad de clientes en condiciones de empeñar.

La flexibilidad ante la tecnología será un punto importante para ganar clientes jóvenes quienes al igual que otras generaciones, inician el mes o al año con poco efectivo y consideran a las casas de empeño como una alternativa rápida y accesible.

 

Contacto:

Twitter: @BernardoPrum

LinkedIn: bernardo-prum

Facebook: coru

Blog: coru.com

Página web: coru.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

 

Siguientes artículos

Conceptos clave dentro de los estados de cuenta
Por

No importa qué tipo de crédito tengas, ni por qué monto, ni cuándo lo hayas obtenido. Revisar a detalle tus estados de c...