El COVID-19 ha registrado más de 200 mil casos en 163 países, lo que ha provocado la muerte de miles de personas y al menos 82 mil recuperados, pero estas no son las únicas cifras, ya que la afectación económica se ha esparcido como pandemia. 

Si bien este virus nació en la provincia de Wuhan, en China, no podemos perder de vista la relación bilateral que existe con México, debido a que el país asiático es el segundo país del que provienen más importaciones y el cuarto en valor de exportaciones.

Tan solo en 2019 los tratos comerciales que existen entre nuestro país y China dejaron una derrama de 7 mil millones de dólares, por lo que no es difícil adivinar que sí habrá un impacto notorio en la economía.

De acuerdo con algunas cifras oficiales, el COVID -19 puede generar una caída de hasta 50 mil millones de dólares en las exportaciones globales de este año.

Otro factor notorio lo hemos visto en el precio del dólar, que desde el surgimiento del virus se ha mantenido por encima de los 20 pesos, alcanzando los 24 pesos frente al dólar. 

Esto tendrá un impacto importante en las empresas mexicanas, pero si hablamos claro, los primeros en sentir la afectación y el miedo ante una Pandemia son las PYMES. Esas empresas que no viven compras de pánico. 

Es por eso que se dice que el día que la economía China estornudó, contagió al mundo con un peligroso mal; y esto se ha manifestado en cambios y aumentos a precios de petróleo, mercados de valores, así como afectaciones en la industria de transporte y turismo. 

La razón es simple. La principal indicación para evitar el contagio es mantenerse en casa, evitando los lugares concurridos y los viajes. 

Esto quiere decir que los sectores más vulnerables en este momentos son justamente los del entretenimiento como conciertos, cines, teatros, gimnasios y claro, cualquier tipo de viaje que represente la exposición de los mexicanos con la enfermedad. 

Después, viene otro sector importante: los productos de la canasta básica e higiene personal. Porque la gente seguirá comiendo, tomando agua, pero la mayor parte de esas personas acuden a supermercados, y si tú eres un productor que surta de estas mercancías a estas cadenas de tiendas, es menos probable que vivas una afectación económica. 

Pero, si el tuyo es un pequeño negocio que se dedica a la venta de frutas y verduras o sencillamente eres un restaurante local, es mucho más probable que el efecto Coronavirus impacte en tu economía. Si es tu caso busca como aliados a los posicionados en envío de productos como Rappi o Uber Eats. 

En China, las empresas de tipo PYME decrecieron en un 20%, por eso podríamos hablar de este cálculo como un acercamiento a la afectación que podríamos vivir en el país. 

El tiempo de recuperación para las pequeñas y medianas empresas será de uno a tres meses, según sea el caso y la capacidad de cada una ante las tempestades. 

Para esos casos es que recurrir a las Fintech es una solución, porque seamos honestos lo que más van a necesitar en este modelo de negocio es liquidez y capital para mantenerse a flote, por eso estas opciones financieras son ideales, por la flexibilidad y el periodo de respuesta; ahora dependerá de las características de cada empresa, para acudir al esquema de crédito que más le convenga. 

 

 

Contacto:

Twitter: @PrumBernardo 

LinkedIn: bernardo-prum

Facebook: Coru

Blog: Coru.com/blog

Página web: Coru.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

CORONAVIRUS MEXICO CUBREBOCAS COVID 19
La participación ciudadana como tratamiento antiviral
Por

Actualmente el acceso a información que permite comprender el origen, causas, consecuencias y velocidad de propagación d...