En esta cinta, el cineasta francés Alain Guiraudie retoma el juego del thriller hitchcockiano, agregando a la receta su propio toque naturalista y un manojo de erotismo.

 

En el cine de Alfred Hitchcock, la curiosidad y la mirada tienen un precio. Basta recordar La ventana indiscreta (Rear Window, 1954), donde un fotógrafo confinado a su silla de ruedas saciaba sus ansias voyeristas resolviendo el asesinato de su vecina desde su habitación, poniendo en peligro su vida y la de su novia. Hombres inocentes envueltos en tramas escabrosas. La curiosidad provoca placer, el sentirse envuelto por el riesgo incita el disfrute, como los asesinos de La soga (Rope, 1948) lo experimentaban al estar cerca de ser descubiertos.

En El extraño del lago (L’inconnu du lac, 2013), el cineasta francés Alain Guiraudie retoma el juego del thriller hitchcockiano, agregando a la receta su propio toque naturalista y un manojo de erotismo, como Paul Verhoeven en Bajos instintos (Basic Instinct, 1992) o Brian de Palma, Vestida para matar (Dressed to Kill, 1980).

PUBLICIDAD

Franck (Pierre Deladonchamps) acude casi todos los días a una playa a la orilla de un lago para disfrutar del sol, charlar con otros hombres y gozar de los placeres de la carne a la sombra de un árbol o sobre el fresco pasto. Un día se cruza con Michel (Christophe Paou, con bigote de Tom Selleck) al nadar en el lago, inmediatamente queda prendado de su masculina presencia y no para de encontrarlo casualmente, para disgusto de la pareja de su presa. Cuando Franck presencia un asesinato en el lago, su magnética atracción por Michel crece, rayando en la obsesión y encauzando las sospechas de la policía en su dirección.

Como en El rey de la evasión (Le roi de l’évasion, 2009) –o en fragmentos de sus otros trabajos–, el sexo es una parte importante de la propuesta estética de Guiraudie. En El extraño del lago muestra a sus protagonistas chupando, agarrando, disfrutando uno del otro sin pudor alguno, en una jugada tan natural que categorizar a la cinta como cine gay sería un error. Éstos son seres humanos deleitándose de manera física, inclusive anónima, su sexo es irrelevante. Aspecto que viene a remarcar la presencia del detective de homicidios, su investigación no se juzga ni sesga, su objetivo es encontrar la verdad no interrumpir el vínculo de estos hombres. “Ustedes tienen una rara forma de amarse”, les dice el policía no por su inclinación sexual sino por los tres días en que tardan en notar el homicidio.

Por eso el personaje de Henri (Patrick d’Assumçao) se vuelve vital en la trama, es el contrapeso del sexo fácil y anónimo. Con su parca y rolliza figura, Henri es una presencia atípica en la playa, además no habla ni parece estar interesado en nadie. Entre Franck y él nace una amistad, un amor casi platónico, más sentimental que corporal. Como apunta el programador y crítico argentino Roger Koza: “Se trata de exponer una política de la amistad entre hombres, una modalidad del cuidado del otro que no involucra la genitalidad.” Es una dinámica recurrente en el cine de Guiraudie.

Por su parte, Michel se erige irresistible para Franck gracias a su atractiva fisonomía. Un atractivo que el protagonista no puede evitar, a pesar de conocer el peligro que conlleva su deleite. Su presencia es igual o más arrolladora que la de El visitante (Terence Stamp) en el Teorema (1968) de Pier Paolo Pasolini.

Así termina por formarse un “triángulo” amoroso con el paso de los minutos, mientras la tensión crece y la policía acecha al asesino. Franck sabe que su curiosidad acarrea un castigo, no hay forma de evitarlo. Nosotros también lo sabemos, sólo nos queda el deleite de observar.

El extraño del lago forma parte de la programación del 4º Festival Internacional de Cine UNAM, llegará a la cartelera comercial el próximo 28 de marzo.

Contacto:
@pazespa
http://pazespa.tumblr.com/
http://butacaancha.com/

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

 

 

Siguientes artículos

Mexicanas reducen brecha en acceso a Internet
Por

 De 2001 a 2013 la brecha digital entre hombres y mujeres en México se ha reducido a tal grado de que el 50.1% de la pob...