El fan deportivo también debe poseer una estrategia para usar durante el Buen Fin, tal como lo hacen las marcas para poder posicionarse en su mente, uniéndose a esta cruzada comercial que sin embargo no resulta tan buen negocio para las grandes empresas, porque su venta neta es menor.

 

 

Al hilvanarse, durante todo el fin de semana, la enorme red de organizaciones con el fin aparente de contribuir a la economía de los consumidores, casi nadie piensa en que estos también pueden emplear una estrategia que les resulte provechosa. Se trata de que el ganar-ganar se aplique a lo largo de la cadena alimenticia, sin dejar de lado que un fan es mucho más que un consumidor.

PUBLICIDAD

Mauricio Ramírez, ex director de Sports Marketing de Adidas México, explica que es posible aconsejar al fan, para que emerja con goles a favor durante un Buen Fin pleno de reflectores que ‘lamparean’ a muchos.

“El año pasado el Buen Fin nos agarró un poquito en curva dentro de la industria deportiva porque no lo conocíamos bien, apenas comenzaba a hacerse. Adidas tiene muy bien definidos sus periodos de venta y descuentos, lo que seguro pasa ahora, pero claro que se aprovecha esta fecha principalmente en sus tiendas propias en retail (ventas al detalle), se formulan descuentos y la marca se suma a este esfuerzo.

“Esto reporta beneficios puntuales y un reporte mayor en los ticket de venta, lo que no reporta es el incremento en la cantidad de compra. Es decir, que sí hay más transacciones pero el ticket de compra es el que se tiene más bajo del que se tiene regularmente”, detalla.

“Entonces, una empresa que se dedica a vender productos pero donde el margen es más relevante que la venta misma le puede impactar de forma negativa.

“Podrás decirme que eso no tiene sentido, pero sí. Y lo explico: A las empresas de lujo como Adidas, Louis Vuitton, Chanel no sólo miden su poderío por su venta bruta, sino por los ingresos netos de esas ventas. Por esos descuentos son buenos para liberar un poco sus inventarios pero no sólo pensando en desarrollar una venta.

“El apoyo entonces  fue sumarnos a este esfuerzo aplicando un descuento específico para el tema del retail, apoyando a los clientes que tienen la marca, para que ese descuento lo pudieran absorber entre el clientes y Adidas mismo”.

 

Un Buen Fin que no apantalle

El hoy director de F-Mktg, consultoría dedicada al Marketing Deportivo y la Responsabilidad Social Empresarial desmaquilla el Buen Fin para los fans.

—¿Debemos entender que en realidad no es un Buen fin para las marcas?

“No tanto que no lo sea, sino que debes utilizarlo en buena forma. Es decir, si eres una empresa que te dedicas a vender a través del margen, es decir, que tus números son más relevantes en el margen que en la venta per se, entonces en lo que ayuda el Buen Fin es a sacar inventarios, o sea que el producto que no se está vendiendo, que no está rotando, ponerlo en descuento.

“Pero el producto premium, que es el que acaba de llegar, el que está in line no lo puedes poner en descuento antes de que llegue la temporada fuerte de venta que es en diciembre. Entonces sí es algo positivo para liberar inventarios y no es algo positivo para producto in line, que es el que está actualmente en las tiendas”.

—¿Qué Consejo le podemos dar al fan que espera ponerse al día en productos y ropa deportiva?

“Por ejemplo: Adidas acaba de lanzar un increíble jersey de la Selección Mexicana que a mí me encanta. Ése muy probablemente no lo tengas en descuento porque lo tienen a full price al tratarse de un producto que tiene apenas un mes de vida. Al ponerlo de descuento lo estarías matando. Matas el margen que podrías ganar.

“Lo que le puedo recomendar a la gente es que todo el producto de Adidas, Nike y Puma que vieron y les gustó hace más de tres semanas muy probablemente lo tengan en descuento, no los nuevos lanzamientos ni el producto in line, lo que sí será como dicen los gringos value for the money (el término utilizado si se obtiene el máximo de beneficio de los bienes y servicios que adquiere).

“Aprovechen los que le van al América y a Chivas, Toluca, Cruz Azul, Pumas y Santos Laguna… Todos esos jerseys sí van a tener descuento. No esperemos eso del jersey de la Selección Mexicana”, dice el consultor que por ahora está enfocado a asesorar a negocios business to business y no bussiness to consumer.

 

Del ‘Sí se puede’ al ‘Ya se pudo’

Total, que sí es factible ayudar a un fan a definir una estrategia que le permita no sólo disfrutar la hora del partido de la compra-venta, sino contar con un librito que le permita gozar de sus productos adquiridos aún mucho después de la confrontación, y sin ningún remordimiento futuro. Porque la post-experiencia también juega.

Y tú lector, ¿ya estás listo para aplicar la estrategia?

 

 

Contacto:

Twitter: @HectorQuispe

LinkedIn: mx.linkedin.com/in/hectorquispe/

Facebook: https://www.facebook.com/hector.quispe

e-Mail: [email protected]

Página personal: http://about.me/HectorQuispe

Blog: http://defutbolyotrosmales.wordpress.com/

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Miami de lujo… vidas de edición limitada
Por

  Miami, mucho más que un destino resort, ha evolucionado en el centro neurálgico de América Latina. Junto a Hong K...