Tras la última ronda de financiamiento de la compañía, que tuvo lugar la semana pasada, Drew Huston tiene una fortuna que calculamos entre 1,000 y 1,500 mdd.

 

Por Ryan Mac

 

PUBLICIDAD

A finales de 2011, un joven y temerario de Drew Houston estaba dando pelea a Steve Jobs. A un par de años de cumplir los 30, el cofundador y CEO de Dropbox había dejado de lado los avances del gurú de Apple sólo para mirarlo frente a frente cuando Jobs lanzó iCloud, un servicio destinado a aplastar a su compañía de intercambio de archivos basada en la nube.

La reacción de Houston en el momento: “M*#@!a”.

Menos de tres años después, Houston, ahora de 30 años, parece haber salido mucho más fuerte de la batalla. El viernes por la tarde, varios informes anunciaron que Dropbox había cerrado una ronda de $250 millones de dólares (mdd) en financiamiento a una valuación de 10,000 millones. Eso hace de ljefe de Dropbox el nuevo multi millonario de Silicon Valley.

Forbes estima que Houston tiene al menos una participación del 10% en la compañía con sede en San Francisco. En un artículo de portada de octubre 2011 sobre Houston y Dropbox, Forbes informó que el CEO de Dropbox tuvo una participación estimada del 15%, 600 mdd, después de que la compañía cerró una ronda de financiamiento a una valuación de 4,000 mdd. Al menos dos fuentes confirmaron que Houston se había convertido en un multimillonario tras la ronda del viernes, dirigida por un fondo de inversión de BlackRock. En la valuación de 10,000 mdd, la participación de Houston en la compañía que él cofundó con Arash Ferdowsi, podría valer entre 1,000 y 1,500 mdd, dependiendo de lo mucho que todavía posea.

Un portavoz de Dropbox no respondió a una solicitud por correo electrónico para hacer comentarios.

La última ronda de inversión de Dropbox se produjo en 2011 cuando recaudó 250 mdd con inversionistas que incluían a Goldman Sachs, Accel Partners y Sequoia Capital.

La inversión de BlackRock confirma a Dropbox como una de las empresas privadas más valiosas de Silicon Valley, junto a la empresa de comercio electrónico Square (propiedad de Jack Dorsey) y la de minería de datos Palantir. El acuerdo también ayuda a Houston unirse a un grupo de élite de fundadores como Mark Zuckerberg, Ev Williams y, más recientemente, Aneel Bhusri, todos los cuales han comandado a sus empresas de tecnología hacia una fortuna de 10 cifras fortunas.

Al reflexionar en retrospectiva sobre su camino recorrido hacia la fundación de su compañía, Houston dijo a Forbes en 2011: “Quería vivir el sueño y me sentía atrapado comiendo comida congelada”.

Ahora un multimillonario, Houston puede permitirse mucho más que eso.

 

Siguientes artículos

Desempleo global sumó casi 5 millones de personas en 2013
Por

La desigual recuperación  y las sucesivas revisiones a la baja de las previsiones de crecimiento económico han incidido...