Esta edición de la Copa del Mundo rompió récords en diferentes facetas de los partidos, pero la organización y controversias dejaron varios borrones a la FIFA como administrador.

 

Pese a las críticas y escándalos que sucedieron antes y durante el certamen, el Mundial también dejó algunos datos que avalan que, en general, fue un campeonato más espectacular, reñido y fluido que en ediciones pasadas.

Como ocurrió con España hace cuatro años, también se impuso la selección que mejor futbol desplegó durante todo el torneo: Alemania. Pero a diferencia de Sudáfrica 2010, en el que los juegos en su mayoría fueron más ríspidos y cerrados, el vigésimo campeonato mundial de futbol tuvo más goles en promedio por partido, menos tarjetas, más pases y menos tiempo perdido.

PUBLICIDAD

Algunas estadísticas de la FIFA comprueban que Brasil 2014 fue un torneo más espectacular con respecto a su antecesor:

 

  • Más goles por partido: Brasil 2014 tuvo un promedio de 2.7 goles por partido, por encima de los 2.3 registrados en Sudáfrica 2010. Además, empata la marca de 171 tantos anotados de Francia 98
  • Partidos más limpios: El promedio de tarjetas amarillas en este campeonato fue mucho menor en el campeonato recién concluido: 2.8 por partido, a diferencia de las 3.8 de hace cuatro años. También hubo menos expulsiones, al pasar de 0.3 en Sudáfrica a 0.2 en Brasil.
  • Mejor trato al balón: Quizá la influencia de España sobre la forma de jugar de los equipos, es más notable en el número de pases. En Brasil, el promedio de pases por equipo fue de 393, 40 más que en Sudáfrica 2010, de 353.
  • Menos tiempo perdido: El tiempo efectivo de juego en cada partido también aumentó en Brasil, con todo y los ‘cooling break’, instalados por primera vez en el torneo para mitigar el calor. La media de minutos por partido en este Mundial fue de 57.3 minutos, mientras que en Sudáfrica fueron 54.
  • Más asistentes por partido: Aunque las tomas de televisión dejaban ver grandes huecos en las gradas de los estadios, Brasil 2014 tuvo el mayor promedio de asistentes por partido en 20 años. En el torneo que acaba de finalizar se registraron 52,760 espectadores por partido en promedio. En Estados Unidos 1994 fueron 68,991.

 

A continuación presentamos el total de goles y promedio por partido de los últimos Mundiales hasta el de 1978 y de asistencia en promedio a los estadios. Todos los datos también son de la FIFA.

 

Total de goles

  • Brasil 2014: 171 (2.7 goles por partido)
  • Sudáfrica 2010: 145 (2.3)
  • Alemania 2006: 147 (2.3)
  • Corea-Japón 2002: 161 (2.5)
  • Francia 98: 171 (2.7)
  • EE.UU. 94: 141 (2.7)
  • Italia 90: 115 (2.2)
  • México 86: 132 (2.5)
  • España 82: 146 (2.8)
  • Argentina 78: 102 (2.7)

 

Promedio de asistencia por partido

  • Brasil 2014: 52,760 personas por partido
  • Sudáfrica 2010: 49,669
  • Alemania 2006: 52,491
  • Corea-Japón 2002: 42,268
  • Francia 98: 43,517
  • EE.UU. 94: 68,991
  • Italia 90: 48,388
  • México 86: 46,039
  • España 82: 40,571
  • Argentina 78: 40,678

 

FIFA no estuvo a la altura

Por el lado de la organización, la FIFA fue protagonista por las decisiones controversiales o los escándalos de corrupción en que estuvieron involucrados algunos de sus directivos, de los cuales se enumeran algunos:

 

Ley Budweiser

Desde 1993, la venta de alcohol está prohibida en los estadios de Brasil. Pero la FIFA presionó al gobierno para que durante el campeonato se vendiera cerveza Budweiser, patrocinador oficial del evento.

“Las bebidas alcohólicas son parte de la Copa del Mundo de la FIFA, así que las tendremos. Disculpen si parece un poco arrogante, pero no vamos a negociar”, dijo el secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, a principios del campeonato.

 

Reventa de boletos

La firma llamada Match Services se encargó del sistema de venta de boletos del Mundial. Pero su director es  prófugo de la justicia, pues se le acusa de encabezar una red de reventa de boletos VIP para los partidos del Mundial.

No es el único involucrado. La policía de Brasil investiga al menos a 12 personas más, como familiares de futbolistas y hasta directivos de la FIFA, como Julio Grondona, presidente de la Asociación de Futbol de Argentina.

 

Sanción a Luis Suárez

La FIFA quiso dar un castigo ejemplar y sancionó al delantero uruguayo Luis Suárez, responsable de dar un mordisco al italiano Giorgio Chiellini, con nueve partidos de suspensión e impidiéndole cualquier actividad relacionada con el futbol durante cuatro meses.

Esta sanción fue considerada excesiva por varios jugadores, Chiellini incluido, y encendió un debate entre aficionados y analistas sobre la severidad con la que deben castigarse ciertas acciones. Algunas entradas fuertes en otros partidos, que dejaron lesionados a los jugadores que las recibieron, no fueron merecedoras de tarjeta roja y tampoco fueron perseguidas de oficio.

 

Corrupción en elección de Qatar

El asunto más espinoso para la FIFA es la forma en que se eligió a Qatar como sede del Mundial de 2022. Una investigación de France Football reveló que varios directivos de federaciones, incluidos los presidentes de Real Madrid y el hasta hace poco del Barcelona, Sandro Rosell, fueron artífices para que el emirato consiguiera los votos necesarios para resultar ganador.

Aparte de los actos de corrupción, el calor en el verano catarí haría desaconsejable celebrar el campeonato. Pero el secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, externó en enero del presente la descabellada idea de modificar los calendarios de todas las federaciones de futbol para celebrar el Mundial entre diciembre y enero.

En mayo, su jefe, Joseph Blatter, le corrigió la plana. “Fue un error elegir a Qatar”, admitió.

 

Siguientes artículos

Los 10 trabajos en peligro de extinción
Por

Los avances tecnológicos en diversas industrias hacen que las perspectivas de contratación en muchos puestos de trabajo...