Los inversionistas chinos ya producen en ese continente ajonjolí, trigo y maíz, y la cosecha se exporta en su totalidad a China.

 

Por Dan Alexander

PUBLICIDAD

A medida que la población mundial se acerque a 9,000 millones de personas en 2050 y la demanda de alimentos se dispare, la mayor oportunidad para hacer dinero con la agricultura podría estar en África. El 70% de la tierra arable no cultivada del mundo está en ese continente, de acuerdo con Sara Menker, fundadora de Gro Inteligencia, una compañía de datos agrícolas, con oficinas en la ciudad de Nueva York y Kenia.

Y si hay un país que está aprovechando esa oportunidad, es China. La república popular ha comprado cerca de 5 millones de hectáreas de tierra para cultivar los granos que se envíen de vuelta a China, dijo Menker frente a 425 empresarios, inversionistas y ejecutivos de la agricultura en la Cumbre Forbes Reinventando la Tecnología Agrícola de Estados Unidos, en Salinas, California. “El mundo no sabe nada de ello porque estos acuerdos se han dado en absoluta discreción”, añadió. “Éstas son las operaciones agrícolas a gran escala que producen ajonjolí, trigo y maíz para exportarlo a China. En realidad no interactúan con el agricultor africano, no se negocian localmente, es puramente para la exportación a China.”

Las inversiones chinas no están dando sus frutos por el momento. Puede haber mucha tierra en África, pero gran parte del paisaje rural no está conectado a los puertos ni cuenta con la infraestructura adecuada. Eso significa que los nuevos inversionistas en el continente, que también incluyen a gobiernos como los de Arabia Saudita, Qatar y los Emiratos Árabes Unidos, tienen que gastar miles de millones de dólares construyendo vías de acceso antes de poder empezar a cultivar.

Las empresas privadas de agricultura de la India han tenido más problemas para empezar, dijo Menker, porque no tienen los enormes presupuestos gubernamentales para financiar mejoras en la infraestructura. “Han tenido menos éxito debido a que es muy complejo hacer frente a esas economías en las primeras etapas. Hay que desplegar miles de millones de dólares desde el primer momento.”

Pero las inversiones no parecen estar disminuyendo. Menker predice que gran parte de los alimentos del mundo eventualmente provendrán de África. “Se trata realmente de en dónde están las oportunidades para nuevas tierras de cultivo. Veremos muchos cambios en la producción comercial de alimentos en diferentes partes del mundo.”

 

Siguientes artículos

Más allá de la fuga del ‘Chapo’… es hora de legalizar las drogas
Por

Para que la fuga de Joaquín Guzmán Loera no se quede en un asunto de recaptura de un delincuente, tomemos la oportunidad...