Los planes de Marissa Mayer para Yahoo coinciden más con los de Bezos para su nuevo diario de lo que podría imaginarse. Te los contamos a detalle.

 

Por Jeff Bercovici

 

Para un paciente enfermo como el Washington Post, no hay modo de mejorar hasta que el médico dé con el padecimiento que le aqueja. Jeff Bezos ya tiene el diagnóstico pero ¿podrá administrar la cura?

En su primera entrevista de fondo desde que compró el Post el mes pasado, y en una visita de dos días a sus oficinas, el fundador de Amazon demostró que entiende por qué el Post y otros periódicos como ese están sufriendo. Y no es de extrañar, dado el papel que desempeñó en la construcción de la industria que ahora hace sufrir a la prensa escrita.

El Post, dijo, “derrama energía e invierte sudor y dólares para descubrir historias importantes, y luego un montón de sitios web lo resumen en unos cuatro minutos y los lectores pueden acceder a la noticia de forma gratuita”.

Para romper con esa dinámica, dijo a los empleados de la sala de redacción, el mensaje tiene que convertirse en un “ritual diario en paquete”, cuyo valor esté atado a su consistencia y conveniencia, no sólo a la suma de sus noticias. “La gente va a comprar un paquete”, dijo Bezos. “No va a pagar por una historia.”

Es difícil escuchar la frase “ritual diario en paquete” sin pensar en otra millonaria de Silicon Valley que está trabajando para resucitar a otra institución: Marissa Mayer, quien ha dicho que la misión de Yahoo es servir a los “hábitos diarios” de sus usuarios.

Desde luego que Yahoo y el Post son criaturas muy diferentes. A pesar de los esfuerzos realizados por el predecesor de Bezos, Don Graham, el Post nunca fue un líder en tecnología, incluso para los relativamente bajos niveles de la industria periodística. Y mientras que Yahoo apenas obtiene algunas ganancias de sus productos de pago y sus ingresos provienen casi en su totalidad de la publicidad, Bezos ha dejado claro que concentrará todas sus energías en conseguir un mayor número de suscriptores.

Sin embargo, los hábitos de los que Mayer habla —noticias, deportes, clima, finanzas, entretenimiento— son en su mayoría áreas que cubre el Post. Y mientras Bezos dice darle la importancia adecuada a la misión periodística del diario y a su ilustre pasado, también ha dado indicios de que su visión del diario ideal es quizá más parecida a Yahoo de lo que muchos en el Post podrían encontrar reconfortante.

Bezos señalados para alabanza dos artículos de la reciente cobertura del Post. Uno era un listicle titulado ” 9 preguntas sobre Siria que eran demasiado avergonzado como para pedir” que no estaría fuera de lugar en Buzzfeed . El otro era un obituario de un gorila bar, el tipo de colorido historia de interés humano que , a pesar de ser aparentemente sólo de interés local, a menudo termina siendo presentado en foros como, bueno, la página web de Yahoo .

Bezos ha encapsulado su filosofía de noticias de esta manera: “La regla número uno tiene que ser: No seas aburrido.”

Imagínense esas palabras saliendo de la boca de Don Graham, o Ben Bradlee.

Si la recepción de Bezos en la sala de redacción fue muy favorable se debe, en parte, a que no hay discusión sobre su diagnóstico y nadie ignora las consecuencias del mismo. Cuando él dice que el Post tiene que crecer o morir, los periodistas en el diario saben que tiene razón.

Pero también están tranquilos por su dicho de que espera que el cambio tome años, y por su historia de renunciar a los beneficios a corto plazo con el fin de invertir en Amazon.

No estoy tan seguro de que deberían estarlo. Mientras que la paciencia es real, las personas que conocen a Bezos también dicen que le gusta actuar con decisión. El cambio en el Post podría venir más temprano que tarde, y resultar en algo muy diferente que el diario al que estamos acostumbrados.

 

Siguientes artículos

Big Data y Fuga (en re menor)
Por

¿Qué hacer y cómo hacer para evitar las fugas de información desde tus sistemas informáticos? ¿Cómo elegir la solución a...