Por Alberto Pardo*

La adopción de dispositivos móviles se ha acelerado en los últimos 10 años y la innovación tecnológica juega un papel cada vez más importante en este aspecto. Hoy vemos que los móviles son mecanismos masivos con nuevas y mejores funciones que no sólo acompañan a las personas diariamente, sino que también representan un mercado potencial para diversas industrias como las telecomunicaciones e incluso la publicidad.

El mundo ya es móvil, de acuerdo con el estudio Mobile Advertising Forecasts, se estima que para finales de este año la penetración de smartphones llegue a ser del 66%, en 52 países que representan más de la mitad de la población mundial.

Sin duda, pensar en “mobile only” es una realidad, no sólo por el creciente número de personas que usan un smartphone, sino también por la aportación económica que brinda esta industria a la economía mundial. En el 2017, por ejemplo, el ecosistema móvil generó 3.6 billones de dólares y se espera que para el 2022 tenga un crecimiento de 5%, alcanzando los 4.6 billones de dólares, de acuerdo con el estudio Economía Móvil de GSMA.

PUBLICIDAD

Esta contribución económica se debe, en gran parte, a la adopción de tecnologías como el Internet de las Cosas (IOT) y la  Inteligencia Artificial (IA), temas que han sido el enfoque central de la agenda del Mobile World Congress 2018, evento en donde se reúnen todo los actores del ecosistema móvil (operadores, fabricantes, agencias de publicidad, empresas de tecnología, compañías especializadas en datos, entre otros) con el objetivo de compartir experiencias y dar a conocer la perspectiva global que se tiene sobre la industria móvil.

Entre las tendencias más importantes en este congreso y que me parece relevante compartir son:

  • Video móvil. 57% de los consumidores consume más videos en dispositivos móviles que a través de una PC; por lo que, sin duda, este formato está revolucionando la manera de hacer publicidad.
  • Red 5G. Tecnología inalámbrica que permite conexiones móviles de mayor calidad y además con gran velocidad. De acuerdo con estimaciones de la GSMA, la cobertura 5G se extenderá gradualmente desde mediados del 2020, hasta llegar aproximadamente al 50% de penetración para el 2025.
  • Internet de las Cosas (IOT). A medida que la red de transmisión de datos sea mejor, la interconexión digital de objetos cotidianos con Internet será cada vez más común alcanzando niveles superiores y dando lugar a iniciativas como Smart Cities (ciudades inteligentes) y Medidores Inteligentes (Smart meters).

Indudablemente, esta revolución tecnológica móvil, seguirá modificando los hábitos de consumo pues los usuarios siguen conectados a redes móviles y serán más propensos a la adopción de tendencias. Hay que recordar que los móviles ya no sólo son un aparato de entretenimiento, ahora se utilizan para trabajar, dar seguimiento a temas personales e incluso para comprar y pagar cualquier producto y/o servicio.

Las tecnologías y los servicios móviles generan el 5% del Producto Interno Bruto de América Latina y se espera que en dos años la aportación llegue a crecer 5%. Estamos en una etapa de metamorfosis, donde la movilidad es la responsable de esta gran transformación y por ello se necesitan equipos innovadores y aliados que respondan a las futuras necesidades de los usuarios.

*CEO y fundador de Adsmovil, empresa especializada en soluciones de publicidad móvil.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

reuters-utomotriz-mx
Automotrices, ¿listas para cambios en TLCAN?
Por

Las empresas del sector automotriz deben estar revisando ahora mismo cómo transformar su cadena de suministro, frente a...