El desarrollo de la tecnología seguirá jugando un papel preponderante en la capacidad y calidad de vida del trabajador Z; la movilidad y el trabajo de manera remota será la regla.

 

 

Aunque ya hemos hablado anteriormente de la Generación Z o Gen Z, los sucesores de los millennials, chicos que actualmente tienen entre cinco y 20 años, es importante destacar que hoy representan la parte más gruesa de la pirámide poblacional en México.

PUBLICIDAD

A ellos les tocará reaccionar ante los problemas (que actualmente postergamos) para sobrevivir en un entorno cada vez más escaso y competitivo. Ésta es una generación armada de pragmatismo, transparencia y tecnología.

Hablamos de la fuerza laboral del mañana, la cual se enfrentará con un nuevo set de reglas fijadas por el entorno y delineadas por su carácter.

¿Cómo será el futuro del trabajo para esta generación, pensando en sus características esenciales?

Un rasgo importante de la Gen Z es su comportamiento de nodos: emisores, curadores, transmisores de información, que se encuentran trabajando en conjunto con su network para lograr una red de multiconexiones e hiperestimulación, en la que todo el tiempo se construyen ideas y se distribuyen mensajes.

Esta calidad de nodo será fuertemente retomada como una habilidad valiosa del trabajador del mañana, quien enriquecerá las organizaciones por medio del conocimiento colaborativo y la copropiedad de ideas.

Esta nueva actitud, mañana más que nunca, representará más que un acto: “Compartir” los éxitos no será algo que les reste valor individual, sino una posibilidad de crecer sus proyectos y mejorar sus resultados. Siempre conectados y con grandes cúmulos de información pasando entre ellos, valorarán más que cualquier otra generación la transparencia dentro de las empresas. Esto los llevará a fomentar una cultura de la retroalimentación más clara y directa con los superiores, así como a propiciar relaciones mucho más horizontales dentro de las organizaciones.

Por ejemplo, en corporaciones de avanzada cada vez se plantean con mayor naturalidad los espacios de trabajo compartidos, versátiles, abiertos y multiusos, en los que no sólo se derriban las jerarquías a la vez que desaparecen los muros y las puertas cerradas, sino que también crecen las colaboraciones orgánicas entre diversas áreas de trabajo. El clima laboral se vuelve mucho más sano y con mayores aprendizajes.

Esta misma transparencia, que lleva hacia la colaboración, permite generar una flexibilidad de roles en la que se le permitirá al trabajador Z explotar su potencial y su capacidad de aprendizaje más allá de los límites de su puesto y área de responsabilidad: tener un nombre de puesto definido será obsoleto.

Por su parte, el desarrollo de la tecnología seguirá jugando un papel preponderante en la capacidad y calidad de vida del trabajador Z; la movilidad y el trabajo de manera remota será la regla.

Actualmente contamos con dispositivos como Nexphone –un teléfono capaz de convertirse en tableta y computadora–, que se encuentran en desarrollo para permitirle al trabajador continuar con sus labores desde cualquier espacio físico y dispositivo, gracias a que siempre traerá consigo todos los datos necesarios para generar un espacio de trabajo completo en cualquier lugar que se encuentre.

La avidez por actualización y profundización de conocimiento de la Gen Z –que actualmente vemos reflejada en la forma en la que esperan y adoptan nuevas tecnologías, navegando cómodamente entre cúmulos infinitos de información perteneciente al deep web– serán factores fundamentales para su avance y supervivencia frente a un futuro laboral (además de económico, ambiental, político…) incierto y fuertemente competido.

La Generación Z nos demostrará que ahora, y mañana más que nunca, la única constante para conseguir el mejor trabajo y desempeñarlo de la mejor forma será adaptarse y fomentar el cambio.

¿Estás listo para impulsar la evolución de tu organización hacia la nueva cultura generacional?

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @BigFootMex

Facebook: Bigfoot México

Página web: BigFoot

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Colombia: de Pablo Escobar al país de moda
Por

Colombia despega / Primera parte: Colombia quiere colocarse como uno de los principales destinos de inversión en Latinoa...