Uno de los grupos empresariales más poderosos de la India, y del mundo, encendió su radar en este país el año pasado. Hace unas semanas platicamos con el líder del equipo de élite que construye relaciones y analiza oportunidades a ras de calle.

 

Manish Vyas visitó Mé­xico hace unos días encabezando un equipo de élite de Tech Mahindra que andaba construyendo relaciones, buscando nuevos negocios y afinando sus alianzas con sus socios globales en este territorio. “Andamos de visita, ofreciendo resolver los problemas que le hemos resuelto a grandes compañías en todo el mundo”, dice en entrevista el presidente del Negocio de Comunicaciones de la gigante de la India.

La empresa, que encabeza Chander Gurnani y que sumaba una capitalización de mercado de 9,900 millones de dólares (mdd) al cierre de mayo de este año, comenzó a operar en este país apenas en 2014. Manish Vyas dice que las reformas recién aprobadas, la situa­ción económica de México y su ubicación representan para ellos una gran oportu­nidad de hacer negocios.

PUBLICIDAD

“Para ambos, es decir, para nosotros y para las empresas que están aquí basadas”, asegura en un cuarto de hotel muy cerca del Centro Histórico de la Ciudad de México, en donde se hospeda. Lo acompaña Jenny Jacob, quien encabeza los negocios de Tech Mahindra en esta nación.

Vyas recuerda que Tech Mahin­dra es un negocio de tecnología, digital, consultoría y desarrollo de soluciones que factura 4,000 mdd anuales, que está presente en aproxi­madamente 60 países y que emplea a más de 110,000 personas alrededor del mundo.

“Eso es solamente en el área de tecnología, como sabes, somos parte de Mahindra Group”.

El Grupo Mahindra fue fun­dado en 1945 como una empresa especializada en el acero, que en 1947 comenzó a fabricar el clásico Jeep Willys especialmente para los caminos de la India. A lo largo de los años, cuenta su historia oficial, se ha diversificado en todos los negocios posibles, algo que los ha llevado a crecer como una empresa de más de 200,000 empleados y con presencia en más de 100 países.

Hoy, agregan los do­cumentos oficiales, sus operaciones están en 18 industrias clave en la eco­nomía moderna: aeroes­pacial, defensa, construc­ción, consultoría, energía, equipo para granja (son los principales fabricantes de tractores en el mundo), finanzas, banca, tecnología de la información, auto­móviles y hasta vehículos de dos llantas, por citar algunos ejemplos.

“Tuvimos cerca de 17,000 millones de dólares de ingresos el año pasado”, explica Manish Vyas durante la charla, para hacer notar el tamaño del grupo al que perte­necen. Le recordamos que es un número importante de empleados el que concentra Tech Mahindra, empresa fundada por el emporio en 1986, enfocada principalmente en proveer soluciones a las empresas de telecomunicaciones.

“Hemos estado haciendo eso, de los 4,000 millones de dólares, un 53% de ese total viene de telecomunicaciones. Y el resto del negocio viene de lo que hacemos para los bancos, retail, cuidado de la salud, manufactura, en el espacio de los servicios de tecnologías de la infor­mación”, dice Manish Vyas.

La FIFA, por ejemplo, es una de las grandes marcas globales que hace uso de los servicios tecnológi­cos de Tech Mahindra, al igual que empresas como Sprint, Samsung, T Mobile o Verizon.

“Los servicios que ofrecemos en este momento y los problemas que podemos resolver en México están alrededor de todos los negocios, seas un banco, seas una empresa de telecomunicaciones o seas una empresa de petróleo o gas, o una fábrica, todos los negocios se están volviendo digitales”, señala el líder durante la charla, cuando le preguntamos a qué empresas espe­cíficamente atienden en este país. “Las empresas se están enfocando en el software, los negocios se están volviendo más y más digitales”.

grafico_tech_india

Muchas compañías, acepta, se dedican a resolver este tipo de problemas. Muchas de ellas son sus aliadas. Entre sus aliadas estratégi­cas se encuentra CA Technologies, Cisco, IBM, EMC, SAP, Microsoft, Oracle, HP y Juniper.

“Algunas personas constru­yen software, otras construyen hardware, algunos dan consultoría. Desde donde venimos, brindamos consultoría, integración de siste­mas, le ofrecemos a nuestros socios poner juntas las soluciones. Nues­tro negocios es más como… imagina un edificio, y nosotros somos como el arquitecto, entonces vamos a darle la capacidad de administrar todo el edificio, pero los ladrillos no los ponemos nosotros, los ladri­llos los hace alguien más”.

Insistimos en conocer qué com­pañías son sus clientes en México. “Estamos hablando con muchas compañías aquí, estamos hablando con algunas grandes compañías de telecomunicaciones, porque ese es nuestro negocio central. Estamos hablando con muy grandes empre­sas de petróleo y gas aquí. También estamos hablando con bancos. Entonces, son diferentes tipos de empresas con las que estamos ocu­pados. Sólo para darte perspectiva, adquirimos una empresa llamada LCC, con base en Washington DC”.

Lightbridge Communications Corporation (LCC) pasó a ser parte del grupo en febrero de 2015, luego de que meses antes se anunció que la firma de la India pagaría unos 240 mdd por ella. Con sede en McLean, Virginia, LCC es una de las más grandes pro­veedoras mundiales de servicios de ingeniería para redes en la industria de las telecomunicaciones.

Ha construido más de 350 redes y diseñado más de 350,000 sitios para co­nexiones para móviles para más de 400 clientes.

“LCC tiene unos 200 empleados en México, atendiendo al mercado mexicano”, dice el directi­vo. “Entonces eso es ahora parte de nosotros. Ellos están atendiendo a empre­sas mexicanas, Iusacell y Nextel, entonces, AT&T, nosotros somos parte de eso”.

Manishi Vyas dice que no está aquí solamente por AT&T, reitera que no está aquí solamente por un cliente. Le preguntamos eso por los recientes anuncios que ha hecho la estadunidense en México y preci­samente por la expectativa que ha generado el proyecto de crecimien­to que avizoran. “Estamos aquí por México, no por una compañía”.

Insistimos en que AT&T ha sido muy agresiva con sus mensa­jes, hablando de proveer el mismo servicio y los mismos precios que tiene en Estados Unidos a los mexicanos. Asimismo, romper las fronteras y asegurar que los habi­tantes del primer mundo cuenten con servicios de calidad en un país en vías de desarrollo como México.

“No voy a darle mucho atributo a eso, honesta­mente, porque nosotros lanzamos nuestro negocio en México el año pasado, cuando no existía esa dis­cusión. No sabíamos que estábamos haciendo ne­gocios con una compañía que AT&T compraría. No sabíamos, fue solamente suerte”.

Vyas dice que tienen un centro de desarrollo avanzado que da servicio a bancos en México, no son mexicanos. Son compañías de Canadá y Estados Unidos que nece­sitan sus soluciones en este país.

“Creo que nuestra presencia aquí es por más de una razón”, aclara nuevamente. “No está relacionada solamente con una compañía. Por eso no te doy un nombre, te hablo de toda la industria”.

Están aquí, dice el presidente del negocio de comunicaciones de Tech Mahindra, porque hacen co­sas que nadie más hace en el mun­do. Como Mahindra Group, tienen negocios en más de 25 diferentes industrias. “El tipo de industrias a las que nuestra compañía le brinda soluciones tecnológicas, y eso como un todo es muy difícil de brindar, nosotros hemos pasado décadas trabajando en ello. Eso es una gran ventaja”.

Le recordamos que cuando íbamos en camino a visitarlo, pasó por nuestra mente la idea de que pronto llegarían a vender sus autos a México, como hacen en otros paí­ses. “Tenemos buenos planes para México”, acepta. “Un producto que queremos traer se llama GenZe”.

GenZe es un scooter eléctrico que ya venden en algunas partes del mundo por un precio que ronda los 3,000 dólares. Este vehículo, diseñado y construido en Michigan, por Mahindra, está pensado para las ciudades. Algunos lo consideran la Vespa de las motos que funcionan con electricidad. La empresa expli­ca que fue un producto concebido en Silicon Valley.

“GenZe es una moto eléctrica que fue diseñada en Los Ángeles y se fabrica en Detroit, está muy dise­ñada para escuelas y ciudades, para moverte a unos cuántos kilómetros por hora, estamos muy interesados en traerla a este mercado. No puedo hablar mucho de ella porque no es parte de mi negocio”.

Manish Vyas dice que cuando el CEO de Mahindra Group, el multi­millonario Anand Mahindra, le pre­gunta por México, él le explica que vive una situación económica muy buena, que le está yendo muy bien al país. “Estamos buscando que al menos dos o tres de nuestros ne­gocios se vuelvan muy grandes en México. Uno es el de los vehículos eléctricos, otro es el negocio de la tecnología y el tercer negocio, que está creciendo muy bien en Estados Unidos, es el de los tractores. Cree­mos que esos tres negocios tendrán muy buenos días en México”.

Dice que los inversionistas deben estar seguros de que el mensaje hacia ellos es que México es tomado muy en serio dentro de los planes de negocios de Mahindra Group. “Creemos mucho en este mercado, tenemos más de 300 personas trabajando en este mercado hoy, mientras platica­mos, dos centros de desarrollo, tenemos un country manager dedicado a este país. Estos no son pasos pequeños”.

Su expectativa es cerrar con unos 500 empleados este año trabajando en México, aumen­tar su base de clientes, pero además atender a las empresas locales, dar servicios a las extran­jeras desde aquí.

“Este es un mercado altamente competitivo, no hay duda de ello”, dice Manish Vyas cuando le pre­guntamos si están seguros de que triunfarán en un mercado que está dominado por empresas mexicanas como Softtek, de Blanca Treviño. “Pero para ponerte las cosas en perspectiva: Tech Mahindra, 10 años atrás era una empresa con ingresos de 150 millones de dólares anuales. En 10 años pasamos de 150 a 4,000 millones de dólares. La industria ha sido competiti­va siempre, en todo el mundo, nosotros estamos seguros de que si tejemos buenas relaciones con algunas compañías y creamos relaciones muy profundas con esas personas, podemos ir y trabajar a profundidad con ellos. “No todas las empresas buscan lo mismo, tal vez eso parece superficialmente, pero cuando comienzas a construir una relación, te das cuenta de lo que necesitan y lo puedes ofrecer. Por ejemplo, en teleco­municaciones nadie hace tanto trabajo como nosotros. Tenemos una presencia muy grande, muy poca gente puede contar con esa experiencia, desde tecnología, desde redes, digital, análisis… a eso le llamamos una milla de largo, por 10 millas de profundidad. Ese es nuestro mantra”.

 

Siguientes artículos

Datos de octubre bastarían para alza de tasas: Fed Atlanta
Por

El presidente de la Reserva Federal de Atlanta dijo la semana pasada que la Fed necesitará monitorizar la fortaleza del...