Tanto el gobierno federal como el gobierno de la Ciudad de México deben empezar a generar políticas públicas que eviten expulsar la vivienda social fuera de las ciudades y centros urbanos, de lo contrario en poco tiempo habrá consecuencias por el rezago social que genera este tipo de prácticas.

Hasta el momento la política de la generación de vivienda en el país se ha enfocado en la construcción en masa de casas habitaciones pero ha dejado a un lado la dignidad de estos espacios, señaló Tatiana Bilbao, reconocida arquitecta mexicana.

Uno de los aspectos centrales de la vivienda digna es el entorno en el que se encuentra y la ubicación, pero hasta la fecha los gobiernos federales y estatales no se han asegurado de establecer los desarrollos de vivienda en los centros de las ciudades sino expulsarlos.

“Me preocupa que se ha perdido el interés por construir vivienda digna en todos los sentidos. Una cosa es producir vivienda, eso se ha hecho exitosamente, porque se ha producido una gran cantidad de vivienda, sin embargo, no son dignas y es que es un hecho hay una corresponsabilidad importante entre el gobierno y el sector inmobiliario”, apuntó Bilbao en entrevista con Forbes, luego de concluir su participación en el Foro Forbes Inmobiliario 2019.

Lee también: Foro Forbes Inmobiliario: una radiografía de las ciudades en México

La especialista puso como ejemplo a Francia que desde hace 50 años ha tratado de revertir la tendencia de expulsar la vivienda social a la periferia de las grandes ciudades.

“Se dieron cuenta que construir vivienda en las periferias de la Ciudad podía generar problemas muy fuertes de segregación social, hoy están viviendo las consecuencias, se dieron cuenta hace 50 años y empezaron con políticas públicas para transformar eso y apenas hoy están viendo que está política generando oportunidades para vivir en zonas centrales, sin embargo todavía tienen que revertir ese rezago que generaron de forma impresionante”.

Consideró preocupante que hasta el momento no se presente un plan integral acorde a estos objetivos por parte de las autoridades federales y locales.

“No veo hasta hoy, no escuchado ni leído ninguna intención en generar ua política ´parecida y realmente toma mucho tiempo. Y en este ejemplo de Francia, hay que destacar que desde siempre el suelo está controlado por el gobierno y el gobierno muy fácilmente puede obligar a cualquier persona a generar vivienda social intraurbana de forma rápida. La vivienda social no puede ser un negocio y no se puede dejar a la especulación del mercado”, apuntó.

Te puede interesar: Retomarán 70 proyectos inmobiliarios en alcaldía Miguel Hidalgo

 

Siguientes artículos

Crece la lucha global de One Free Press Coalition por la libertad de prensa
Por

TV Azteca es el único medio mexicano, después de Forbes México, que pertenece a este grupo en favor de los derechos de l...