Por primera vez en más de medio siglo, candidatos independientes en el Distrito Federal buscarán conseguir las firmas suficientes para competir en las elecciones intermedias de este 2015. No es una meta fácil, los obstáculos son varios y el presupuesto asignado es nulo.

 

Las elecciones intermedias de este año contarán con la participación de los candidatos independientes que desde 1930 se mantuvieron ausentes. Gracias a esta figura, cualquier ciudadano podrá participar para buscar la jefatura de gobierno, una de las jefaturas delegacionales o alguna diputación local.

En conferencia de prensa, 22 candidatos independientes hablaron acerca de los retos que enfrentan para lograr un lugar en las boletas electorales de las próximas elecciones intermedias que se llevarán a cabo el siete de junio. Uno de los obstáculos más importantes tiene que ver con la falta de recursos propios o asignados por el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) y el Instituto Nacional Electoral (INE).

PUBLICIDAD

A diferencia de los partidos políticos que para estas elecciones tendrán un presupuesto de 5,356 millones de pesos (mdp), los candidatos independientes dependen de sus propios recursos. Sólo recibirán financiamiento público y tiempo en medios hasta que se apruebe su registro.

Otro problema es el número de firmas que deben juntar para obtener su registro. La cantidad necesaria depende del tamaño de la demarcación y pueden ser desde las 3,500 firmas, a las 27,347 que necesita el candidato a jefe delegacional de Iztapalapa, en el Distrito XXIII. Es obvio que sin recursos esta tarea se vuelve más complicada.

Las firmas recaudadas de los candidatos independientes deben presentar una copia de la credencial de elector de cada uno de los ciudadanos que los apoyen. Los partidos políticos no deben cubrir este requisito.

Además, los candidatos necesitan juntar en sólo 30 días el 2% de la lista nominal de la demarcación para competir, mientras que un partido político local sólo requiere 0.2% de la lista nominal del D.F. en un plazo de 60 días.

El tema de la difusión en medios es uno más de los obstáculos que deben superar los candidatos independientes. Con su propio dinero llevan sus propuestas de casa en casa, a través de las redes sociales, volantes y con pláticas directamente con la gente, ya que el INE, según los candidatos, puso la lista de los aspirantes a las jefaturas o diputaciones durante sólo un día y no existen spots televisivos o en radio.

Aunque en 2012 se aprobó la reforma en materia político-electoral que permite las candidaturas ciudadanas, parece ser que estaba hecha para que en realidad no fuera posible llevar a cabo dichos requisitos, afirman.

En sus propias palabras

Aun con todas estas “trabas” impuestas, el ánimo y la confianza de los candidatos independientes no decae, ya que consideran que esta oportunidad es única y puede repercutir en las generaciones futuras.

“No nos han entendido bien los políticos. Los oídos de los políticos han estado cerrados durante mucho tiempo. Creo que ya se les acabo el tiempo. Necesitamos la oportunidad de demostrar que solos podemos decidir, podemos comunicarle a los ciudadanos que representamos lo que quieren y lo que necesitan”, dijo en su turno al micrófono, Oscar Moreno Ramos aspirante a la jefatura delegacional del Distrito XX.

“Esta candidatura es una forma de protestar, porque este país ya no puede seguir en estas condiciones. Este 2015 puede ser un parteaguas y esto debe de crecer como un movimiento. Nosotros debemos empezar a movernos como ciudadanos”, aseguró Hans Salazar Castañeda, aspirante a diputado local en Tlahuac en el Distrito XXXV.

La queja constante de los candidatos independientes estuvo principalmente centrada en los partidos políticos y la complicidad de las instituciones electorales y su negativa velada a estas candidaturas.

“Creo que es muy importante demostrar a los ciudadanos que tenemos la capacidad, la entereza, el carácter, la educación y los principios para hacer de México un país mejor. No podemos continuar con esta situación tan dolorosa, de ver a nuestra ciudad, a nuestra colonia en esta situación. Porque si nosotros no ganamos, si no logramos el éxito, estamos abriendo el camino para nuevas generaciones. Es muy importante dejar este camino para los jóvenes”, habló en su turno Clementina Montes de Oca, abuela, madre y aspirante a Jefa Delegacional de Benito Juárez.

Otro factor aberrante que ven los candidatos independientes en los partidos políticos es el manejo poco escrupuloso del presupuesto. “Celebro ser parte de la primera generación de candidatos independientes. Y participo porque estoy harta de ver que mi delegada está haciendo uso del presupuesto público para llevar a cabo la candidatura de su marido”, afirmó Areli Castilla, aspirante a candidata por distrito XIV en la delegación Iztacalco.

El camino de los candidatos independientes será largo y difícil: primero deberán juntar las firmas requeridas para contender por una candidatura y después luchar contra los partidos políticos que saben muy bien el manejo de la política. El primer paso ya está dado, el tiempo dirá hasta donde llegarán estos ciudadanos con sus aspiraciones.

 

Siguientes artículos

Adiós Google Glass, los lentes de Google salen del mercado
Por

El 19 de enero será el último día que estarán disponibles las gafas en su edición Glass Explorer.    Google informó que...