Mukesh Ambani es el hombre más rico de India y ocupa el puesto 33 en la lista de millonarios de Forbes, es presidente de la empresa Reliance Industries y su vida está llena de excentricidades.

Hoy, su fortuna asciende a 23,200 millones de dólares (mdd), pero hace ya varios años este magnate indio dejó su maestría en la Universidad de Stanford para volver a su país y ayudar a su padre a levantar su empresa Reliance Industries, la cual tiene actualmente un valor de 45,000 millones de euros (mde).

Ambani está casado y tiene tres hijos: Ishah, Akash y Anant. Su esposa, Nita, es la representante de la India en el Comité Olímpico Internacional (COI) desde junio de 2016 y es una presencia constante en la lista de las mujeres más influyentes de Asia.

Tanto Mukesh como su esposa quieren que sus hijos recuerden que sus padres provienen de familias humildes, por lo cual siempre los han hecho moverse en la India, uno de los países con más tráfico, en transporte público.

PUBLICIDAD

Ambani es un gran filántropo, según el portal Quartz, el millonario indio destina un 0.5% de su fortuna todos los años a acciones benéficas para la sociedad de su país. Uno de esos actos fue cuando decidió regalar internet 4G gratis a toda la población durante los meses de septiembre a diciembre de 2016 a través de su empresa de telecomunicaciones Jio, la que él decidió crear luego de que su hija Ishah se lamentara por la mala calidad que tenía el internet en su casa en 2010. Hoy Jio cubre el 80% del territorio de la India con su red.

Lee también: Ismail, el indio más influyente en Silicon Valley

A pesar de que a este magnate que roza la sexta década de edad no le gusta celebrar su cumpleaños, para el festejo de sus 50 años su esposa organizó una fiesta VIP con 500 invitados que fueron llevados en aviones privados al evento. En la fiesta, el homenajeado le regaló a su mujer un avión privado valuado en 55 mde.

Ambani tiene la que presumiblemente es la casa más cara del mundo. Su residencia, llamada Antila, cuenta con 27 pisos y 160 metros de altura, se ubica en pleno centro de Bombay y está valuada en 1,000 mdd, muy por encima de otros hogares considerados entre los más costosos: una casa ubicada en la cima de una colina de Bel Air, valuada en 2015 en 500 mdd; una hacienda francesa en Costa Azul de 425 mdd; y dos penthouse, uno en Mónaco con valor de 400 mdd y otro en Londres vendido en 2011 por 221 mdd.

Los que han tenido el privilegio de conocer la residencia de los Ambani afirman que por petición de su mujer no hay dos pisos iguales. Su estructura es cuadrada y está inspirada en los Jardines Colgantes de Babilonia. En ella hay helipuertos, spas, jardines, teatros, habitaciones para invitados, 10 elevadores y hasta una pista de hielo. La construcción de esta obra arquitectónica tomó tres años y fue diseñada por la firma norteamericana Perkins+Will.

Esta vivienda es más grande que el Palacio de Versalles y adentro todo está bajo los estándares del Vaastu, corriente india similar al Feng Shui, que permite que las energías positivas se muevan por el edificio.

De sus tres hijos, los dos mayores, Ishah y Akash, han seguido los pasos de su padre, estudiando ella en Yale y él en Brown, ocupando puestos de responsabilidad en alguna de las empresas que constituyen el conglomerado que es Realiance Industries.

En cambio, el menor, Anant, es distinto. Se hizo famoso en 2012 al donar a un templo, a modo de ofrenda, un elefante blanco tailandés, algo poco común. Pero cuando su notoriedad de verdad aumentó fue al lograr bajar 108 kilos en 18 meses a base de una dieta de cero azúcar y yoga.

No obstante, tanto Mukesh como su mujer Nita se han encargado de declarar que ellos siempre tienen presente que su orígenes son humildes y que no hay nada más preciado en este mundo que la vida misma.

Te puede interesar: Los billionaires más jóvenes del mundo en 2017

 

Siguientes artículos

H&M llegará a nuevos lugares de México en 2017
Por

H&M abrirá tiendas en Mérida, Pachuca, Cuernavaca, Saltillo, Chiapas y Cancún.