Ya hay un nuevo Instituto Nacional Electoral, y su labor de fiscalización de los recursos de los partidos políticos deberá ser una de sus prioridades.

 

El pasado 3 de abril de 2014, la Cámara de Diputados de México aprobó la designación de los 11 integrantes del Consejo General del nuevo Instituto Nacional Electoral (INE) con lo que se abre una nueva etapa en el proceso de constante evolución del sistema electoral mexicano. Considero adecuados los nombramientos pues además de pasar por un arduo proceso de selección se trata de personas con experiencia en la materia, situación que sin duda es indispensable al desarrollar las actividades para las que fueron designados.

De acuerdo al portal del INE: “La reforma constitucional en materia política-electoral aprobada por el H. Congreso de la Unión, así como por la mayoría de las legislaturas de los estados, publicada el 10 de febrero de 2014 en el Diario Oficial de la Federación, rediseña sustancialmente nuestro régimen electoral. Su objetivo principal es homologar los estándares con los que se organizan los procesos electorales federales y locales y así, garantizar altos niveles de calidad en nuestra democracia electoral. El aspecto más sobresaliente de la reforma es la transformación del Instituto Federal Electoral (IFE) en una autoridad de carácter nacional: el Instituto Nacional Electoral (INE)”.

PUBLICIDAD

Tema relevante en México y el mundo es sin duda la fiscalización de los recursos de los partidos políticos, en esta materia dicho portal establece que: “Se establecen obligaciones para vigilar de modo más efectivo el uso de recursos que hacen los partidos durante las campañas, lo que fortalecerá la transparencia y la equidad en las contiendas.

Ahora el INE se encargará de fiscalizar los recursos de los partidos políticos no sólo a nivel federal, como sucedía antes de la reforma, sino también a nivel local. Para generar resultados más oportunos, el INE realizará la fiscalización de forma expedita, es decir, en el transcurso de las campañas y no una vez que terminen”.

De acuerdo al Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (COFIPE), La Unidad de Fiscalización de los Recursos de los Partidos Políticos del INE tiene, entre otras las facultades de: 1) Vigilar que los recursos de los partidos tengan origen lícito y se apliquen estricta e invariablemente a las actividades señaladas en el Código; 2) Recibir los informes trimestrales y anuales, así como de gastos de precampaña y campaña, de los partidos políticos y sus candidatos, así los demás informes de ingresos y gastos establecidos en el Código; 3) Ordenar la práctica de auditorías, directamente o a través de terceros, a las finanzas de los partidos políticos y ; 4) Ordenar visitas de verificación a los partidos políticos con el fin de corroborar el cumplimiento de sus obligaciones y la veracidad de sus informes.

Sin duda la labor de fiscalización de los recursos de los partidos políticos será una de las prioridades del nuevo INE por lo que es recomendable que se apoyen, entre otros aspectos, de la información con que cuenta el sector financiero a través de sus procesos de monitoreo de operaciones con recursos de procedencia ilícita, especialmente tratándose del realizado a personas políticamente expuestas, entre las que se consideran, de acuerdo a la Unidad de Inteligencia Financiera a los presidentes, secretarios generales o sus equivalentes y responsables de finanzas de partidos políticos así como candidatos a diversos puestos de elección popular.

En materia de personas políticamente expuestas las últimas recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) de febrero de 2012 mencionan que las instituciones financieras, entre otras actividades, deben tomar medidas razonables para establecer la fuente de riqueza y de los fondos así como llevar a cabo un monitoreo continuo intensificado de la relación comercial. También se menciona que los requisitos aplicables para personas políticamente expuestas deben aplicarse también a los miembros de la familia o asociados cercanos de dichas personas, situación que amplía el ámbito de monitoreo para el caso concreto de representantes de partidos políticos y candidatos.

Asimismo la reciente Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita y sus ordenamientos secundarios establecen diversas obligaciones para  los partidos políticos nacionales o agrupaciones políticas, así como a aquellos partidos políticos que se constituyan en las Entidades Federativas, sería interesante verificar su cumplimiento. Salustio, historiador romano dijo: “Vigilando, laborando y meditando todas las cosas prosperan”. Felicidades a los nuevos consejeros del INE y mis mejores deseos en sus importantes funciones. ¿Usted qué opina, estimado lector?

 

Contacto:
www.garciagibson-consultores.com
[email protected]
@garciagibson

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

 

Siguientes artículos

Ucrania prepara operación contra rebeldes
Por

Ciudades del este de Ucrania se preparaban para acciones militares de las fuerzas del Gobierno.   Reuters SLAVIANSK...