Chris Gnanakone tiene 25 años en el emprendimiento. Ha sido fundador, asesor e inversionista en más de una decena de compañías en Silicon Valley, pero nunca imaginó que su siguiente aventura estaría en México.

Todo comenzó en septiembre de 2014, cuando compró una casa en Los Cabos, Baja California Sur. Las cosas marcharon bien hasta que se topó con un problema nuevo: descubrir que podía quedarse con el tanque de gas vacío sin darse cuenta.

Pronto sabría que era un problema nuevo sólo para él. No entendía incluso cómo podía haber tantos tanques de gas en las azoteas de las casas, sin medidor ni otras maneras de señalar la cantidad de su combustible.

En Google averiguó que, en México, circulan al menos 12 millones de tanques de gas LP, el combustible que utilizan todos los días 90 millones de mexicanos, según la Amexgas. Esta cifra activó el olfato emprendedor de Gnanakone. El mercado de gas doméstico se estima en 8,000 millones de dólares (mdd).

PUBLICIDAD

 

Oportunidad tecnológica

Ocho meses después, Chris fundó Nube, una startup que mide el consumo de gas que hay en los tanques. Basada en Guadalajara, Jalisco, la empresa hace uso del Internet de las Cosas (IoT) para conectar a consumidores, cilindros y empresas comercializadoras de gas.

Lo hace mediante un dispositivo que se coloca en el tanque y que envía a la nube información sobre su contenido de gas; los datos llegan a dos sitios: el smartphone del usuario y la empresa comercializadora, para que vaya a rellenar el tanque una vez que esté por vaciarse.

“Venía trabajando ya con temas del Internet de las Cosas; entonces, cuando vi lo que pasaba con el gas, me di cuenta de que esto lo podíamos solucionar”, dice Gnanakone.

Los principales clientes de Nube son las compañías gaseras, quienes pueden, con esta solución, ganar la lealtad de sus usuarios y reducir los costos de operación de sus camiones de reparto al establecerles una ruta fija.

Actualmente, hay más de dos centenares de dispositivos de Nube en México, con sus clientes Gas Uribe y Oligás, pero su mirada está puesta en 2019, año en el que pretende llegar, al menos, a 500,000 dispositivos colocados en el mundo. Por eso es que, primero, quiere comenzar operaciones en Brasil y Estados Unidos y, posteriormente, en Colombia y Canadá.

Te puede interesar: Gas natural, un combustible que escasea en Latinoamérica y el Caribe

Foto: Nube

 

Te puede interesar: Energía, ¿la próxima crisis en la Ciudad de México?

Mediciones

90 millones de consumidores de gas LP hay en méxico.

8,000 mdd es el valor que tiene el mercado de gas LP en el país.

 

Siguientes artículos

La logística de distribución de Soriana, de clase mundial
Por

Para surtir sus tiendas a tiempo, en la cantidad exacta y al menor costo tiene un megacentro de reparto en Monterrey y h...