Cintillo-Seleccion-F-2015

Es latino, tiene 36 años y un negocio valuado en 500 millones de dólares. ¿La mejor parte? Está cerca de lograr su objetivo: generar una plataforma de enseñanza de idiomas gratuita, rentable y disponible en todo el mundo. Hasta Bill Gates la usa.

 

Texto publicado originalmente el 6 de agosto.

PUBLICIDAD

Hay 100 millones de personas que han utilizado Duolingo, una app para aprender idiomas de forma gratuita, uno de ellos es el hombre más rico del mundo, Bill Gates. El creador de esta herramienta es un joven guatemalteco que a sus 36 años puede presumir de haberle vendido sus dos primeras compañías a Google, uno de sus socios capitalistas más activos.

Es la segunda vez que la edición mexicana de Forbes platica con Luis Von Ahn. Durante la primera charla, Luis habló sobre cómo creó Captcha y Recaptcha, los sistemas de verificación que evitan que los hackers ocupen robots para vulnerar contraseñas. En esta ocasión, el emprendedor actualiza la información: al modelo de negocio de Duolingo se suma el nuevo test center, que permite realizar exámenes de certificación a larga distancia por un pago de 20 dólares.

Es el único servicio por el que Duolingo aplica una tarifa al usuario, pues, en el caso de la app para aprender idiomas, los usuarios en México, por ejemplo, pueden aprender hasta cinco idiomas de manera gratuita.

En una charla en la red social Reddit, los usuarios preguntaron a Bill Gates acerca de qué podría hacer sentir tonto al hombre más rico del mundo. El multimillonario respondió que lo avergonzaba no hablar otro idioma además del inglés, y dijo que había utilizado Duolingo para intentarlo; también señaló que admiraba que Mark Zuckerberg hablara chino tan bien como para dar una cátedra.

Luis remite a la anécdota de Bill Gates, pero cuando lo felicitan aclara: “No creo que sea un motivo de felicitación tanto como una muestra de que la plataforma es universal. Me gusta pensar que Duolingo tiene una interfaz que resulta interesante para el hombre más rico del mundo, pero lo que más me gusta de la empresa es que permite que cualquiera aprenda otro idioma de manera gratuita.”

Luis no tiene empacho en decir que esta empresa nació precisamente porque para él fue complicado aprender y acreditar sus conocimientos en inglés en Guatemala.

El método de aprendizaje de la plataforma implica contestar preguntas, completar formularios y escuchar frases para traducir. Según Luis, cuatro horas de práctica en la plataforma son equivalentes a un curso de un semestre de idiomas en la universidad.

 

¿A la venta?

Duolingo nació con una ronda de capital en la que se recolectaron 15 millones de dólares. Ahora cuenta con capital por 88 millones de dólares. Luis explica que el negocio requiere nueve millones de dólares para cubrir la operación de un año, por lo cual se siente cómodo y considera que lograrán niveles de rentabilidad en un año y medio o dos, sobre todo ante el lanzamiento del test center, que desde el inicio ha logrado certificar a 100,000 usuarios.

−¿Alguna vez recibiste ofertas de compra por tu empresa? ¿Lo has considerado?− se le pregunta.

Von Ahn sonríe. Google ya compró dos de sus empresas y acaba de invertir 45 millones de dólares en el negocio. Cualquier plataforma con 100 millones de usuarios luce como un plato apetitoso no sólo para Google, sino para cualquier gigante tecnológica.

“Sí, las he recibido, por parte de varias empresas. No lo he considerado porque el objetivo de Duolingo es que las personas aprendan idiomas de manera gratuita. Vender la empresa implica ceder el curso de ese objetivo, y no es algo que quiera hacer en ese momento.”

Luis dice que la relación con las firmas que se acercan con intenciones de compra es cordial. En muchos casos, asegura, son empresas con las que le interesa mantener una relación para establecer opciones de colaboración.

“Tienes que ser muy cuidadoso al aceptar una oferta de compra, pero también al rechazarla.”

Duolingo ya está valuada en 500 millones de dólares, sus ingresos provienen de la comercialización de apariciones de marcas en la plataforma de idiomas (la cual no interfiere con el método de enseñanza) y del pago de 20 dólares por la certificación en el test center. El emprendedor explica que la valuación de las empresas es un arma de doble filo, pues muchas tecnológicas han aumentado sus valoraciones de manera acelerada, lo cual implica repercusiones al salir al mercado.

“No está en los planes que Duolingo salga a los mercados. Una valuación alta implica expectativas. Cuando las empresas salen a bolsa y no cumplen esas expectativas, las decisiones, más allá del objetivo del negocio, se ven influidas por la voluntad de los accionistas”, explica Von Ahn.

 

100,000 profesores

México es el cuarto mercado en que Duolingo tiene más usuarios. A Luis Von Ahn le llama la atención el potencial.

“Sucede lo mismo que en Guatemala: hay una gran área de oportunidad para mejorar los niveles de educación básica gratuita”, afirma. Actualmente, en América Latina, hay 100,000 profesores de inglés que utilizan Duolingo como parte de su programa de enseñanza.

La empresa ya estableció un convenio de colaboración con el gobierno de Jalisco, mientras en las escuelas de Colombia los alumnos de Duolingo se cuentan por decenas de miles.

La app concuerda con el panorama actual en el país: 75% de las vacantes para puestos de alta dirección exigen el dominio de un segundo idioma; en el caso de las vacantes para recién egresados, el porcentaje baja a 58%, según datos de Randstad Professionals.

No todo es tan fácil como aprender inglés. Uno de cada siete profesores en escuelas de idiomas no tiene un nivel adecuado de posesión y, de acuerdo con la empresa Education First, para que México pueda satisfacer la demanda de enseñanza del inglés a sus 12 millones de estudiantes a nivel primaria, requiere reclutar y entrenar cuando menos 85,000 profesores de inglés.

Por eso, Luis Von Han tiene claro el papel de su empresa en la sociedad. “Duolingo puede ayudar mucho a una mayor penetración del idioma en niños y jóvenes. Creo que contar con el dominio de otro idioma implica un cambio de 360 grados en las posibilidades laborales de una persona. Contribuir a mejorar eso es el primer objetivo de mi empresa. Creo que poco a poco lo vamos logrando.”

 

Siguientes artículos

Reservas internacionales acumulan cuatro semanas al alza
Por

  Al 24 de diciembre, las reservas internacionales alcanzaron 176,353 millones de dólares con un avance de 1,827 md...