“Nos va a tomar nueve meses pero los vamos a hackear”, son las advertencias que se pueden escuchar dentro de este lugar. DigiSec es una especie de agencia de seguridad secreta ubicada en algún lugar de Inglaterra, desde donde la compañía MasterCard reúne a las mentes más brillantes de seguridad cibernética para descubrir nuevas amenazas para los usuarios de tarjetas de crédito en todo el mundo.

Es un espacio único en el que se integra lo más granado en investigación y análisis cibernético, un tema que durante los últimos años ha sido de vital importancia para todas las compañías, en especial, las que tienen que ver con el uso de transacciones y pagos como MasterCard.

Lee también Blinda tu negocio con un seguro contra hackers

La compañía calcula que anualmente detecta en promedio 60,000 millones de transacciones en todo el mundo, y aunque de éstas la cifra de movimientos fraudulentos es bajo, el tema de la seguridad es esencial ante las novedosas tácticas criminales efectuadas por hackers de todo el mundo.

PUBLICIDAD

Patricio Hernández, Senior Vice President, Enterprise Security Latin America & Caribbean de MasterCard detalla para Forbes México, sobre este misterioso lugar.

El ejecutivo dice que DigiSec es lo más parecido a una agencia secreta en donde los investigadores y especialistas realizan análisis y hackeos para descubrir vulnerabilidades y nuevas herramientas utilizadas por los criminales.

La BBC detalla que lo que más llama la atención de este lugar es su ubicación, al norte de Inglaterra, escondido en una zona industrial, apretado entre una granja lechera y un parque.

“Es un laboratorio en el que se diseña toda la tecnología del chip (que viene a sustituir a las tiras magnéticas). Vimos la necesidad de tener a alguien que nos ayude a probarla, que procure encontrar vulnerabilidades, pero que lo hagan de manera independiente”, señala.

 

¿Una agencia secreta de hackers?

La idea no es lejana. Aunque pareciera ciencia ficción, la existencia de DigiSec conlleva a pensar en todas estas herramientas para contrarrestar los ataques de terroristas cibernéticos. La BBC lo describe como “un laboratorio con un impresionante arsenal de maquinaria de alta fidelidad, que incluye láser, rayos X y otros dispositivos que tienen el fin de romper la tecnología que protege las contraseñas y códigos PIN de las tarjetas de crédito que usamos, algo en lo que están cada vez más interesados los cibercriminales”.

“No es muy lejano de la realidad, estos investigadores tienen mucha preparación, realmente le dedican su vida a la investigación de vulnerabilidades conocidas y esperadas y posibles de detectar”, cuenta el directivo.

Lee también Hackers secuestran película de Disney, revela CEO

 

Black Hat vs. White Hat

Para poder llegar a descubrir las maneras y técnicas que los criminales ocupan para atacar, la compañía colabora directamente en la contratación de especialistas que no siempre han estado del “lado de los buenos”.

El vocero de la compañía señala que es imprescindible que cueste lo que cueste la seguridad y la advertencia de nuevas formas de ataques deben ser su prioridad.

“Así es, y si es necesaria la contratación del enemigo lo hacemos, es imprescindible, el hacer esta inversión yo creo que no es ningún tipo de lujo. Tener a alguien independiente y decirle —mira, toma esta tecnología, ve y rómpela, ve y hackeala como quieras—. En esto hay incentivos, ellos deben encontrar las vulnerabilidades”.

MasterCard ha encontrado en todas estas nuevas alternativas una opción para evitar fraudes para sus clientes. Como el escaneo de la deep web con tecnologías como EDS (Early Detection System), un novedoso sistema que a partir de escaneos rastrea lo que podrían ser cuentas fraudulentas. Todo esto es un conjunto de herramientas que logran alertar a los bancos y avisarles sobre cuentas con alerta.

“Durante año y medio que llevamos utilizando este tipo de herramientas hemos visto que entre el 15 y 20% de las cuentas detectadas se ven comprometidas”, detalla.

Este año MasterCard ha puesto manos a la obra para trabajar en este tema en la región de América Latina y México no es la excepción. De hecho, el directivo asegura que para 2018 la compañía implementará este tipo de investigaciones para el mercado mexicano.

 

¿Por qué México?

“Es otro de los mercados de Latinoamérica en donde el fraude se ha internacionalizado. Hay vínculos entre los países en comercio legítimo pero también ilegítimo. Ahora también con métodos de pago como el Bitcoin. Los defraudadores brasileños, por ejemplo, (que específicamente han sido de los más creativos y de los más sofisticados) están vendiendo su tecnología a defraudadores mexicanos y de otras partes del mundo”.

Es por eso la importancia de DigiSec, el laboratorio de los hackers de MasterCard, uno de los activos más importantes que tiene la compañía.

 

Siguientes artículos

macron-gente
La importancia de una nueva democracia
Por

A más de 200 años del nacimiento de la República somos espectadores de una de las transformaciones más esperadas del sig...