Entre todas las terapias alternativas existentes para calmar o disminuir la depresión, una es el lujo. Así es: los productos o servicios de lujo tienen el mágico poder de calmar los niveles de tristeza, baja fuerza de voluntad y falta de motivación.

 

La depresión es un estado permanente de tristeza, un estado en que la voluntad parece agotada, cuando la fuerza emocional se encuentra en sus niveles más bajos, cuando la motivación ha abandonado cuerpo, mente y alma de la persona.

Existen muchos medicamentos y terapias contra la depresión. Su tratamiento se ha convertido en una industria billonaria, precisamente porque la depresión, en cualquiera de sus niveles, se ha convertido en una pandemia global.

PUBLICIDAD

Mentalmente, para salir de la depresión lo que se requiere es algo que motive a la persona, que le devuelva la esperanza, algo que –al ponerle atención– le despierte emociones positivas, algo que le permita ver a futuro con interés. La persona depresiva, al cargar con grandes culpas, miedos, tristezas o corajes del pasado, lo que requiere es asignarle pensamientos positivos a estas situaciones del pasado, de tal manera que la solución sea más permanente, o al menos distraerse de pensar en ésas de manera negativa como solución temporal.

Y, entre todas las “terapias” alternativas existentes para calmar o disminuir la depresión, una es el lujo. Así es: los productos o servicios de lujo tienen el mágico poder de calmar los niveles de tristeza, baja fuerza de voluntad y falta de motivación. Imagina a un primate acicalando a otro; el servicio que le hace de quitarle minuciosamente los piojos de entre sus cabellos es, hasta cierto punto, un “servicio de lujo” que uno le presta a otro, con lo cual lo hace sentir relevante y “compra” por adelantado un favor en el futuro.

Para Freud, hay dos grandes motivadores que impulsan al ser humano a hacer y desear: el sexo y el sentirse relevante. El acicalado como “servicio de lujo”, así como un spa, un hotel de cinco estrellas o un restaurante gourmet, tienen un motivo implícito que es hacer sentir importante, relevante, especial o, como ya comúnmente se dice, VIP a la persona que asiste o recibe el servicio. Tanto porque la atención se centra en ti, como el detalle de las cosas y la gran cantidad de recursos (personas, bienes, capacidades) enfocadas en ti. Todo esto, sin duda, es antidepresivo, ya que te hace recordar lo especial que eres, te hace distraerte de los problemas, te hace generar hormonas positivas como endorfinas, dopamina y serotonina.

Las marcas de lujo han buscado posicionar significados alrededor de sus productos premium y ultrapremium de que con ellos te sentirás especial, único, hipercómodo, que todos te voltearán a ver, que serás la sensación, que las mejores personas te aceptarán, casi casi que eres el mejor de la raza humana, que tus genes son especiales, que perdurarán más en nuevas crías, y que tú y tus crías tendrán más capacidades de sobrevivir si llegaras a usar esa ropa, esos accesorios, esas joyas, carros, muebles, electrónicos, cremas, perfumes, etcétera. Y, hasta cierto punto, los humanos en casi todo el mundo se la han creído. Y se la han creído porque sus instintos más primitivos, como sentirse relevantes, especiales, únicos, protegidos y seguros, son activados con tales campañas de comunicación.

No cabe duda que la billonaria industria del lujo ha encontrado un gran espacio de expansión debido a la “pandemia” de depresión que azota a la sociedad actual.

Sin embargo, qué triste que nuestras palabras no sean capaces de automotivarnos igual que al vestir unos zapatos de 800 dólares, o que nuestras amistades no sean capaces de hacernos sentir tan especiales como en un hotel de 500 dólares la noche, o que el simple pero magnífico salir del sol no nos recuerde que somos ultraespeciales y VIP.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Facebook: rperret1

Twitter: @ricardopeer

Página web: Ricardo Perret – Socio Mindcode & Brainscan

Mindcode

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

S&P recorta nota crediticia de Rusia a ‘BB+’
Por

La agencia de calificaciones S&P dijo el lunes que recortó la nota de crédito soberano de Rusia a ‘BB+’, colocándola...