En 2002 Louis Vuitton pidió a Takashi Murakami –artista japonés que viene del manga, del Street ar– que diseñara sus bolsas. De ahí nació una prolífica relación donde el artista ha reinterpretado la identidad de la casa de moda. Las marcas no dudan en utilizar el arte para expresar sus valores. Son cada vez más las personas que dicen que las marcas son las grandes mecenas del siglo XXI.

 

 

Zona Maco llegó a su onceava edición la segunda semana de febrero de este año. La feria de Arte Contemporáneo más importante de México es el encuentro ineludible entre curadores, artistas, coleccionistas y público en general entusiasmado por el Arte. Los estudios estadísticos dicen que de aquí al año 2018 cada vez habrá más millonarios en el mundo, y es de la acumulación de capital de donde nacen las colecciones y los mecenazgos. Antes las firmas de lujo eran pequeñas casas con dos establecimientos. Hoy en día son monstruos como LVMH que acumulan más de 60 marcas y que facturan más de 20 millones al año.

PUBLICIDAD

 

Colaboraciones artísticas en MACO 2014

Nada más entrar en la feria encontrábamos un espacio que mostraba diez instalaciones del artista de 36 años Nicolás Tourte, titulada La tête dans les nuages (La cabeza en las nubes). Este cubículo no pertenecía a ninguna de las galerías nacionales ni internacionales que se reunieron para esta muestra, sino que era el espacio expositivo de una maison de lujo francesa, Hermès. Esta marca vende el chic parisien. Como todas las marcas de lujo, no sólo vende bolsas o pintalabios, sino todo un imaginario asociado, una mitología intangible. Tourte juega con un gran sentido del humor con este imaginario en una serie de piezas que crean un puente de unión entre la tradición y la modernidad.

No es el único caso que encontramos en MACO de colaboración artística de las marcas de lujo con el Arte Contemporáneo. Otra marca gala, esta vez de vino espumoso, Champagne Ruinart, apuesta por el artista y diseñador francés Hervé Van Der Straeten para representar sus valores en forma de expresión artística. El diseñador ya ha colaborado anteriormente con marcas de lujo habiendo creado el famoso frasco del perfume J’adore de Dior. Actualmente se ha especializado en la creación de mobiliario, iluminación y espejos de apariencia ecléctica. Para Ruinart diseñó un proyecto titulado Miroir. Un espacio transitable de espejos de geometría irregular que proyectan la luz en todas direcciones dando sensación de ligereza y ubicuidad. También se presentó  un soporte y una cubitera de edición limitada que, con sus angulosas formas, cuestionan las sinuosas curvas de la botella.

 

El lujo y el Arte Contemporáneo

Según las palabras de Guilles Lipovetsky, filósofo y sociólogo francés experto en el tema del lujo; “El lujo comienza con la historia humana y está ligado a lo divino y al poder”. Podemos decir lo mismo del Arte.

El lujo está relacionado con la tradición. El eslogan de Patek Philippe, la marca de relojes más costosos del mundo, enuncia “Inicie su propia tradición”. El Arte nos acerca a la realidad de la sociedad actual, tiene la cualidad de traspasar fronteras, saltar barreras y borrar los límites.

Tanto el lujo como el Arte Contemporáneo apuestan por alcanzar una población cada vez mayor. Las colaboraciones entre artistas y la industria del lujo nos ofrecen una nueva manera de percibir las marcas más cercana y menos encriptada.

 

Contacto

Twitter https://twitter.com/ArteyPeso

e-mail [email protected]

Página web personal www.arteypeso.com

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

La importancia de tener un buen lente
Por

¿Cómo elegir el mejor lente para tomar las mejores fotos? ¿Cuál es su mejor uso? Aquí te lo decimos.       Puede parecer...