Por Ángel Olivas*

Hoy, los mercados globales están experimentando un cambio radical por temas sanitarios, que se han venido expandiendo a otros sectores como el social, político y ahora al económico. La desaceleración es palpable en diversos sectores, sin embargo, la necesidad por tecnología productiva de punta, que les permita a las empresas estar a la altura de los cambios que el mercado experimenta y de las nuevas tendencias en el consumo continúa.

Pero hoy las empresas requieren mucho más, requieren de esquemas verdaderamente integrales que les permitan no solo la adquisición de esta tecnología, sino de una solución integral que además de permita tener diversos tipos de beneficios como lo son, operativos, fiscales y por supuesto, económicos.

Las empresas y negocios han atravesado por momentos complejos en los últimos meses, las empresas de todos los tamaños han reorientado sus prioridades. Al principio de la pandemia la clave era la supervivencia de la empresa, concentrarse en su flujo de efectivo se convirtió en regla vital, recortar gastos, redefinir su modelo de negocio, buscar nuevas alternativas, diversificación para seguir generando ingresos. Hoy las empresas han puesto a prueba su resiliencia y capacidad de pensar fuera de la caja, continuar haciendo negocios de diferentes maneras, la creatividad se ha convertido uno de los activos más valiosos en esta nueva manera de trabajar.

En esta nueva normalidad, nos hemos dado cuenta de que es posible continuar trabajando y generando oportunidades de negocio aplicando nuevas formas de operar, desde la sana distancia al home office, hemos aprendido a hacer más eficiente nuestra operación, poco a poco aprendimos a ajustarnos a estas nuevas circunstancias, tratando de sacar el máximo beneficio a la situación.

Gradualmente la reapertura de los mercados ha comenzado, las empresas comienzan poco a poco a retomar actividades, empleando todas las medidas de seguridad pertinentes para sus empleados y clientes. Así, la necesidad por contar con tecnología de punta continúa, necesidad que ofrecer productos de la más alta calidad, que les permita agregar valor a sus clientes y mercados, abaratar costos, tecnología que les permita ponerse por delante de sus competidores. La necesidad por esta tecnología de punta que les permita llegar al siguiente escalón es inherente a la competitividad y al crecimiento de los mercados y la economía.

Ante esta situación, hoy el mercado exige soluciones integrales, “el paquete completo”, hoy no basta con fabricar la mejor tecnología, hoy mucho más que antes, emplear soluciones financieras competitivas y adaptadas al modelo de operación del cliente final son elementales para alcanzar los objetivos de ventas. Esquemas de financiamiento que se combinen perfectamente con la tecnología productiva. Los fabricantes deberán ofrecer a su mercado no solo el ¿Qué?, sino también el ¿Cómo?. Toda la solución técnica, con todos los desarrollos y avances tecnológicos sumado a un plan de pagos flexible, óptimo, rápido y competitivo.

Algunos puntos clave para ofertar alta tecnología incluido con financiamiento de manera exitosa son:

  1. Entender el modelo de negocio del cliente final. Cada cliente es diferente, además de considerar el tema financiero e indicadores de riesgo, es necesario hacer un esfuerzo adicional y entender cualitativamente las oportunidades que un cliente tiene al tomar un esquema de financiamiento para tecnología productiva para hacer crecer su negocio.
  • Tiempos de respuesta rápidos. El mercado urge al sistema financiero a ofrecer tiempos de respuesta mucho más expeditos, tramitología mucho más sencilla y eficiente, hoy los tiempos de respuesta de un mes o más en algunos casos ya no funcionan, tampoco solicitar 50 documentos a los clientes.
  • Modelos flexibles de financiamiento. Debemos comprender que las situaciones de los mercados han cambiado, hoy más que nunca la tecnología debe ser acercada al mercado acompañada con flexibilidad en los pagos, apostar al crecimiento a largo plazo.

Ofrecer una solución integral, altamente competitiva y de manera expedita, será el factor clave que los fabricantes deberán ofrecer a sus clientes para facilitar la reapertura, el alcance de objetivos y aumentar la competitividad en los mercados e industrias.

Contacto:

Ángel Olivas, Gerente de Servicios Financieros en Canon Mexicana. Mexicano, financiero y emprendedor. Apasionado por el mundo de los negocios, orientado a diseñar y estructurar nuevos esquemas de financiamiento para originar nuevas oportunidades de negocio.*

Facebook: Canon Mexicana Soluciones de Imagen e Impresión

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Cemex venta activos Breedon Group reino unido
Cemex vende activos por 230 mdd en Reino Unido
Por

Como parte de una estrategia para reducir deuda y tener recursos, Cemex informó que culminó la venta de activos a Breedo...