La industria de los videojuegos genera más dinero que el cine y la música juntos. Esta es una oportunidad latente para los jóvenes mexicanos que buscan crear nuevas empresas. Existe alguien en Silicon Valley cuya tarea es encontrar talento para darle la oportunidad de desarrollar sus más intrépidos juegos.

 

Mucho han avanzado los videojuegos desde que en 1958 salió a la luz Tenis for Two (1958), el predecesor del Pong (1972): un juego de deportes en dos dimensiones que simula un tenis de mesa. Hoy, este tipo de entretenimiento es un negocio exitoso e innovador tanto en dispositivos móviles como en la realidad virtual con Oculus o PlayStation VR (antes Project Morpheus) de Sony. Este terreno es una oportunidad latente para los jóvenes emprendedores.

“La industria de los videojuegos genera más ganancias que la música y el cine juntos. En 2013, el valor del mercado de los videojuegos en el mundo alcanzó 60,000 millones de dólares (mdd), de los cuales cerca del 3% corresponde a América Latina. México ocupa la novena posición como el mayor consumidor de contenidos audiovisuales y el número uno de Latinoamérica, por encima de Argentina y Brasil”, explica Mario Valle Reyes, director de Desarrollo de Negocios para Mercados Emergentes de Electronic Arts (EA).

PUBLICIDAD

El trabajo de Mario es peculiar. Es el hombre que se mantiene en la búsqueda constante de jóvenes desarrolladores de videojuegos en diferentes partes del mundo. Afirma que uno de sus objetivos es detectar al mejor talento mexicano para darle oportunidad de desarrollar proyectos en un ecosistema con condiciones favorables.

“Una de mis responsabilidades es que encuentren la ruta para crecer en su carrera”, comenta.

Los videojuegos le apasionaron desde que los descubrió a los ocho años gracias a su padre, que se dedicaba a la ingeniería en sistemas. Un día, su papá llegó a casa con una computadora Apple II, uno de los primeros modelos de la que hoy es la empresa con mayor valor de marca en el mundo. Tiempo después, Mario ya era capaz de sacrificar hasta una hora de aburrimiento dictándole códigos para jugar.

“Soy un gamer y el juego definitivo que me hizo saber que me dedicaría a esto fue Myst, videojuego de aventuras donde se deben resolver acertijos, desarrollado por Cyan en 1993. Me atrapó”, relata Valle.

En la universidad, Mario incursionó en la industria editorial y co-fundó Sputnik, una publicación mexicana con una línea editorial similar a la revista de tecnología Wired. Con el tiempo, Mario y sus socios ya contaban con siete revistas: dos de videojuegos y cinco de tecnología y entretenimiento.

Años después también co-fundó el evento Electronic Game Show, que empezó en 2002 y que hoy en día cuenta con hasta 40,000 gamers que cada año quieren enterarse de los próximos lanzamientos y las tendencias en consolas y dispositivos. Esto acercó a Mario a las empresas de videojuegos. Así fue como en 2005, EA lo invitó a abrir las oficinas de América Latina y México. En 2016 cumplirá 10 años en Electronic Arts  y casi 20 como especialista de la industria.

fifa_ea_videojuego1

 

Sequía de juegos mexicanos

A pesar de que existe talento mexicano a nivel mundial desarrollando videojuegos, es verdad que aún no se ha conseguido crear un juego que ponga a México en el plano mundial de la industria.

Un ejemplo de la creatividad de los jóvenes mexicanos es la historia de Gerardo García y Gustavo Monfore, quienes, con la idea de convertirse en realizadores de videojuegos, crearon Fat Panda Games, una empresa mexicana especializada en el diseño de videojuegos que logró desarrollar el juego de aventuras Flat Kingdom.

Mario Valle considera que las apps de juegos para plataformas móviles son una oportunidad de negocio atractiva para los emprendedores mexicanos, pues se trata de un mercado cuyas ventas alcanzarán 76,500 millones de dólares, según cálculos de la consultoría Statista.

Pero existen algunas desventajas importantes para los jóvenes desarrolladores de videojuegos.

“En el emprendimiento somos muy buenos para empezar las cosas, pero no tan buenos para terminarlas o terminarlas bien. En América Latina falta llegar a un punto óptimo en calidad; se necesita que los videojuegos no sólo sean entretenidos, sino que puedan competir en las grandes ligas”, comenta.

Para Mario, uno de los errores más recurrentes entre los emprendedores es quedarse con la idea de que sólo se trata de crear una startup y no una empresa. Aplicar los fundamentos de un negocio implica profesionalizar procesos, crear estrategias de crecimiento y ceñirse a los planes. Esta falta de visión empresarial, considera, aún es un talón de Aquiles para los programadores mexicanos, de ahí que no haya un caso de éxito.

Otra de las áreas de oportunidad es el nicho objetivo. Mario Valle afirma que los emprendedores deben tener claro que los videojuegos dejaron de ser tema exclusivo de niños y jóvenes, pues la edad promedio de los jugadores con mayor incidencia de compra ronda 39 años.

“Hay gente que todavía se asombra cuando les digo que la edad promedio de los vieojugadores a nivel mundial está cerca de los 40. La gente se sorprende cuando sabe que los videojuegos no son para niños nada más, para hombres nada más y que no sólo son violentos. El 80% de los videojuegos que se producen son para toda la familia.”

Foto-Mario-Valle1

Mario Valle. 

¿Por qué levantarse cada día?

En América Latina existen aproximadamente 130 millones de videojugadores; esta tendencia crece 11% anualmente. Y el mayor crecimiento de gamers en la región es en móviles (33%), mientras que el crecimiento en personas que están jugando en consolas es de sólo 10% anual.

“México podría ser, sin duda, una potencia en el mundo, y eso es lo que me motiva a levantarme cada día. Creo fervientemente que muchas naciones de América Latina, y regiones como África o Asia, tienen la oportunidad de oro y la capacidad de desarrollar más videojuegos de los que consumen”, afirma Mario Valle.

Según el especialista, existen 4,000 millones de personas que no cuentan con internet en las mercados emergentes. Ese mercado es una gran oportunidad para los desarrolladores de videojuegos.

“Nunca ha habido una época más conveniente para emprender, específicamente en la categoría de tecnología. Las oportunidades de emprendimiento que existen en mercados emergentes son en estos momentos más tangibles que nunca”, explica.

Para Mario Valle, los videojuegos son la categoría por excelencia para quienes apuestan por un negocio cuyo principal activo sea una app. El ejecutivo comparte, además, cinco consejos para jóvenes emprendedores:

  1. Excelencia técnica: A los emprendedores les falta mayor calidad en sus proyectos. Deben buscar la excelencia, no importa en qué área se desarrollen.
  2. Conocer el mercado: ¿A dónde vas? ¿Qué estás haciendo o comprando? A los emprendedores les hace falta definir bien qué es lo que quieren.
  3. Disciplina personal: Puntualidad, presencia.  Es necesario romper la informalidad y tener un alto valor de los compromisos.
  4. Romper reglas: Es necesario buscar rutas alternativas. Los emprendedores deben deshacerse de los patrones o modelos de negocios establecidos, y proponer nuevas formas de hacer las cosas.
  5. Análisis: Los emprendedores deben tener la capacidad de analizar el terreno al que quieren entrar, conocer bien su mercado.

 

Siguientes artículos

Axtel aprobará en enero fusión con Alestra
Por

Axtel y la unidad de Alfa, anunciaron en octubre un acuerdo para crear un actor “más fuerte” en el cada vez...