La volatilidad en los precios del barril de petróleo está motivando un auge en fusiones y adquisiciones multimillonarias entre los gigantes energéticos.

 

Por Antoine Gara

El colapso de los precios del petróleo ha golpeado las acciones del sector energético, pero no ha logrado desacelerar la gran actividad de fusiones y adquisiciones entre empresas que están construyendo infraestructura para servir a las empresas exploradoras de shale en América del Norte.

PUBLICIDAD

Los gigantes de los gasoductos Energy Transfer Partners y Regency Energy Partners anunciaron el lunes que se fusionarán en un acuerdo de 18,000 millones de dólares (mdd) en efectivo y acciones que creará la segunda mayor compañía de infraestructura energética en Estados Unidos, con una exposición significativa a las prometedoras reservas de shale en Texas, como la cuenca del Pérmico y Eagle Ford, así como al shale de Marcellus y Utica, en los Apalaches.

El acuerdo es también una respuesta directa a la dramática caída del precio del petróleo y a su posible impacto en las finanzas de ambas compañías.

“A la luz de la actual volatilidad de los precios de los commodities y los cambios en los mercados de capitales, se hizo evidente en los últimos meses que Regency necesita más escala y diversificación, junto con una hoja de balance de grado de inversión, para continuar su crecimiento”, dijo Mike Bradley, CEO de Regency, en un comunicado.

“Como resultado, la combinación con ETP se convirtió en una transacción lógica, pues creemos que esta fusión creará un valor significativo inmediato y a largo plazo para nuestros accionistas. La fusión también permitirá a Regency y a ETP consolidar nuestras operaciones complementarias de almacenamiento, transporte y venta en las áreas de Pérmico y del oeste de Texas. Se espera que la capacidad de realizar esas operaciones bajo un mismo techo cree un enorme valor para los inversionistas de ambas compañías”, añadió Bradley.

La consolidación de los exploradores de energéticos y los proveedores de infraestructura podría ser una tendencia a seguir en 2015, ya que las empresas responden a los vientos en contra de la caída de los precios a través de la combinación de operaciones y la mejora de sus balances. Al igual que la fusión de Baker Hughes y Halliburton (un acuerdo de 34,600 mdd), la de Energy Transfer y Regency incluye un amplio pago en acciones y promete una sinergia significativa.

Los accionistas de Regency recibirán 0.4066 unidades comunes de Energy Transfer Partners y un pago en efectivo de 0.32 dólares por acción, lo que refleja un precio total de 26.89 basado en los precios de cierre del 23 de enero. Aunque el acuerdo se produce en una prima al precio de cierre más reciente de Regency, se encuentra muy por debajo de los precios registrados a principios de diciembre.

No obstante, el significativo componente social del acuerdo podría salvar cuestiones sobre los precios, ya que los inversionistas de Regency se beneficiarán de cualquier aumento de rendimiento de la acción combinada. Ambas empresas dijeron el lunes que esperan que la fusión cree “un ahorro sustancial de costos, eficiencias de capital y valiosos beneficios secundarios para los accionistas de ambas compañías”, sin especificar ninguna cantidad en dólares.

En el caso de la adquisición de Baker Hughes por Halliburton, 36% del acuerdo se produjo en acciones, sorprendiendo a los analistas, pero subrayando la importancia de cerrar un trato rápidamente y dando a los accionistas la posibilidad de beneficiarse de una recuperación del precio del petróleo en el largo plazo.

Energy Transfer Partners asumirá 6,800 mdd en deuda de Regency, pero se limitará la nueva deuda resultante de la fusión, que se prevé no tenga ningún impacto en la nota crediticia de Energy Transfer Partners, y podría llevar a una mejora de calificación para Regency. Así, es probable que el acuerdo apuntale los balances de ambas compañías, y podría impulsar las perspectivas de futuras fusiones y adquisiciones.

Energy Transfer Partners dijo que espera que el acuerdo sea una “plataforma de crecimiento” para la nueva compañía, sugiriendo que ya hay ofertas en el horizonte.

La fusión también sigue una tendencia entre las sociedades limitadas múltiples (master limited partnerships o MLP) de gasoductos de usar los nuevos tratos para rehacer acuerdos financieros entre los intereses de una asociación limitada pública y las sociedades colectivas. En el caso de Regency y ETP, el socio general que controla ambas compañías, Energy Transfer Equity, se ha comprometido a reducir las distribuciones de incentivos que recibe de Energía Transfer Partners por 320 mdd en un periodo de cinco años.

El acuerdo también establece potencialmente las bases para que Energy Transfer Equity consolide eventualmente sus MLP, como Kinder Morgan lo hizo en un megaacuerdo de 71,000 mdd que se cerró en noviembre. Ese acuerdo fue una respuesta directa al estancado precio de las acciones de Kinder en el primer semestre de 2014, y ayudó a aislar al imperio de gasoductos de Richard Kinder de los vientos en contra del precio del petróleo. También allanó el camino para que Kinder continuara sus adquisiciones.

Las acciones de Energy Transfer Partners cayeron 6.44% el lunes, mientras que las de Regency repuntaron 4.97%. Las de Equity Energy Transfer subieron 8.68%.

Barclays actuó como asesor financiero de Partners Energy Transfer y Richards Layton y Finger como asesor legal de su comité de conflictos, mientras que Latham & Watkins fungió como asesor legales. JPMorgan Chase fue el asesor financiero de Regency, Akin Gump Strauss Hauer y Feld LLP actuó como asesor legal de su comité de conflictos.

 

Siguientes artículos

Gobernador de Tennessee, el político más rico de EU
Por

Gracias a la caída en el precio del petróleo, Bill Haslam, copropietario de una de las cadenas gasolineras más important...