Levante la mano el que pague un servicio de TV por cable o satélite lleno de canales que no ve nunca. Bueno, pues cada vez hay más opciones para ustedes, y los operadores tiemblan.

 

Por Dorothy Pomerantz

 

PUBLICIDAD

Las cadenas televisivas estadounidenses han tenido unas semanas difíciles. Los precios de sus acciones han bajado últimamente tras sus anuncios de bajas en sus ganancias. En Time Warner la venta de publicidad para su cadena Turner se redujo 2%, o 18 millones de dólares (mdd). Discovery reportó un crecimiento en anuncios publicitarios en los últimos tres meses de sólo 1%. CBS reportó un aumento en las ventas de publicidad de 2%, pero que impulsadas principalmente por los deportes en vivo y las elecciones intermedias en Estados Unidos, que ayudaron a compensar un mercado publicitario que ha bajado su ritmo.

En el lado de los ratings, el lucrativo demográfico de los 18 a 49 años está viendo 7.2% menos televisión que hace un año y aquellos entre 18 y 34 ven 9.6% menos televisión en horario estelar, de acuerdo con Brad Adgate, de Horizon Media.

La lenta desaparición de los anunciantes y los telespectadores pone las cadenas en una situación difícil. Con menos ingresos publicitarios, necesitarán aumentar la tarifa que cobran a sus suscriptores de cable y satélite. Pero Charlie Ergen, de DISH Network, ha dejado claro que los operadores están más que dispuestos a dejar ir a las cadenas si sus tarifas se vuelven demasiado altos. Ergen ha bloqueado CNN, Cartoon Network y TruTV porque siente que la división Turner de Time Warner pide demasiado dinero para formar parte de su programación. Él dijo a los inversionistas que la pérdida de CNN era un “no-evento”, y que “cuando nos desprendemos de algo, estamos dispuestos a desprendernos de ello para siempre”.

Preocupado por que el rival de Dish, DirecTV, tome una postura similar durante las próximas negociaciones, AMC ha usado su popular serie The Walking Dead para advertir a los espectadores que podrían perder el show si AMC y DirecTV no alcanzan un acuerdo. Suddenlink, una compañía de cable más pequeña, recientemente dejó de transmitir todos los canales de Viacom, que incluyen Nickelodeon y MTV, al no llegar a un nuevo acuerdo con la empresa de contenidos.

Al mismo tiempo, las ofertas en línea (denominadas “over the top”) ofertas están apareciendo por todos lados. HBO planea ofrecer su servicio HBO Go fuera del ecosistema cable/satélite algún momento del próximo año. CBS ha creado un servicio de suscripción en línea que dará a los fans acceso a shows en vivo y archivados, y la cadena acaba de anunciar que formará parte del servicio de streaming en línea de Sony, que también incluye los canales de Viacom. Dish, que está presionando con todo contra los aumentos de tarifas, también está en condiciones de ofrecer un servicio en línea. La compañía de satélite ya tiene acuerdos en puerta con Disney, A&E y Scripps para hacer una oferta en línea.

Aunque la televisión no está muerta, sin duda está experimentando un cambio telúrico. Lo que hemos atestiguado recientemente es suficiente para para que nos preguntemos cómo lucirá la televisión dentro de cinco años. Parece que no hay duda de que la televisión, tal como la conocemos actualmente, con las cadenas vendiendo espacios publicitarios que salen al aire en vivo y veíamos todos los programas en nuestros televisores, se ha ido para siempre. Los presupuestos publicitarios están migrando a Internet a medida que las marcas se dan cuenta de que es ahí en donde están los espectadores, y parece que el dinero de las suscripciones seguirá el mismo modelo. En algún momento, los televidentes se resistirán a pagar más por la suscripción a un sistema de cable cuando pueden pagar sólo por el servicio y los programas que realmente les gustan.

Las disrupciones generalmente significan nuevas oportunidades para que las nuevas empresas puedan aprovechar estos drásticos cambios. Al igual que hemos visto con el auge de economía compartida en el sector servicios, tal vez veremos que un nuevo tipo de economía reemplazará el agonizante modelo televisivo actual. Aunque hoy esta transición está lastimando las finanzas de las cadenas televisivas, ayudará a otras empresas en el futuro.

 

Siguientes artículos

Joseph Gordon-Levitt interpretará a Snowden en una película
Por

La película, aún sin título, iniciará su producción en Múnich en enero, dijo el estudio independiente Open Road Films y...