X
BREAKING
Huracán Willa alcanza la categoría 5 mientras se acerca a México
X
BREAKING
Huracán Willa alcanza la categoría 5 mientras se acerca a México

Mark Fields lleva menos de un año en el puesto máximo de Ford Motor Company, pero su marca personal comienza a dejarse sentir.

 

Por Joann Muller

PUBLICIDAD

 

Me gusta lo que Mark Fields está haciendo en Ford. Desde que reemplazó al legendario Alan Mulally como CEO, Fields ha sido muy estratégico al momento de colocar a su gente en roles clave de la Casa de Cristal, también conocida como la sede de Ford.

Por supuesto, es lo suficientemente inteligente como para saber que no debe meterse con lo que sí funciona. Mulally hizo que todos en Ford empezaran a trabajar juntos por un cambio –un plan que denominó One Ford– y ése fue un gran logro. Fields no trata de deshacer ese progreso, por lo que ha dejado a gran parte del equipo directivo intacto, haciendo sólo un cambio notable: intercambió los empleos del jefe de Marketing Global Jim Farley y del jefe europeo Stephen Odell.

Sin embargo, lo que resulta interesante es cómo Fields pone su sello propio en la empresa mediante la incorporación de gente de fuera en un puñado de roles estratégicos mientras que asciende a la gente de confianza de Ford para dirigir las cosas del día a día.

El último ejemplo es la contratación de John Casesa, un veterano analista de la industria automotriz y banquero de inversión, para dirigir la estrategia global de Ford. Casesa entiende el negocio del automóvil tanto como cualquier veterano en Ford, pero él aporta la perspectiva de una persona ajena al puesto, junto con una extensa lista de relaciones con emprendedores e innovadores que buscan revolucionar las anquilosadas prácticas de negocio de la industria. Más que nada, Fields quiere que Ford esté a la vanguardia de la innovación en la industria automotriz, y no batallando para ponerse al día. El papel de Casesa es mirar a 10 o 15 años al futuro y ayudarle a lograrlo.

Del mismo modo, Ford contrató recientemente a Paul Ballew, experto en analítica y ciencia de datos, para ayudar a comprender mejor el comportamiento del consumidor y aumentar la velocidad de desarrollo de las innovaciones en materia de movilidad, conectividad y conducción autónoma que mejorarán las vidas de las personas. Ballew, quien había sido el jefe de Datos en Dun & Bradstreet, también tiene una larga experiencia en la industria automotriz, habiendo analizado números para la Reserva Federal estadounidense, JD Power y General Motors. Fields cree que el big data es clave para impulsar la innovación que tanto desea.

Fields también contrató a otro forastero, el Dr. Ken Washington, como vicepresidente de investigación e ingeniería avanzada cuando el veterano ejecutivo Paul Mascarenas se retiró a finales del año pasado. El caso de Washington es interesante porque es un genio auténtico: lideró los laboratorios de investigación avanzada en tecnología espacial y desarrollo de Lockheed Martin Space Systems. Aún más importante, está a la vanguardia en nuevos materiales y otras tecnologías que Ford necesitará en su esfuerzo por desarrollar vehículos más avanzados y eficientes en los años venideros.

No obstante, Fields también está ascendiendo a veteranos de Ford a puestos en los que pueden tener un gran impacto. Un movimiento clave, por ejemplo, fue el nombramiento del ingeniero Kumar Galhotra como presidente mundial de Lincoln. Con el movimiento, Fields finalmente dio a Lincoln la atención que merece y pone seriedad a sus intenciones de transformar la línea en una marca global de lujo respetada.

También le daremos un poco de crédito a Fields por promover a más mujeres a la alta dirección de Ford. Cuando dos veteranos ejecutivos se retiraron el año pasado, Fields los sustituyó por mujeres. Marcy Klevorn reemplazó a Nick Smither como Chief Information Officer (aunque es uno de los nuevos vicepresidentes, mientras que Smither tenía el título de vicepresidente del grupo). Kim Pittel reemplazó a Robert Brown como vicepresidente de Sostenibilidad, Medio Ambiente e Ingeniería de Seguridad.

Con todo, Fields está confiando en la gente de dentro para ejecutar las operaciones, y buscando perspectivas externas que le ayuden a impulsar una mayor innovación. No es una mala estrategia, en mi opinión.

 

Siguientes artículos

Glamour y reflexión: 5 destinos para Semana Santa
Por

Las primeras vacaciones del año están por llegar, y este receso primaveral amerita conocer un nuevo lugar. Aquí encontra...