Las grandes marcas coinciden en que la experiencia de compra se tiene que renovar todos los días, pues la expectativa y exigencia del cliente aumenta muy rápido. El nue­vo consumidor busca las cosas sim­ples, amigables, confiables a través de vivencias que lo hagan sentirse comprendido y escuchado.

 

Ya no basta con ofrecer un producto. El consumidor de hoy quiere vivir una experien­cia satisfactoria cuando compra y ese factor será más decisivo en adelante. Y, por cierto, al cliente no le importa si esa experiencia es presencial o virtual.

PUBLICIDAD

Las grandes marcas que acudie­ron al Foro Forbes 2015 coinciden en que esa experiencia de consumo se tiene que renovar todos los días, pues la expectativa y exigencia del cliente aumenta muy rápido. El nue­vo consumidor busca las cosas sim­ples, amigables, confiables a través de vivencias que lo hagan sentirse comprendido y escuchado.

La tecnología ha abierto una puerta muy amplia para que los ofertantes den a sus clientes lo que estos esperan. Esto anticipa cam­bios en las formas en que las marcas se comunican con el consumidor, en la competencia entre ellas y en la innovación en la compra y entrega del producto.

Con la tecnología ha aumentado el volumen de transacciones. Esta es la oportunidad que las empresas esperaban para llegar a más con­sumidores y colocar distintos tipos de mercancía. La marca seguirá importando, pero sujeta a experien­cias agradables de compra.

El nuevo consumidor es amante de la tecnología y la practicidad, pero también de las causas sociales, por lo que aquellas empresas que incluyan en su experiencia el cuida­do ambiental y una estrategia atrac­tiva de responsabilidad empresarial llevarán la delantera sobre aquellas que no piensen en el cuidado de los recursos naturales.

grafico_consumo

 

Siguientes artículos

Se aproxima a México el huracán más peligroso en su historia
Por

El Huracán Patricia tocará tierra en las próximas horas con fuertes vientos y torrenciales lluvias tras subir a categorí...