La sociedad mexicana se enfrenta al gran reto de reconocer que el país ha estado cambiando, queramos o no, hay cambios y las cosas ya no son como antes. No es un tema solamente del país, es el continente y el mundo en general; es un cambio generado por los avances tecnológicos; por la forma de pensar de los jóvenes que empujan el hacer las cosas de manera diferente, que cuestionan lo que se ha hecho con anterioridad y lo quieren hacer de distinta manera; es un hecho y no hay forma de detener esa presión social de la modernidad y de los jóvenes. Un claro ejemplo, de hace apenas unos días, es el hecho de la ley que se dirimía en la Suprema Corte de Justicia sobre la forma de repartir el dinero a los políticos, según la llamada Ley #sinVotoNoHayDinero, mucha gente se esperaba que la Suprema Corte la rechazara, y en su primer dictamen la ley fue aceptada, quién sabe qué pase después, pero es un antecedente que no tiene reversa.

De igual manera, y si juntamos esto con los cambios que se generaron en la asamblea del PRI contra los políticos chapulines, se juntan dos iniciativas que a la larga irán modificando poco a poco la visión democrática de nuestro sistema político, tratando de que lleguen verdaderos políticos de carrera y dedicación. Poco a poco se irán juntando este tipo de elementos que cambiarán al país en su desarrollo.

Lo preocupante es que la sociedad lo alcance a ver y lo asimile. Hoy está ganando el discurso del odio y de que nada está bien, lo que nos nubla la vista del futuro que podemos alcanzar. Hace algunos días, en un evento, escuchaba al orador principal hablando de la crisis en las que se encuentra el país, y me preguntaba ¿de qué crisis estaba hablando? No estamos en los años 90 en donde teníamos una inflación del 110% o cuando tuvimos la crisis de una suspensión de pagos por el monto de la deuda, pero desafortunadamente es un discurso que no se nos quita de nuestra cabeza y de nuestro discurso diario.

Hoy, en las redes sociales, ¿las que se están tomando como un fiel termómetro de la opinión pública?, se dirime una guerra en donde se encuentran desde la batalla de trolls y de robots de todos los actores sociales y políticos, hasta el lanzamiento de todo tipo de las llamadas fake news, y ahora con el inicio de las campañas electorales estamos peor.

PUBLICIDAD

Si escuchamos los anuncios de los dirigentes de los partidos, todos parten de gritar que el país se está deshaciendo en pedacitos, sin ni siquiera ponerse a pesar de que desde esa lógica a ellos les toca una gran parte de esa responsabilidad, ya que todos los partidos gobiernan a una o varias ciudades, o a los estados, o son legisladores que desde las legislaturas también hacen su parte. Desafortunadamente, no nos quitamos la mentalidad destructiva y ahora que estamos a punto de iniciar el proceso electoral más complejo del país, vuelven a presionar con ese discurso para destruir todo y volver a reinventarnos como cada seis años.

Pero hoy las cosas son distintas, un ejemplo, se nos olvida que para el 2018 a nivel local, en ayuntamientos y congresos locales elegidos en el año 2015 se podrá votar la reelección, ¿lo sabe la sociedad o sólo ven las elecciones como el proceso de nuevos candidatos? ¿estamos preparados para validar o conocer los logros de los funcionarios que se pretenden reelegir? Y como este caso hay muchas otras cosas nuevas que la sociedad no se ha preocupado por conocer.

Esperemos que la sociedad entienda su importante papel en este cambio, las cosas ya no son de arriba para abajo, hoy, los cambios se están generando de la sociedad hacia las autoridades; ya tenemos más elementos, solo falta conocerlos y utilizarlos de mejor manera, no sólo quejarnos eternamente.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @Marcovherrera

YouTube: El Marco del Poder

Google+: Marco V. Herrera Berenguer

Blog: El Marco del Poder

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Coca Cola-Arca
Carlos Salazar dejará la dirección de FEMSA en 2018
Por

Carlos Salazar será reemplazado en el puesto por Eduardo Padilla, director Corporativo y de Finanzas de Femsa, el 1 de e...