Generalmente la frase: “que paren las rotativas” en los periódicos era pronunciada por la aparición de una gran noticia al final de la jornada, la cual obligaba a cambiar todo el diseño del periódico del día siguiente.

Hoy en día esta se escucha cada vez más y desgraciadamente no por la aparición de una bomba informativa que obligue a cambiar el periódico de la mañana siguiente, sino porque se decide apostar por algún externo o digital.

Esa frase fue la que se escuchó ayer en las rotativas de El País, y es que el periódico propiedad del Grupo Prisa dice adiós a sus rotativas tras 40 años juntos. Estas nacieron en 1976 de la mano del periódico.

Lee también:Las grandes empresas no saben de disrupción: David Roberts

PUBLICIDAD

En sus más de 40 años de existencia han formado parte de la historia del periodismo español. Por ejemplo, en 1981 en el 23 F, donde el general de la Guardia Civil, Antonio Tejero, organizo un golpe de estado al entrar pegando tiros en el Congreso de los diputados.

Ese 23 de febrero está guardado en la memoria de los empleados de esa imprenta debido a que ese día se encontraban descansando y disfrutando de su día libre, pero al acontecer el hecho voluntariamente acudieron a la imprenta a sacar el especial “El País con la Constitución”.

Carlos Montejo, quien por aquel entonces desempeñaba la labor de oficial de montaje, declaró al respecto de ese hecho, “no eran idiotas, pensaban que el periódico iba combatir y que ellos tenían un papel en ello”.

Esa fue una de las muchas portadas que marcaron la historia de esa imprenta y el periódico, que este 17 de diciembre prestó servicios por última vez.

Antonio Caño, director del periódico, declaró al respecto de este hecho, “era evidente desde hace tiempo que la transformación digital iba a exigir un cambio del modelo industrial de producción de los periódicos”.

“Hoy, cuando el mayor volumen de lectores de los periódicos proceden del ámbito digital y la caída de difusión de las ediciones de papel es constante en todas las cabeceras y en todos los países, ha dejado de tener sentido la existencia de una rotativa exclusiva para cada periódico. Es preciso buscar otras fórmulas que se ajusten mejor a la dimensión que hoy tienen las ediciones de papel, incluso para intentar prolongar la vida del papel. Y es preciso destinar esfuerzos y recursos a donde realmente están los lectores y el futuro, en las nuevas plataformas tecnológicas”.

En 2016 cuando el periódico cumplio su 40 aniversario esta llevaba impresos 5.200 millones de ejemplares.

A lo largo de sus historias esta ha pasado por diversos cambios, en algunos casos revolucionarios, que los llevaron a ser líderes en España. Cambios como la ampliación de las instalaciones o la incorporación de la impresión a color.

No solo el 23 F marcó a los trabajadores de la imprenta, otros hechos como el ataque a las Torres Gemelas o la abdicación del rey Juan Carlos I lo hicieron, por lo que ayer al finalizar su último trabajo abandonaron la rotativa con las planchas que dieron vida a esas historias contadas por los periodistas.

Lee también:Audiencia digital, entretenimiento personal

 

Siguientes artículos

8 empleados de Pemex, despedidos por alterar autotanques de combustible
Por

Los funcionarios fueron inhabilitados durante un año para realizar trabajos, cargos o comisión en el servicio público....