Para el máximo dirigente del Partido Acción Nacional, en México se repite el fenómeno de poca credibilidad que se presenta en diversas democracias del mundo y aceptó que la desconfianza de los mexicanos en torno a los dirigentes y partidos políticos en este proceso electoral también es responsabilidad del PAN.

De acuerdo con Damián Zepeda, presidente nacional del PAN, esa situación derivó en que el partido se haya planteado un proceso de cambio a través de una visión crítica.

“No tenemos miedo aceptar y autocriticarnos y estamos conscientes de que (el partido) tiene que cambiar”. En entrevista con Forbes México, el dirigente dice que el PAN quiere partir de “un esfuerzo plural no unipersonal” y afirma que su partido es el único que lo plantea así “porque tanto el PRI como Andrés Manuel parten de la visión que una sola persona va a cambiar las cosas”.

“Andrés Manuel igual, toda su filosofía está hecha en que pensando que cuando él llegue a gobernar todo se va a corregir, él dice que particularmente en el tema de corrupción que con el ejemplo y yo me pregunto, muy bien pero ya gobernó la Ciudad de México y no pasó eso”, dijo el dirigente partidista.

PUBLICIDAD

Zepeda, quien tomó las riendas de Acción Nacional en diciembre del año pasado, admite que aunque en México existe un rechazo generalizado al gobierno y los dirigentes políticos, el PAN y los partidos que conforman la coalición con la que abanderan a sus candidatos en este proceso electoral, está conformada por “ciudadanos de bien que dan un paso y deciden hacer algo”.

Es justamente este recelo de los ciudadanos lo que provocará un cambio de gobierno en las próximas elecciones y la batalla por la sucesión presidencial se encuentra, según el dirigente del PAN, entre Andrés Manuel López Obrador y un gobierno de coalición encabezado por Ricardo Anaya.

“Entonces son visiones distintas ¿qué vamos a hacer? Contrastar, decirles a los mexicanos: esta es la visión de futuro de Ricardo Anaya y el Frente y la visión de Andrés Manuel López Obrador que nosotros creemos que está anclada en el pasado, con ideas viejas que se intentaron hace décadas y fracasó, tanto en México como en otros lados del mundo como el tema de la amnistía como en Colombia con Pablo Escobar y el cartel de Medellín, no puedes pactar con el crimen organizado”, advirtió.

Pese a que no hay encuestas que sitúen al candidato de izquierda en desventaja frente a sus contrincantes, Zepeda no considera que este sea un obstáculo, después de todo, esta ocasión ocurrirá lo mismo que en 2006 cuando Felipe Calderón remontó las preferencias electorales, consideró.

“Me parece normal la posición de Andrés Manuel a estas alturas, pero siempre le pasa lo mismo porque él tiene en campaña a la presidencia lo que yo tengo de adulto, yo tengo 39 años, desde el 2000 en la campaña del DF en aquel entonces, luego compitió en 2006, luego en 2012 y ahora en 2018. Es normal, lo conoce todo el país y no nada más lo conocen de nombre, sino que ya tiene opinión de él”.

Dijo que 70% de la población rechaza que el tabasqueño llegue a la presidencia, sin embargo, actualmente el voto está dispersado, pero una vez en las urnas los votantes se decantarán por el voto útil, es decir, el voto por el contrincante que pueda vencer a López Obrador y ese es su antecesor como presidente de Acción Nacional, Ricardo Anaya.

El licenciado en Derecho de 39 años fue electo presidente de Acción Nacional después de dos años de la dirigencia de Ricardo Anaya quien se enfrentó a Margarita Zavala y otros aspirantes a obtener la candidatura a la presidencia con apoyo del PAN.

“Llego a un PAN revitalizado por la dirigencia de Ricardo Anaya, ha sido la dirigencia más exitosa en la historia reciente del partido en términos reales medida con base en logros. Pasamos de gobernar de cinco a 12 gobiernos estatales, gobernamos más de 40 millones de mexicanos, somos el partido político con más capitales gobernadas. Eso se hizo gracias a la suma de esfuerzos, pero sobre todo a raíz de un ejercicio autocritico de evaluación interna”.

Las pugnas internas e incluso la salida de figuras destacadas del partido que ahora dirige como los senadores Gabriela Cuevas y Javier Lozano no le preocupan al dirigente nacional, afirmó que todas se trataron de cambios enfocados en la obtención de una candidatura a un puesto popular.

En el caso de la salida de Margarita Zavala, una panista por 32 años, que intentó integrarse a la candidatura presidencial de este partido y que más tarde lo hizo por la vía independiente, es posible hacer un espacio para autocritica, pero descartó que su candidatura represente una fuga de votos para el candidato que apoya.

“En el caso de Margarita lo intentamos al máximo, pero tenía un año diciendo que iba a estar en la boleta con o sin el PAN, hoy está en la boleta, pero no tiene ninguna posibilidad”, sentenció.

 

Siguientes artículos

Tatiana Clouthier aclara la procedencia y situación de su Rolex
Por

La coordinadora de campaña de AMLO, Tatiana Clouthier, mediante sus redes sociales aclaró la situación del reloj que tie...