Hace unos días Emiratos Árabes Unidos hizo historia en la carrera espacial árabe al lanzar la sonda Al Amal al espacio desde el Centro Espacial Tanegashima, Japón, en colaboración con Mitsubishi Heavy Industries (MHI). Esta misión tiene la finalidad de proporcionar una imagen completa de la atmósfera marciana y sus capas cuando llegue a la órbita del planeta rojo en 2021.

La exploración de Marte y los eventuales viajes humanos a ese destino no son nuevos, pero enfrentan una serie de obstáculos. Podemos hablar de 56 misiones al planeta rojo y solo 26 de ellas han resultado exitosas.

El fundador de SpaceX, Elon Musk, tiene sus ojos puestos Marte ya desde hace un tiempo. Incluso ha señalado la posibilidad de tener un millón de personas viviendo en Marte a finales de siglo. Y no es el único, existen misiones, tanto tripuladas como no tripuladas, que actualmente se han planeado o propuesto por organizaciones espaciales gubernamentales y compañías privadas en todo el mundo.

LAS MISIONES MARCIANAS

La humanidad ha estado enviando naves espaciales a Marte desde que la Unión Soviética lanzó Marsnik 1 el 10 de octubre de 1960, que, aunque no logró su objetivo, inició la carrera al planeta rojo. A partir de ese momento las misiones realizadas se han encargado de enviar una gran cantidad de información sobre el planeta.

Mars Odyssey es sin duda una de las misiones exitosas más importantes de la NASA. Actualmente se encuentra a unos 3,860 kilómetros sobre la superficie de Marte y fue lanzada en abril del 2001 para encontrar pruebas de agua o rastros de ella en ese planeta, utilizando espectrómetros y un generador de imágenes térmicas para mapear la distribución del agua. Sirve como un transmisor de comunicaciones entre la Tierra y los rovers marcianos, el Mars Science Lab y el módulo de aterrizaje Phoenix. Esta nave espacial tiene el récord de mayor operación en órbita de la NASA en Marte y se prevé que permanezca en funcionamiento hasta 2025.

Dos años después, Mars Express fue lanzada por la Agencia Espacial Europea y la Agencia Espacial Italiana en junio del 2003 con la intención de inspeccionar la superficie de Marte utilizando cámaras, radares y espectrómetros de alta resolución. Hasta ahora, Mars Express ha descubierto evidencias de actividad glacial reciente, volcanismo explosivo y gas metano. Esta misión está programada para permanecer en funcionamiento hasta finales del 2026.

En el 2005 fue lanzado el Mars Reconnaissance Orbiter con la cámara y el espectrómetro más potentes que la NASA haya enviado a Marte. Sus cámaras están ayudando en la búsqueda de sitios de aterrizaje para futuros rovers y landers en Marte y mantiene un servicio de “internet interplanetario” como un puente de comunicaciones de regreso a la Tierra para futuras naves espaciales.

Los rovers Spirit y Opportunity representan una de las mayores historias de éxito del programa espacial actual de la NASA. Lanzados por separado en el verano del 2003, este par de rovers llegó al Marte en lo que se planeaba fuera una misión de 90 días para estudiar la geología y la atmósfera del planeta, pero Spirit continuó transmitiendo hasta marzo de 2010 y Opportunity hasta junio de 2018. Ambos rovers son reconocidos por evidenciar condiciones húmedas pasadas que posiblemente podrían respaldar la vida microbiana en el planeta.

Curiosity es parte de la misión del Mars Science Laboratory de la NASA; es el rover más grande y capaz que se ha enviado a Marte. Lanzado en noviembre de 2011, este rover está encargado de buscar evidencia potencial de condiciones microbianas para mantener la vida, rastros o presencia de ella, y evaluar la habitabilidad de Marte antes del contacto humano. El hallazgo más notable hasta ahora es el descubrimiento de moléculas orgánicas en la superficie del planeta en 2018. Curiosity ha estado operando desde 2012 con una amplia gama de cámaras e instrumentos muy avanzados para estudios científicos.

La Mars Orbiter Mission de la India se convirtió en la primera misión exitosa de un país asiático al alcanzar Marte al primer intento. A través de la Organización de Investigación Espacial de la India fue lanzada la nave con el sobrenombre Mangalayaan en noviembre del 2013, está equipada con un conjunto de instrumentos de investigación diseñados para capturar datos atmosféricos. Es la misión más barata hasta la fecha, con un costo de $73 millones de dólares.

Desde 2014, la Mars Atmosphere and Volatile Evolution Mission (MAVEN) de la NASA se encuentra buscando las explicaciones sobre cómo y por qué el agua y la atmósfera de Marte se han deteriorado y escapado lentamente. Esta misión pudo confirmar rápidamente que la atmósfera de Marte estaba escapando al espacio, así como observó el campo magnético del planeta y la pérdida de los gases de su atmósfera.

Lanzado en el 2016, ExoMars es la primera de una serie de misiones conjuntas a Marte a través de una asociación entre la Agencia Espacial Europea y el Roscosmos de Rusia. La misión incluía dos sondas, el ExoMars Trace Gas Orbiter (TGO) y el Schiaparelli EDM Lander, sin embargo, se perdió contacto con este poco antes del aterrizaje. Los investigadores esperan obtener una mejor comprensión del metano y otros gases presentes en la atmósfera marciana que podrían ser evidencia de una posible actividad biológica.

El InSight Lander (Interior Exploration using Seismic Investigations, Geodesy and Heat Transport) es parte de la misión Program Discovery de la NASA que tiene como objetivo estudiar el núcleo de Marte y observar cualquier posible actividad sísmica en la superficie del planeta. En su primer año, el módulo de aterrizaje permitió nuevos descubrimientos sobre el clima, la geología y los campos magnéticos del planeta.

Y esta carrera aún no termina, se planean muchas más misiones en un futuro muy próximo; estamos a unos días del lanzamiento de Mars 2020 Perseverance Rover, una misión que es parte del Programa de Exploración de Marte de la NASA. Tiene como objetivo estudiar la astrobiología marciana en un intento de comprender cómo podrían haber sido las condiciones ambientales en ese planeta en el pasado a través de un retorno de muestras marcianas de rocas, minerales y otros materiales. Este lanzamiento está programado entre el 30 de julio y 15 de agosto de este año.

China, a través de su Centro Nacional de Ciencias Espaciales, también tiene preparada una misión interplanetaria a Marte que planea lanzar en julio de este año. Tianwen-1 incluye un orbitador, un módulo de aterrizaje y un vehículo explorador y tiene la finalidad de servir como una demostración tecnológica de los recursos y la tecnología necesarios para una misión de retorno de muestras de Marte en el 2030.

La segunda misión en el Programa ExoMars es el 2022 ExoMars Rover and Surface Platform, está programada para lanzarse entre agosto y octubre del 2022 desde el complejo de lanzamiento Baikonur en Kazajstán. Entregará un rover europeo, “Rosalind Franklin” que incluye un instrumento de astrobiología proporcionado por la NASA, a través de un módulo de aterrizaje ruso, “Kazachok” y servirá como plataforma para realizar experimentos científicos.

En una empresa conjunta del Instituto Nacional de Tecnología de la Información y las Comunicaciones de Japón y el Laboratorio de Sistemas Espaciales Inteligentes de la Universidad de Tokio se planea enviar un orbitador y un módulo de aterrizaje con un sensor de terahertz a Marte en el 2022. De igual manera, India prepara su segunda misión Mangalyaan 2 para 2024 y debemos que recordar las aspiraciones de Elon Musk y el reciente lanzamiento de SpaceX.

LAS AGENCIAS ESPACIALES

Como podemos observar, son pocas las agencias espaciales que han logrado llevar misiones exitosas a Marte. Entre las más poderosas están CNSA, la Agencia Espacial Nacional de China; ESA, la Agencia Espacial Europea (donde se reúnen varios países europeos); ISRO, la Organización de Investigación Espacial India; JAXA, la Agencia Espacial Japonesa; la NASA, de Estados Unidos, y Roscosmos, la Agencia Espacial Rusa.

Cada una de ellas proporciona servicios de lanzamiento (construye sus propios cohetes de clase orbital), construye sus propios satélites y cargas científicas, y ha logrado vuelos espaciales humanos o misiones científicas robóticas interplanetarias o ambas. Cada una de ellas es reconocida por sus logros en la carrera espacial que involucran desde tecnología, planeación, investigación y resultados; aunque también sus colaboraciones han dado lugar a misiones exitosas.

La Agencia Espacial Mexicana (AEM) fue creada en el 2010 para coordinar la política espacial de México y desarrollar los especialistas, la tecnología y la infraestructura necesarios para la consolidación del sector espacial en el país. Actualmente se encuentra colaborando con compañías mundiales en proyectos que permiten el involucramiento de mexicanos destacados en temas espaciales. El futuro se puede observar volteando hacia el espacio, queremos y debemos ser parte de esta carrera.

Contacto: 

@LopezCasarinJ

Javier López Casarín es presidente de la Fundación Reinventando a México, columnista en los medios de comunicación, miembro de los 300 Young Leaders of the world del Center for Liveable Cities, Presidente del Consejo Técnico del Conocimiento y la Innovación de la AMEXCID, reconocido con el Doctorado Honoris Causa por la Academia de Derecho Internacional.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Tren Interurbano
Caabsa dice ‘estar preparado’ para construir Tramo 3 del Tren Interurbano
Por

Grupo Caabsa aplaudió que la decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador sea la continuidad de esta obra que con...