Por Edwin Moreno y Soul Patel*

¿Por qué Uber no viene de la industria del transporte, por qué Airbnb no viene de la industria hotelera, por qué Wikipedia no viene de la industria de enciclopedias o por qué YouTube no viene de los medios?

“Las grandes organizaciones, tienen un sistema inmunológico que las hace lentas para innovar”, comenta Salim Ismail, autor del libro Organizaciones Exponenciales; Libro que ha sido bastante revolucionario al mostrar de una manera muy clara, porque las organizaciones más exitosas del Siglo XXI son al menos 10 veces más rápidas, baratas y eficientes que las grandes organizaciones fundadas en el Siglo XX.

Es como si las grandes organizaciones creadas en el Siglo XX o antes, corrieran una carrera de coches mientras su competencia del Siglo XXI volara en una carrera de aviones, es decir, en la Era Digital las reglas del juego han cambiado y hoy ya no es el grande contra el pequeño, sino es el rápido contra el lento, por ejemplo:

PUBLICIDAD

Mientras la Iglesia católica ha cambiado muy poco en los últimos siglos, los videojuegos han evolucionado enormemente en solo tres décadas. Mientras el sistema educativo sigue siendo el modelo Prusiano del Siglo XVIII, tu smartphone es más poderoso que las computadoras que mandaron al hombre a la luna. Y mientras el sistema de partidos políticos sigue con la misma estructura del siglo XVII, hoy cualquier persona con acceso a Google tiene más información que Bill Clinton cuando era presidente de Estados Unidos.

La mayoría de las grandes organizaciones piensan que el mundo tardará mucho tiempo en cambiar, sin darse cuenta de que hay tecnologías como la Inteligencia Artificial, software, impresoras 3D, energía solar, biotecnología, nanotecnología, blockchain, realidad virtual, realidad aumentada, entre otras que están duplicando su capacidad cada cinco a 24 meses, razón por la que se les conocen como tecnologías exponenciales.

Estas tecnologías exponenciales están revolucionando al mundo tan fuerte, trayendo consigo la Cuarta Revolución Industrial, que están haciendo caer incluso a organizaciones que alguna vez fueron gigantes y dominantes, como Kodak y Blockbuster, empresas pensadas para un mundo lineal (cambios lentos) y no para un mundo exponencial (cambios rápidos); Por lo que cada día se vuelve más relevante la frase del inversionista David Rose “cualquier organización creada para el Siglo XX está condenada al fracaso en el siglo XXI”.

Pero ¿Cómo pueden las grandes organizaciones sobrevivir a las tecnologías exponenciales y la Cuarta Revolución Industrial?

Salim Ismail, tras la venta de más de un cuarto de millón de libros, sobre el Modelo de las Organizaciones Exponenciales, ha desarrollado una metodología de Sprints en 10 semanas ha asesorado a grandes empresas como Procter & Gamble, además de ciudades como Medellín y Miami a migrar a modelos del Siglo XXI.

Parece demasiado bueno para ser verdad pensar que existe un modelo para migrar a empresas y gobiernos a un modelo del Siglo XXI en solo 10 semanas, pasando las etapas:

  1. Consciencia sobre los cambios exponenciales,
  2. Lluvia de ideas disruptivas
  3. Desarrollo de prototipos
  4. Lanzamiento al mercado

Sin embargo, Salim Ismail y el ecosistema mundial exponencial que ha formado, está logrando resultados impresionantes. Una de las cosas más interesantes es que esta comunidad está por lanzar “su fórmula secreta” al público gratis y libre para usar al estilo Open Source, para que cualquier organización pueda migrar a la Era Digital, además lanzarán un segundo libro en 2018 llamado Transformaciones Exponenciales y una plataforma, mostrando con todo esto un verdadero ejemplo de cómo funciona una consultora exponencial.

El famoso futurólogo Alvin Tofler dijo, “el analfabeto del Siglo XXI no será aquel que no pueda leer y escribir, sino aquel que no pueda aprender, desaprender y volver a aprender” un ejemplo muy claro de porque en el Siglo XXI la regla de las organizaciones será Revolucionar o morir.

*Soul Patel es emprendedor, consultor e inversionista inglés.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

comercio-TLCAN
¿Cuál es la visión de los CEO para el 2018?
Por

Recientemente presentamos en el Foro de Davos los resultados de la 21ª Encuesta Anual de CEO. Los hallazgos son revelado...