El volumen general de la población de origen extranjero en República Dominicana representa 7.9% del total de habitantes en el país. Los trabajadores inmigrantes contribuyen a la economía dominicana con 7.5% del PIB.

 

Por Paola Amador Oliveros

 

PUBLICIDAD

Jean Pierre, haitiano, 23 años, albañil; don Pepe, español, 50 años, dueño de un restaurante; Javiera, chilena, 30 años, gerente de Recursos Humanos; y María Celestina, dominicana de padres haitianos, 38 años, niñera. Los cuatro son parte de la población de trabajadores de origen extran­jero que aportaron el 7.5% del Producto Interno Bruto en 2012, aproximadamente 364 millones de dólares (mdd) , según estudios com­plementarios sobre el aporte de los inmi­grantes a la economía dominicana, apoyado en la Primera Encuesta Nacional de Inmi­grantes (ENI-2012).

Esta encuesta es la fuente oficial del Estado dominicano y fue una iniciativa del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés), que tam­bién brindó apoyo técnico y metodológico, financiada por la Unión Europea y llevada a cabo en conjunto con el Ministerio de Eco­nomía, Planificación y Desarrollo, a través de la Oficina Nacional de Estadística (ONE), organismo responsable de este estudio.

La ENI-2012 reveló que contrario a cifras que se manejaban anteriormente sin riguro­sidad científica, no eran ni uno ni dos ni tres millones de inmigrantes los que había en el país. “El volumen general de la población de origen extranjero es de 768,783 personas (inmigrantes y descendientes), que repre­sentan 7.9% del total de población en el país, la cual era de 9.716,240 personas. De los 524,632 inmigrantes (5.3% del total de este población), los haitianos suman 458,233 per­sonas, es decir, 87.3% del total”, de acuerdo con datos de la encuesta.

Según la representante del UNFPA en el país, Sonia Vásquez, lo que motivó a reali­zar esta gran encuesta fue precisamente la falta de información basada en un ejercicio con rigurosidad científica.

“El estudio complementario sobre con­tribución de los inmigrantes a la economía dominicana muestra que contamos con una población activa predominantemente joven y empleada, que en general contri­buye con 7.5% al PIB y que en el caso de los inmigrantes haitianos es de 5%”, según la representante del UNFPA en el país.

grafico2_inmigrantes

Perfil de inmigración

En los estudios complementarios basados en la ENI-2012 se denominan inmigrantes a los haitianos, como Jean Pierre; extran­jeros de otros países, como don Pepe y Javiera; y descendientes de inmigrantes, como María Celestina.

“Inmigración, género y mercado labo­ral”, realizado por el sociólogo Wilfredo Lozano, revela que la inmigración en el país tiene un perfil esencialmente laboral, mas­culino, de bajo nivel de escolaridad en su mayoría, y de gente joven (77% oscila entre 10 y 29 años de edad), con los inmigrantes haitianos en primer lugar. Según este estu­dio, de los ciudadanos que ingresaron al país entre 2010-2012, 35% fueron haitianos jóvenes, pero lo mismo representaba 89.3% del total de inmigrantes en ese periodo.

Asimismo, el estudio devela que el inmigrante se concentra en los grandes centros urbanos (36.7%), sobre todo, los inmigrantes de otros países como Javiera y don Pepe (53%); incluyendo la inmigra­ción procedente de Haití, a pesar de sus orígenes en el establecimiento en el área rural, en la actualidad también se con­centra en las zonas urbanas (42.3%), sin perder importancia la concentración en el campo, 33% de inmigrantes haitianos aun se establecen y encuentran trabajo allí.

 

Actividad vs beneficios

La realidad laboral de los inmigrantes, demuestra este estudio, tiene un desba­lance evidente. Mientras que 36% de los inmigrantes haitianos trabaja en agricul­tura y 26% labora en el sector de la cons­trucción, solo 5% cuenta con un seguro de riesgos laborales. Apenas 3% tiene acceso al sistema de pensiones, 12% disfruta de vacaciones pagadas, 25% recibe doble sueldo y 8% tiene seguro de salud.

Por otra parte, el estudio muestra que de los inmigrantes de otros países, 48% tiene acceso al sistema de pensiones, 47% está cubierto por algún seguro de riesgos laborales, poco más de la mitad disfruta de vacaciones pagadas, 61% recibe doble sueldo y 61% posee seguro de salud.

El ingreso medio mensual de inmigran­tes haitianos para el caso de los hombres es de 244 dólares; en cambio, el de las mujeres es de 184 dólares. Igual ocurre con los inmigrantes de otros países, donde el ingreso medio mensual de los hombres es de 969 dólares y el de la mujeres de 756 dólares. Para los descendientes en general, el ingreso medio mensual de los hombres es de 318 dólares  mientras que el de las mujeres de 196 dólares.

Según la información ofrecida por UNFPA, los resultados muestran que 56% de la población nativa incorporada al mer­cado de trabajo se concentra en la econo­mía informal; mientras que la inmigrante lo hace en 45%. Entre los hombres, 50% de los nativos y 37% de los inmigrantes trabajan en este sector. De manera especí­fica, los inmigrantes haitianos se concen­tran en 45% en el sector informal, 78% de las mujeres y 59% de los hombres. De los inmigrantes de otros países, 20% se ubica en este sector, predominando los hombres en relación con las mujeres.

 

Estrategia necesaria

El Plan Nacional de Regularización de ciu­dadanos extranjeros en situación migrato­ria irregular en la República Dominicana se empezó a implementar a través del decreto 327 de 2013 y está bajo la dirección del Ministerio del Interior y Policía. Fue con­cebido para un periodo de 18 meses, los seis primeros de planificación y organización, que dio paso a que a partir del 2 de junio comenzara a implementarse de manera práctica en todo el país con el plazo de un año para recibir los expedientes a todos los que soliciten el ingreso al plan.

Esta implementación contempla la apertura de 36 oficinas a nivel nacional, una en cada provincia, a excepción de la Vega (con dos) y Santo Domingo por su extensión, con cuatro oficinas. Al cierre de esta edición se habían inaugurado 21 ofi­cinas que cubrían las regiones del este, del sur, en el Cibao, en el nordeste y noroeste; estaban por abrirse dos más en la zona fronteriza de Dajabón y Pedernales.

Para que los inmigrantes del país puedan tener las garantías laborales será necesa­rio que regularicen su situación en el país. Según el viceministro de migración y natu­ralización del Ministerio del Interior y Poli­cía, Luis Fernández, “la idea de este plan es que es que todos los extranjeros estén regu­larizados y tengan seguridad social. Este es un compromiso del Estado y el gobierno deberá establecer los mecanismos necesa­rios con el Ministerio de Trabajo y con la seguridad social para garantizar que eso sea así. Es algo fundamental”.

El Ministerio ha estado acompañado por organiza­ciones internacionales como el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (pnud) y la Organización Internacional de las Migra­ciones, ongs como el Centro Bonó para facilitar conversa­torios en diferentes partes del país y hacer que el proceso llegue a buen término.

De aquí al mes de enero se espera tener más de 100,000 ciudadanos extranjeros regularizados y debidamente documenta­dos. “En este proceso tenemos que cuidar­nos y verificar el historial de cada persona, es un asunto de seguridad nacional”, dijo el funcionario.

En los cuatro meses de implemen­tación del plan, según el viceministro Fernández, de las visitas de aproximada­mente 100,000 inmigrantes que quieren regularizar su situación, 65,000 han abierto sus expedientes. Según el vocero del Minis­terio del Interior, uno de los retos que se han presentado es que la mayor cantidad de estos expedientes están incompletos y en la actua­lidad no hay un censo que permita establecer cuántos extranjeros hay en el país. “Nos basamos en la Encuesta Nacional de Inmigrantes hecha por la one”, dijo.

La ley 169-14 establece una ley especial de naturali­zación, y uno de los aspectos tiene que ver con las per­sonas nacidas en Dominicana, hijos de padres y madres extranjeros en situación irregular, pero que están inscritos en el libro de registro civil. Según la JCE, son 60,000 personas que están en esta situa­ción. “En días pasados la Junta Central Electoral anunció que unos 1,400 expe­dientes están auditados y listos para que estas personas puedan gestionar su acta de nacimiento y así poder tener acceso a su documentación”, dijo Fernández.

grafico_inmigrantes_republica_dominicana

 

 

Siguientes artículos

IEnova, la empresa que apuesta 3,500 mdd al sector energético
Por

Con la reforma energética, a la filial de Sempra se le amplían las oportunidades de negocio en México en transportación...