DW.- Son días dorados para el oro. El codiciado metal precioso elevó su precio casi en un 20% con respecto al dólar en 2019. No es una sorpresa ver que los fondos de oro dominan los fondos de inversión de mayor rendimiento de 2019 en el Reino Unido, sector muy relevante para los servicios financieros.

Si el año pasado terminó bien para el metal, 2020 comenzó aún mejor. En la primera semana de enero, el precio del oro alcanzó su nivel más alto en siete años, subiendo a casi 1,600 dólares (unos 1,432 euros) por onza troy o 50,798 dólares por kilogramo. Los analistas del mercado del oro predicen que continuará incrementando este año.

El oro es uno de productos de intercambio comercial más antiguos del mundo. Sin embargo, a diferencia de otros activos, no produce un dividendo. El precio sube o baja y su fortuna sube o baja con él. Entonces, ¿qué hay detrás de la actual subida?

Cae una bomba y sube el precio del oro

Según Jim Wyckoff, analista de Kitco, una empresa de análisis del mercado de metales preciosos, el oro tuvo un impulso considerable en la segunda mitad de 2019 por varios motivos.

Una de las mayores razones fue la caída del dólar estadounidense ante otras divisas extranjeras. Cuando el dólar se devalúa, favorece el precio de las materias primas porque, al estar típicamente cotizadas en dólares, las hace más atractivas para su compra.

Además, la subida del precio del petróleo crudo (posiblemente el líder del sector de las materias primas) impulsó aún más el valor del oro. Las perspectivas de movimiento en un acuerdo comercial entre EU y China también ayudaron, ya que el gigante asiático es un importante mercado de oro. Además, en conjunto, Turquía, Rusia y China compraron casi 120 toneladas de oro sólo en el tercer trimestre del año pasado.

“Así que combinando todo eso, el oro tuvo un impulso en su valor. Y luego, el viernes pasado tuvimos el impactante evento geopolítico”, dijo a DW Wyckoff. Esto en referencia al ataque con drones de EU en el aeropuerto de Bagdad en el que murió Qasem Soleimani, líder militar iraní. El asesinato se produjo en medio de las crecientes tensiones entre EU e Irán y alimentó los temores de un conflicto militar más amplio en Oriente Medio.

 

Años dorados

El oro se conoce como un activo seguro, en el que los inversores se refugian con su riqueza en tiempos de incertidumbre. El ataque en Irak puso a los mercados en un estado de ansiedad. Cuando algo así sucede, el precio del oro tiende a subir.

Históricamente, el oro se beneficia durante los períodos de mayor riesgo y, al proporcionar retornos positivos y reducir las pérdidas de la cartera, el oro ha sido especialmente eficaz durante los momentos de crisis sistémica, cuando los inversores tienden a retirarse de las acciones”, dijo a DW Alistair Hewitt, Director de Inteligencia de Mercado del World Gold Council.

Por lo tanto, el oro, una atractiva posesión en tiempos normales, lo es aún más en tiempos de guerra o de crisis inminente. “Si tienes acciones, eso no es más que un pedazo de papel. Cuando los tiempos se ponen muy difíciles y el sistema se está debilitando, ¿preferirías tener un pedazo de papel o un metal duro que puedas sostener en tu mano?”, complementó Wyckoff.

Mientras el mundo espera la respuesta de Irán al asesinato de su principal general, es probable que el malestar geopolítico impulse aún más el precio del oro. Muchos analistas estiman que el precio alcanzará un récord de 2 mil dólares la onza en los próximos dos años.

No todo lo que brilla…

Eso no quiere decir que al oro le irá siempre bien. Hace veinte años, su valor se desplomó después de que varios gobiernos vendieran sus reservas. Durante un tiempo, se creía que sus días como depósito de valor se habían acabado. Luego, después de haber alcanzado su precio más alto en 2011, cuando los peores efectos de la crisis financiera mundial estaban empujando a los inversores hacia él, el metal comenzó a caer bruscamente en 2013.

También ha habido cierta inquietud en los últimos años por el hecho de que la producción de oro ha llegado a su punto máximo y se ha fijado para un período de marcado declive. Las cifras del World Gold Council muestran que el número de descubrimientos de minas de oro ha disminuido en los últimos 30 años.

Según el World Gold Council hay esencialmente cuatro cosas que afectan el precio del oro: “La expansión económica: a medida que la gente se hace más rica, compra más oro; la incertidumbre del mercado financiero: el rol de refugio seguro del oro; el costo de oportunidad, donde las tasas de interés más bajas hacen que el oro sea relativamente atractivo en comparación con otros activos; y el impulso”, explicó a DW Alistair Hewitt.

Él cree que la ansiedad política sólo tendría un impacto duradero en el precio del oro si afectara a uno de estos cuatro impulsores. Por ejemplo, si la situación geopolítica se intensificara hasta el punto de afectar a los mercados financieros. En un mundo definido por su incertidumbre intrínseca, el último resurgimiento del oro sugiere que el metal amarillo nunca estará demasiado lejos de tener un brillo rentable.

Este contenido se publicó originalmente en DW.COM y puedes ver esa nota haciendo click en el logo:

 

Siguientes artículos

ultima-hora
Accidente de avión ucraniano en Irán deja 176 muertos
Por

El accidente ocurrió a primeras horas de la mañana de este miércoles, según la agencia semi-oficial iraní ISNA.