“No es una fe en la tecnología,

es la fe en la gente.”

Steve Jobs.

Por: Gerardo Islas Maldonado*

Nos encaminamos rápidamente a un futuro de grandes avances tecnológicos, que están ya cambiando muchos modelos educativos y de negocios (más aún ante la coyuntura epidemiológica actual). Por ello, resultará fundamental que nuestro México se suba a esa ola tecnológica o correrá el riesgo de quedarse atrás y ser dominado por las potencias económicas que si lo hicieron. 

El anhelo de construir maquinas que puedan funcionar como el cerebro humano parecía reservado a la ciencia ficción. En los últimos años, tal anhelo no solo ha ido encontrando cauces cada vez más solidos, sino que se prevé que aquel país que domine la Inteligencia Artificial tendrá a su  vez la posibilidad de establecer un nuevo orden mundial y ser la mayor potencia económica mundial. 

Un estudio de PriceWaterhouseCoopers estima que esta tecnología podría agregar 16 trillones de dólares al PIB mundial para finales de la década siguiente. Este panorama hoy nos demanda un rediseño de nuestra política científica y tecnológica, que fomente la creación e innovación de productos y servicios y el registro de un mayor número de patentes nacionales, dirigidos a cubrir las necesidades específicas de la sociedad y del sector empresarial mexicano. 

En materia de innovación  y producción de patentes, México cuenta con un enorme rezago y un serio reto por delante; ya que por cada millón de habitantes en México se presentan 0.5 patentes, mientras que en países como Taiwán ascienden a 287 por cada millón de habitantes. Además, en 2018 se observa que en México se tramitaron 16,424 solicitudes de patentes, sin embargo, solo el 9.4% fue de mexicanos, y las restantes de empresas o personas extranjeras en México. 

Según el CONACYT, al 2018 México contó con 28,579 investigadores, pertenecientes al Sistema Nacional de Investigadores, es decir, 1.8 investigadores por cada 10 mil habitantes, en países desarrollados la cifra asciende a 30 o 40 investigadores; estas cifras reflejan la insuficiencia que hemos tenido hasta el momento para desarrollar e innovar. 

México necesita un despertar colectivo, reescribir esa historia, una clase emprendedora aguerrida y creativa, y una política científica y tecnológica nacional que la impulse. Para lograrlo, se requieren realizar múltiples acciones, entre las que destacan: 

Un mayor apoyo a Pymes para que se inserten en programas de investigación y desarrollo tecnológico;

Crear las condiciones y lineamientos necesarios para que los investigadores emprendan sus propias empresas (spin-off);

Ampliar el número de científicos con la integración de investigadores jóvenes;

Establecimiento de esquemas de apoyo financiero enfocado a la ciencia y la tecnología;

Incentivar a los investigadores mexicanos a no sólo producir publicaciones, sino también generar, registrar y colocar patentes para uso en la industria y en la sociedad;

Identificar y explotar sectores estratégicos en las cadenas productivas y en las áreas de ciencia y tecnología;

Promover esquemas de innovación financiera;  

Desarrollar proyectos productivos de innovación de alto impacto. 

La nueva economía digital trae consigo enormes retos y oportunidades pero también grandes riesgos en materia de ciberseguridad, privacidad y manejo de datos personales, que deben ser parte integral de la política científica y tecnológica; basta con recordar el escándalo de Cambridge Analytica en el proceso electoral de EUA en 2016 y en el Brexit para vislumbrar el tamaño del reto por delante. 

México tiene un potencial enorme pero necesita de una reconfiguración de su política científica y tecnológica para poder capitalizar su capacidad creativa.   La inteligencia artificial representa un reto colectivo extraordinario, para lo cual se necesita una sociedad extraordinaria. ¿Estaremos a la altura? 

Contacto:

Twitter: @gerislas

Instagram: @gerislasm

Facebook: Gerardo Islas https://www.facebook.com/gerislasm/

**Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Denuncia
Presentan herramienta digital para denunciar violencia de género en CDMX
Por

Integrantes del colectivo Tojil y Ernestina Godoy, de la FGJ capitalina, presentaron sitio web 'Violencia de Género' par...