Después de dos meses de haber iniciado su programa piloto en Ciudad de México, Mobike se enfrenta al desagradable problema de que muchos quieren sus bicicletas… pero para robarlas.

“Los amantes de lo ajeno están guardando las bicicletas. Es una situación que lamentablemente aqueja a nuestra ciudad”, reveló el director de asuntos gubernamentales de Mobike, Armando Reyes, en entrevista.

El directivo de la plataforma de uso compartido de bicicletas dijo que la Secretaría de Seguridad Pública de Ciudad de México y las autoridades de la delegación Gustavo A. Madero han apoyado a la startup de origen chino para recuperar las bicicletas y detener a las personas que ilegalmente estaban guardando las unidades de transporte.

“Tenemos denuncias presentadas. Hay gente que está detenida”, agregó.

PUBLICIDAD

Reyes comentó hay 10 detenidos aproximadamente, pero declinó compartir la cifra de bicicletas hurtadas.

De acuerdo con el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP, por sus siglas en inglés) de enero de 2014 a octubre de 2017, 3,754 bicicletas fueron robadas, aunque no se desglosa su propiedad. Asimismo, refiere que hay medio millón de usuarios de bicicletas en la capital.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México informó que hasta octubre de 2017, 893 bicicletas fueron robadas y sólo en 18 casos fueron abiertas carpetas de investigación, es decir, solo 2% de los hurtos que se cometen son denunciados.

Bicicletas fuera de su zona

Desde que arrancó operaciones, la demanda de bicicletas de Mobike creció entre 60 y 70% cada semana. Pero esta situación ha desencadenado un problema de oferta en el polígono de Polanco, que determinaron las autoridades para el programa piloto. Algunos usuarios incluso han reportado en Twitter la ausencia de unidades.

Reyes, el director de asuntos corporativos, explicó a Forbes México que el fenómeno responde a que los usuarios sacan las bicicletas de la zona de Polanco a distancias que les impiden devolverlas eficientemente hacia las áreas donde se requieren.

“Estamos tomando acciones bastante fuertes en el sentido de provocar que los usuarios mantengan las bicicletas en el polígono de Polanco”, afirmó.

Hace tres días, la compañía de bike sharing estableció un sistema de penalidades. Han colocado etiquetas para recordar a los usuarios que no saquen las bicicletas fuera del polígono establecido por la app. Si lo hacen, la empresa cobrará una multa equivalente a un mes de servicio (49 pesos).

La startup en México evalúa otras acciones para usuarios reincidentes como negar el servicio de transporte definitivamente.

“Son reglas y situaciones que estamos evaluando todavía, pero lo estamos considerando”, dijo Reyes.

La compañía forma parte de un programa piloto que durará 60 días hábiles, establecido por la Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México, que servirá como base para la regulación del bike sharing en la capital del país. Faltan 30 días para que la prueba concluya y se tracen los lineamientos finales.

 

Siguientes artículos

México llega tarde a la industria de la cannabis: Vicente Fox
Por

El exmandatario destacó que ahora México puede aprender de los errores de quienes fueron pioneros en la industria legal....