El crecimiento y la rentabilización de la empresa deben ser los objetivos fundamentales que debe perseguir el CFO. ¿Cómo lograrlo?

 

 

“No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque trae progresos. La creatividad nace de la angustia, como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis, se supera a sí mismo, sin quedar ‘superado’”:

PUBLICIDAD

Albert Einstein

 

 

 

Por Lizbeth Martínez

 

Hablemos de la importancia del rol que juega el director de finanzas (CFO, por sus siglas en ingles) en las empresas. Éste desempeña un papel fundamental, ya que es quien debe analizar profundamente y proporcionar la información necesaria para la buena toma de decisiones por parte de todos los miembros de la organización, incluyéndose a sí mismo. Dicha información debe mostrar los diferentes escenarios posibles, así como los riesgos o beneficios para la empresa en cada uno de ellos.

El CFO es el encargado de administrar los recursos, que como marca la economía, son escasos y deben ser bien aprovechados para lograr la maximización de los diferentes indicadores dentro de la empresa, como EBITDA, flujo, EVA, Capital Invertido y, finalmente, poder crear valor. El crecimiento y la rentabilización de la empresa deben ser los objetivos fundamentales que debe perseguir el CFO.

Al contrario de lo que muchos creen, debemos considerar que cada una de las áreas tiene un rol con igual importancia dentro de la organización, y cada una es responsable de alcanzar sus metas para así contribuir al logro del objetivo general de la empresa. El CFO debe plantear los lineamientos generales sobre los cuales debe conducirse cada uno de los departamentos, así como los objetivos financieros que debe alcanzar la organización, trabajando de manera conjunta con cada uno de ellos para asegurarse que el camino que están tomando es el correcto para lograr los objetivos finales. Si no es así, debe tener la capacidad para tomar las acciones necesarias que permitan corregir el rumbo.

Tal vez el rol del CFO es de los más difíciles dentro de una organización, pues su responsabilidad es mayor al tener una interacción de 360 grados con todos los actores e instituciones internos y externos de la compañía, como clientes, proveedores, instituciones financieras, recursos humanos, etcétera, y debe lograr un equilibrio entre todos, sin perder de vista sus objetivos. Debe ser la figura más estricta dentro de la organización, pero al mismo tiempo flexible ante el entorno y los cambios.

El CFO debe anticiparse ante el futuro, debe tener intuición y visión para pronosticar lo que se aproxima en la industria donde se encuentra o de manera general en la economía global, cómo dice el dicho popular “lo único constante es el cambio”, y debe estar preparado para adaptarse a éste, porque dependiendo de cómo se afronten los cambios, serán los resultados que obtendrá.

 

 Lizbeth Martínez es directora de Finanzas en Convermex – Carvajal Empaques.

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Nuevas reglas cambiarán a las quiebras de bancos
Por

Los gobiernos han gastado miles de millones de dólares de dinero de los contribuyentes para rescatar a bancos que cayero...