Hoy no es nuevo hablar de la transformación digital post pandemia impulsada por la tecnología en distintos sectores. Lo hemos visto sin duda en la industria de la salud y la farmacéutica, en el sector manufacturero y por supuesto en el financiero que ha tenido un empuje importante con procesos como el onboarding digital que han tenido un fuerte auge, no solo en México, sino en la región.

Pero ¿exactamente qué es el onboarding digital? Explicado de manera sencilla, es un proceso que permite la apertura de una cuenta bancaria o entrega de un servicio financiero de forma 100% digital. Este proceso se realiza mediante la identificación de clientes a través del uso de la tecnología biométrica y la captura y validación de documentos de identificación oficial como pasaporte o INE, y solo toma de 2 a 3 minutos.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Según datos de Deloitte, anteriormente los procesos de apertura de cuenta podían tardar 16 semanas y los bancos terminaban invirtiendo entre $20.000 y $30.000 USD en la incorporación de un nuevo cliente, y gracias a la automatización del proceso se han reducido hasta en un 50% los tiempos y los costos.

Habiendo explicado qué es el onboarding digital sigue entender cuál es el rol de este proceso tan útil y necesario en la reactivación económica de un país. En situaciones como la que hoy vivimos donde empezamos a ver que poco a poco las actividades económicas empiezan a retomar fuerza, esta herramienta digital ayuda en diferentes frentes, empezando por facilitar procesos financieros que antes tomaban más de dos meses y que ahora suceden en cuestión de minutos.

En el caso de los bancos, por ejemplo, observamos que les ha dado la posibilidad de aumentar 30 veces la cantidad de registros en comparación con las cifras de los procesos físicos, gracias a la rapidez y seguridad con la que se lleva a cabo el proceso de inmersión. Si bien la mayoría de estas instituciones conocen las ventajas operativas y económicas de los procesos digitales automatizados, no siempre dimensionan la importancia de crear una experiencia digital personalizada y no repetitiva para sus usuarios.

Por otra parte, en el caso de comercios o empresas más pequeñas, el onboarding digital les permite incorporarse rápidamente al sistema financiero, para acceder a productos como préstamos, pagos, financiamientos, etc.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

Además, también ayudará a alcanzar uno de los principales objetivos de la PNIF (Política Nacional de Inclusión Financiera), que implica que para 2024 el 77% de la población tenga al menos un producto financiero. 

La ecuación es sencilla, a mayor rapidez y sencillez en procesos como la apertura de cuentas, mayor circulación económica que permita la activación del país. Esto ayudará también para que el sistema financiero mexicano muestre una posición cada vez más sólida donde la tecnología debe ser vista como un aliado para la recuperación económica.

La incorporación de soluciones como el onboarding digital es inminente para la industria financiera, ya que existe cada vez más una necesidad imperante de transicionar del mundo físico al digital para generar una transformación digital sin precedentes.

Suscríbete a Forbes México

Marcelo Fondacaro, CCO de Veritran

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Facebook Metaverso
Cuando el metaverso nos alcance
Por

Podríamos comenzar por cuestionarnos si en el metaverso será ilegal lo que también se prohíbe en el mundo real.