El Salvador se encuentra dentro de los países de América Latina con mayores tasas de deserción, matrículas bajas en educación secundaria y terciaria, disparidades urbano-rurales y baja calidad de la educación.

No solo esta nación presenta estos problemas, en general la región obtiene los puntajes más bajos en pruebas internacionales de conocimientos, como el Programme International Student Assessment, PISA, y TIMSS según La Red de Investigadores del Banco Central de Reserva (REDIBACEN).

Estos datos los expuso el organismo bancario durante el marco “Hechos estilizados sobre la calidad de la educación en América Latina”, regida por el Dr. Luis René Cáceres, consultor e investigador económico, donde detalla los resultados de un estudio realizado por la REDIBACEN.

La investigación analizó la calidad de educación de acuerdo con los puntajes del Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo (TERCE), el cual explica el comportamiento de muchas variables económicas y sociales de los países latinoamericanos.

PUBLICIDAD

Los objetos de estudio que evaluó el TERCE fue el desempeño escolar en tercer y sexto grado de escuela primaria en Matemática, Lenguaje (lectura y escritura) y, para sexto grado el área de Ciencias Naturales.

Los resultados de la investigación del Dr. Cáceres afirman que la calidad de la educación reduce el autoempleo y la pobreza, trayendo consecuencias como el crimen.

Puedes leer: Migrantes centroamericanos sopesan quedarse en México o arriesgarse en EU

También expone que la productividad laboral en El Salvador ha caído debido a la extrema apertura laboral, y, por otra parte, los cálculos demuestran que la productividad laboral aumenta con la calidad de la educación.

“En El Salvador, las tasas de ahorro nacional y de inversión muestran tendencias a la baja; los altos déficit en cuenta comercial reducen el ahorro nacional y al dinamismo económico; mientras que la calidad de la educación contribuye a incrementar la inversión y el ahorro nacional”, afirmó el Dr. Cáceres.

La calidad de la educación reduce la presión por endeudamiento de un país y que a medida que aumenta el gasto en educación, también lo hacen las reservas internacionales per cápita.

La educación es un motor de desarrollo para los países e incrementa la esperanza de vida al nacer. En cuanto a las remesas, se afirma que las mismas representan baja calidad de la educación.

La evaluación realizada por la institución financiera determinará las decisiones que se realizarán en políticas públicas educativas.

Los bajos puntajes se deben principalmente a grandes problemas que se encuentran en la calidad de sus sistemas educativos, lo cual adquiere relevancia especial al tomar en cuenta la evidencia de que la calidad de la educación es el medio que permite a un país la adquisición de tecnologías.

Dentro de los últimos 5 años se han realizado estudios del impacto que tiene la educación en los sistemas económicos de cada país, y los resultados han concluido que la variable de mayor importancia en la determinación del crecimiento económico es el nivel de conocimientos adquiridos por los estudiantes.

En los resultados en pruebas internacionales, como las ya mencionadas, se demuestran las destrezas que los alumnos adquieren en la escuela y en la calidad de educación.

El funcionario Cáceres afirmó que “los países centroamericanos deben unir esfuerzos para trabajar por mejorar la calidad de la educación”.

La conferencia cerró con un llamado a mejorar la calidad de la educación para contrarrestar la caída de la productividad laboral y mejorar sustancialmente la economía y sociedad salvadoreña.

 

Siguientes artículos

Airbus A321neo de Interjet. Foto: Cortesía.
Interjet pone en su radar de nuevos vuelos a El Salvador
Por

Como ya lo hicieron Aeroméxico y Volaris, la aerolínea mexicana se prepara para aterrizar en el país centroamericano. La...