El Salvador retomó las negociaciones con Honduras y Guatemala para incorporarse a la unión aduanera que comenzó en junio de 2017, tras dos años de planificación, informó el Ministerio de Economía (Minec) salvadoreño.

El anuncio se realizó este martes 10 de abril, durante el marco de la IV ronda de negociaciones, para que El Salvador se sume al proceso de Integración Profunda hacia el Libre Tránsito de Personas y Mercancías entre Guatemala y Honduras.

El Minec expresó que en esta ronda se discutirán temas de: aduanas, tributos internos, medidas sanitarias y fitosanitarias, aranceles, reglas de origen, migración, transporte aéreo y seguridad.

PUBLICIDAD

La ministra de Economía salvadoreña, Luz Estrella Rodríguez, indicó que el objetivo de la consolidación de un solo territorio aduanero es la reducción del tiempo de traslado de productos por puertos fronterizos y la integración de aproximadamente el 70% del comercio.

Te puede interesar: Los jaguares centroamericanos buscan invertir en México

Sin embargo, la funcionaria Rodríguez destacó que las negociaciones se extenderán hasta el 13 de abril en San Salvador, debido a que se quieren proteger los intereses de los sectores productivos salvadoreños.

“La unión aduanera entre estos países, dinamizará las economías y propiciará, en un primer momento, los procesos de intercambio entre el Triángulo Norte, para luego poder extenderse a toda la región centroamericana”, dijo la ministra de economía.

Luz Estrella Rodríguez, concluyó que en los próximos días se presentará a la Asamblea Legislativa el Protocolo de El Salvador a la Integración Profunda, para destacar estas negociaciones dentro de la agenda de los presidentes del Triángulo Norte, que se reunirán mediados del presente año.

El encuentro es liderado por el MINEC con el apoyo y compromiso de instituciones de gobierno vinculadas a las actividades de comercio exterior, entre ellas, Agricultura, Hacienda, Migración, Autoridad de Aviación Civil, entre otros.

Los principales avances que se han tenido es la aprobación por parte de las autoridades aduaneras para el modelo de puestos fronterizos integrados en las fronteras de La Hachadura, Anguiatú, Las Chinamas y San Cristóbal con Guatemala, así como en El Poy y El Amatillo con Honduras.

El comercio que se genera entre los países del triángulo norte representa más de 6 mil millones de dólares, es decir, 48.5 % de todo lo que se percibe en Centroamérica, según datos de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA).

Actualmente, la población del triángulo norte es de 32.1 millones de habitantes, cifra que representa el 68% de los pobladores de la región, por lo que estas negociaciones son solo el comienzo de la unión centroamericana.

 

Siguientes artículos

Los jaguares centroamericanos buscan invertir en México
Por

Las Zonas Económicas Especiales podrían significar una nueva etapa en la relación comercial entre el país azteca y el is...