Sierra Oil & Gas ya comenzó a ejercer los 1,050 millones de dólares (mdd) que se comprometió a invertir en los próximos años. BlackRock trajo al país su fondo de infraestructura que maneja inversiones por 7,000 mdd en el mundo y Grupo Presidente invertirá 100 mdd para una remodelación a fondo de sus hoteles.

No es casualidad, el sector energético, la infraestructura y el turismo son fichas que pocos países pueden jugar al mismo tiempo.

Inversión para perforar

PUBLICIDAD

Sierra Oil & Gas ganó dos bloques de más de 650 km2 en aguas someras, el 2 y el 7, concursados la primera licitación de la Ronda Uno. Y es parte de un engranaje más grande. Participan de forma directa dos inversionistas institucionales, RiverStone Holdings y EnCap Investments.

Estas firmas tienen el compromiso con el gobierno mexicano de invertir 525 millones de dólares (mdd) de inicio y otro monto igual en una segunda etapa. EnCap Investment aportará el 42.89% (225 mdd) en cada una de las dos etapas, y el resto lo deberá poner RiverStone.

Sierra Oil & Gas es dirigida en México por Iván Sandrea, un venezolano con una amplia experiencia en la industria petrolera y que viene de Statoil.

“El proyecto tiene muchos hitos y líneas. Estamos haciendo el re­procesamiento de la sísmica, de la información que compramos y que otorga el gobierno. Son estudios so­fisticados que nos permiten delinear mejor las estructuras que vamos a poner en el primer pozo, y en parale­lo se hace el estudio ambiental y de impacto, para lo cual recolectamos muestras con un barco subcontra­tado para ello. Todo esto es parte de los requisitos y de la información que necesitamos”, dijo a Forbes México Iván Sandrea.

El plan completo en la primera fase es hacer tres pozos explorato­rios en los dos bloques.

 

Una apuesta segura

BlackRock es el líder mundial en administración de activos –a finales de 2015 eran 4.6 billones de dólares administrados–, con presencia en 30 países y que en los últimos años se ha centrado en países con cre­cimiento, y México es el de mayor enfoque en Latinoamérica, sin lugar a dudas.

Tras un análisis que tomó más de un año, la firma decidió invertir en México. “En el país hay inversionistas con bolsillos profundos, a los que esta firma quiere como clientes para invertir su dinero dentro y fuera de México. Por ahora, sus márgenes aquí ya están entre 18 y 19%, dijo a Forbes México Samantha Ricciardi, directora general de BlackRock México.

Una de las decisiones por la cual BlaxkRock decidió voltear hacia México son las reformas. Para Samantha Ricciardi, las reformas son un componen­te muy importante.

“Sé que los mexicanos somos escépticos, que pensamos que (las reformas) no han dado resultados tan rápido, pero te puedo asegurar que cuando te sientas a hablar con clientes internacionales o escuchas hablar a Larry (Fink, presidente de BlackRock) sobre lo que se ha logrado con las reformas, sí es algo contundente, que tiene impacto sobre cómo los mercados interna­cionales ven a México. Eso aunado a cómo el Banco de México ha logrado mantener la inflación y el entorno macroeconómico, da una muy buena base para los inversio­nistas que ven hacia el mediano o largo plazo”.

BlackRock considera el sector de infraestructura en México es bastante amplio: desde ener­gía e infraestructura social hasta carreteras.

 

Remodelarse para recibir al turismo

El turismo viene de crecer 1% y ahora avanza a una tasa cercana a 4%. Grupo Presidente se preparó para este momento con la inversión de 70 mdd.

Los planes abarcan profundas remodelaciones de sus hoteles, lanzamiento de conceptos propios de tiendas en hoteles en los que en­trarán como operadores, y apertura de restaurantes.

Las remodelaciones son a fondo, y un ejemplo es el Presidente Intercontinental de la Ciudad de México. “Quitamos todo, desde pasillos hasta habitaciones, todo, es decir, no fue un cambio de textiles o de muebles, sino de los baños y de todo”, dijo Braulio Arsuaga, director general de Grupo Presidente a Forbes México.

Para apuntalar las ventas, este año la cadena hotelera abrirá cuatro tiendas bajo el nombre de La Clásica en Ciudad de México, Los Cabos, Co­zumel e Ixtapa, y serán operadas en casa. “Tenemos historial en el retail y entonces creamos nuestro propio concepto, ca­talogación… nuestra propia tienda”, comentó Braulio Arsuaga

Una de las apuestas más ambiciosas de Grupo Presidente es el sector de los millennials y para eso ya se están creando lugares específicos.

Los hoteles para este sector serán de marca propia, tendrían cuartos más pequeños que los convencionales y un estilo juvenil.

“El millennial busca eso, el coworking y busca el alone-together, busca estar solo, pero quiere estar junto, quiere trabajar y estar concentrado, pero también quiere conocer gente”, señala Arsuaga.

Conoce las historias completas de estas tres empresas que ven importantes negocios a futuro en México. Las encontrarás en la edición de abril de la revista Forbes México

Portada-500px

 

Siguientes artículos

Ayuda a Pemex no reduce su riesgo crediticio: Moody’s
Por

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció ayer que inyectará 73,500 millones de pesos (4,200 millones d...