Reuters. Imponentes esqueletos, diablos danzantes y altares adornados con flores de cempasúchil desfilarán el sábado por una de las avenidas más importantes de la Ciudad de México en conmemoración del Día de Muertos, poco más de un mes después de que dos terremotos dejaron cerca de 500 víctimas mortales en el país.

En punto de las 16:00 horas, más de 700 participantes se prepararon durante meses para la colorida procesión que recorrerá más de siete kilómetros del Paseo de la Reforma. Los dos poderosos sismos de septiembre provocaron cambios de última hora en el programa.

A lo largo de la ruta, los participantes con bailes y coreografías honrarán a las víctimas fatales de los sismos para concluir en el Zócalo del Centro Histórico que albergará un enorme altar en su recuerdo.

También habrá un carro alegórico con la figura de un puño que encarna la idea de “Fuerza México”, el mantra de solidaridad de los mexicanos mientras rescatistas buscaban sobrevivientes entre escombros de edificios colapsados tras el segundo sismo del 19 de septiembre que dejó casi 230 muertos en la capital.

PUBLICIDAD

Pero no se espera que los sismos más poderosos en más de 30 años hagan olvidar la legendaria tradición mexicana. Participantes y espectadores por igual maquillarán sus rostros como coloridas calaveras, muchas al estilo de la icónica figura del esqueleto de México conocida como “La Catrina”.

La música festiva también levantará el espíritu, con músicos de mariachi entonando populares canciones desde un carro cubierto de flores asemejando a las pequeñas embarcaciones que navegan por los canales en Xochimilco, al sur de la capital.

Patrocinado por autoridades de turismo y cultura de México, el evento triplicará su tamaño comparado con el de su debut el año pasado, inspirado en el desfile del Día de Muertos que aparece en la secuencia al inicio de la cinta de James Bond “Spectre” de 2015.

Unas 200,000 personas acudieron el año pasado y se espera que el sábado se duplique la asistencia, dijo una portavoz del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM).

Una portavoz de la empresa de producción Anima Inc., que está organizando una parte del desfile, estimó que podría haber hasta un millón de personas.

Si bien los mexicanos típicamente celebran el Día de Muertos el 2 de noviembre en plazas, casas y cementerios, la popularidad de la película de Bond llevó a los funcionarios de la Ciudad de México a organizar un espectáculo carnavalesco.

Aun así, los organizadores del evento dicen que la idea no es sólo recrear el brillo de Hollywood.

“El propósito de este desfile es celebrar la vida (…) Es poner en el radar de los mexicanos una tradición tan importante como la que tenemos, para sentirse orgullosos, para mostrar algo tan importante de México al mundo”, dijo Alejandra González Anaya, directora de Anima.

 

Siguientes artículos

Este domingo termina el horario de verano
Por

Para el 2017, el horario de verano en el territorio nacional (excepto la franja fronteriza con los Estados Unidos de Amé...