Parece que Apple está nuevamente bajo la lupa de los legisladores estadounidenses, esta vez por diseñar el iPhone con un cifrado tan fuerte para proteger los datos de sus propietarios, que generalmente obstaculiza los esfuerzos de la policía.

En una audiencia reciente sobre Encriptación y acceso legal: evaluación de beneficios y riesgos para la seguridad pública celebrada por el Comité Judicial del Senado, los senadores interrogaron a expertos de Apple y Facebook sobre el tema de obtener acceso legal a datos en dispositivos encriptados y en conversaciones de mensajes.

El Gerente de Privacidad del Usuario de Apple, Erik Neuenschwander, estuvo presente para responder en nombre de la compañía, junto con el Fiscal de Distrito de Nueva York, Cyrus Vance, quien ha sostenido durante mucho tiempo que la seguridad de Apple hace del iPhone “el dispositivo de comunicación elegido por los terroristas”.

Según lo informado por ArsTechnica, la presidenta del comité, la senadora Lindsay Graham (RS.C.) insistió en que Apple debe incorporar una forma para que las fuerzas del orden puedan acceder a la información almacenada en cualquier iPhone involucrado en una investigación oficial.

De acuerdo a la legisladora, sugiere que la seguridad de Apple convierte al iPhone en un “refugio seguro para los delincuentes donde pueden planificar sus fechorías” y saca a la luz a las “aplicaciones encriptadas que usan los abusadores de menores”, como ejemplo.

Sin embargo, al igual que muchos de los legisladores y funcionarios encargados de hacer cumplir la ley que presionan para que empresas como Apple debiliten su encriptación, el senador Graham no pareció apreciar la delgada línea entre proteger su propia privacidad y llevar a los criminales ante la justicia.

“Aprecio el hecho de que las personas no pueden piratear mi teléfono, escuchar mis llamadas telefónicas, seguir los mensajes, los mensajes de texto que recibo. Creo que todos queremos dispositivos que protejan nuestra privacidad. Sin embargo ningún estadounidense debería querer un dispositivo que sea un refugio seguro para la criminalidad”, sostuvo.

Apple ha tomado la postura de que cualquier debilitamiento de la tecnología de cifrado o puerta trasera creada para la aplicación de la ley debilitaría la seguridad de todos los usuarios.

El Gerente de Privacidad de Usuario de Apple, Erik Neuenschwander, señaló el hecho de que la firma ha trabajado con la policía y continuará haciéndolo, y señaló que recibió 127,000 solicitudes en los últimos siete años, más miles de solicitudes de emergencia que ha podido para responder dentro de los 20 minutos.

En particular, Apple posee todas las claves para acceder a las copias de seguridad de iPhone que están almacenadas en iCloud, y puede proporcionar esa información a las fuerzas del orden público en respuesta a una orden judicial válida. “Vamos a seguir trabajando con la policía, ya que tenemos que encontrar formas de superar esto”, sostuvo.

Con información de iDropNews.

Te puede interesar: Millennials alquilan desde una silla hasta los iPhone en la India

 

Siguientes artículos

Contaminacion
Semarnat pone a prueba el ADN verde de las empresas
Por

La Semarnat busca un nuevo mercado de emisiones para disminuir huella de CO2, pero los industriales quieren congruencia