Ooyala, una startup fundada por ex googlers tapatíos y que llega a más de 200 millones de personas en todo el mundo, eleva su apuesta por su oficina en México.

 

Cuando Sean Knapp y los hermanos Bismarck y Belsasar Lepe dejaron Google para fundar su empresa de servicios de video en línea no se imaginaban que seis años más tarde llegarían a casi 200 millones de personas a nivel mundial ni que su empresa tendría oficinas en cuatro continentes.

Lo que sí tenían claro es que su compañía haría lo posible por mejorar y personalizar la experiencia de consumo de televisión para los consumidores, y de maximizar el potencial de monetización de contenido en video para los productores y anunciantes, así, en 2007 fundaron Ooyala.

PUBLICIDAD

En el equipo de emprendedores había una certeza más: una de sus oficinas debía estar en Jalisco, tierra natal de los hermanos Lepe. En 2010, esa idea se hizo una realidad y el despacho de Guadalajara abrió con siete empleados, pero para 2013, el espacio se volvió insuficiente para las 45 personas que ahí laboran, por lo que decidieron mudarse a una nueva sede.

El piso 19 de una torre ubicada en la zona corporativa de la capital tapatía alberga las nuevas oficinas de Ooyala. Si el nombre de la compañía no te suena es probable que el de algunos de sus clientes sí lo haga: Bloomberg, ESPN, Fox Sports y la revista Rolling Stone son algunos de ellos y a lo que se dedica la startup con sede en Mountain View y sucursales en cuatro continentes es ofrecer la tecnología para el streaming de contenido en video y el análisis de datos de los usuarios para ofrecer publicidad de forma más acertada y específica a los consumidores.

Ahora, si bien la elección de Guadalajara podría parecer motivada por razones sentimentales, en entrevista con Forbes México, concedida durante la inauguración de sus oficinas, el pasado 13 de diciembre, Belsasar Lepe, VP y cofundador de la firma dio argumentos mucho más pragmáticos: “es en donde podemos encontrar talento.”

Y abundó: “En Guadalajara tanto las universidades como los negocios están enfocados en hacer avanzar el entorno tecnológico, en Silicon Valley el crecimiento fue muy orgánico y tardó mucho tiempo en darse, pero acá el apoyo ha permitido que el desarrollo sea más rápido.

El dinamismo que caracteriza a la región se ha reflejado en el desempeño de la oficina de Guadalajara, la cual ha crecido más de seis veces su tamaño original en menos de 3 años y lo seguirá haciendo, ese mismo 13 de diciembre la compañía informó que levantó 43 millones de dólares en su más reciente ronda de financiamiento, lo cual otorgará a México 20 ingenieros más en el primer trimestre de 2014, con lo cual la plantilla tapatía crecerá a 65 integrantes.

Esa expansión en el equipo obedece principalmente, detalla Lepe, a la fuerte expansión que ha tenido el consumo de video en México y América Latina, en donde las perspectivas son prometedoras, particularmente para el consumo de video en vivo por la proximidad del Mundial de futbol y los Juegos Olímpicos, ambos eventos que tendrán verificativo en Brasil.

Pero más allá de las soluciones tecnológicas, la firma ofrece también un asomo tras bambalinas. Carlos Quirarte, director de operaciones de la firma en México, destaca el análisis de big data y la generación de información como otra de sus fortalezas, y es que Ooyala genera sus Global Video Index, informes trimestrales sobre las tendencias que muestra el video en línea, algo que viene haciendo desde 2011.

 

Un Silicon Valley Mexicano

Cuando la startup llegó a México, en 2010, la realidad y las perspectivas económicas eran otras, más halagüeñas. Hoy, si bien los pronósticos son más cautos, a Lepe no le desaniman:

“Tenemos que seguir trabajando con las universidades y demostrar que podemos ofrecer otro estilo de vida, si podemos dar ese ejemplo y ayudar a que más estudiantes se enfoquen en ciencias computacionales e invertimos más, podremos crear un Silicon Valley en Guadalajara.”

Sí, se creará más competencia, reconoce, pero eso no hará sino dar el empuje que tanto necesita el sector tecnológico para repuntar.

“Ooyala le ofrece a Guadalajara la cultura de Silicon Valley, la oportunidad de trabajar con millones de viewers, de poder tocar datos a los que de otra manera no tendrían acceso.

“Lo que me gusta de Guadalajara es que está en una parte de su vida en la que está hallando definición, todavía no sabe qué tipo de ingeniería va a seguir. En Silicon Valley lo sabemos muy bien, es donde están Google, Facebook, o en Boston, por ejemplo, tienen compañías más de negocios, pero aquí, aunque existan empresas como Dell, no hay una compañía que defina al estado o a la región, eso es lo que nos hace estar acá. El talento está aquí, también el apoyo de los actores, sólo falta la compañía que haya empujado al sector. Y definitivamente queremos ser nosotros”, afirmó Lepe.

 

Siguientes artículos

Obamacare, ¿el ‘gran error’ de EU en 2013?
Por

Obama, cuyas cifras de aprobación pública han bajado a mínimos históricos tras el debut de la ley de salud, se enfocó en...