La corrupción en el sector salud en México está presente en cada uno de sus aspectos, desde la construcción de hospitales o grandes obras públicas relacionadas con el sistema de salud, la licitación y compra de medicamentos, así como su distribución, el acceso de pacientes a estudios de alta tecnología e incluso la realización de procedimientos en centros de salud públicos que originalmente son gratuitos.

En palabras de Arturo Cervantes, entrenador anticorrupción de la Alianza para la Integridad, el sistema de salud público en México “está infestado” por actos de corrupción y enfocarse únicamente en la compra y licitación de medicamentos y servicios no va a resolver este flagelo que además de repercutir  al erario afecta la calidad de vida de millones de mexicanos.

Una de las medidas más conocidas del gobierno de Andrés Manuel López Obrador para combatir la corrupción en el sector salud es a través del control de las contrataciones de medicamentos, a través de la Oficialia Mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a cargo de Raquel Buenrostro.

“Hay una corrupción sistémica en rectoría y gobernanza, en prestación de servicios, en recursos humanos, la corrupción está presente en todos los bloques entonces la receta y la cura no es en las compras, no va a resolver nada. Es un problema sistémico es como si le das un curita a un paciente que se está muriendo de cáncer, en realidad tienes que trabajar en los seis bloques con múltiples estrategias”, explicó Cervantes en entrevista con Forbes México en el marco del Foro Forbes Salud 2019.

Este fenómeno implica la pérdida de entre 20 y 40% de los 560,000 millones de pesos que en promedio destina el gobierno mexicano al sector salud, es decir, entre 110,000 y 220,000 millones de pesos.

Aunque las autoridades federales insisten que el esquema centralizado de compras que están integrando se basa en prácticas internacionales con agencias de compras establecidas con un ente público; el especialista advierte que el gobierno de AMLO no se ha acercado a organismos extranjeros que tengan casos de éxito.

“Se tiene que trabajar de la mano con agencias internacionales de Naciones Unidas y otros grupos como Transparencia Internacional que tienen mucha experiencia en programas de combate a la corrupción, te tienes que sentar en la mesa para que te ayuden a diseñar programas y eso no es lo que estoy viendo”, apuntó el especialista.

De no atender el problema de corrupción en el sector salud, la inequidad entre los mexicanos no se va a resolver.

“Las personas más vulnerables están con una sobrecarga de mortalidad, pierden años de vida productivos, le pega fuertísimo a la competitividad y desarrollo del país y al bienestar de las familias mexicanos”, afirmó.

 

Siguientes artículos

Brasil vence a Italia y Marta es la goleadora de la historia de los mundiales
Por

La jugadora, oriunda de Río de Janeiro, anotó su 17º gol y se convirtió en la jugadora con más anotaciones en la histori...