Con una inversión de 200 mdp anuales, el proyecto Líderes del Mañana del Tecnológico de Monterrey le da la oportunidad a jóvenes de escasos recursos para que se conviertan en emprendedores y agentes de cambio.

 

Los rostros de algunos jóvenes derramaron lágrimas durante la presentación de la segunda generación del proyecto Líderes del Mañana impulsado por el Tecnológico de Monterrey. Con una beca del 100% el proyecto apoya en esta segunda generación a 171 jóvenes, para hacer un total de 367 mentes brillantes, con alto potencial académico que hasta ahora han sido becados y que se encuentran distribuidos por todo el país.

PUBLICIDAD

El objetivo, además de ayudar, es remover el estigma que ronda a una de las escuelas privadas con más prestigio en México: el dinero no debe ser lo más importante en el proceso de formación de un mexicano con alto potencial.

La inversión asciende a 200 millones de pesos (mdp) con los que se becará a 1,250 alumnos durante un periodo de 5 años. El proyecto es financiado en su mayoría  a través del apoyo de 80,000 mexicanos que participan como colaboradores voluntarios de Sorteos Tec. Este año entregó 95 mdp para fortalecer el nuevo fondo de becas de Líderes del Mañana.

“Para nosotros es una reafirmación del compromiso que tenemos para transformar México. Estamos convencidos que hoy por hoy el país tiene un rostro muy dolido, muy sufriente por la desigualdad social, la pobreza, la falta de estado de derecho. Cada día nos convencemos más de que no podemos quedarnos con los brazos cruzados. El corazón nos dice que es justo hacer este proyecto y la cabeza dice que es posible”, señala en entrevista David Noel Ramírez, rector del Tec de Monterrey.

Además de contar con el apoyo financiero para estudiar su carrera profesional, los futuros líderes  del mañana tendrán un mentor personal, una red de apoyo de la comunidad educativa de los diversos campus, así como el apadrinamiento generacional de un líder de opinión.

Para David Noel Ramírez lo más importante para formar el liderazgo es la coherencia, la integridad y la solidaridad. “El liderazgo es la integridad, la coherencia de vida, el testimonio de vida, obviamente también es importante en un líder, la capacidad de ser emprendedor. Y emprendedor para mi es la capacidad de echar siempre para delante, ningún obstáculo debe nunca limitar los sueños”, comenta.

Incluso en la presentación de la segunda generación de Líderes del Mañana, el rector recordó a los nuevos alumnos los preceptos su fundador: Eugenio Garza Sada.

  • Incansable en el actuar.
  • Cerebro ante la adversidad.
  • Generoso en el dar.
  • Tenaz ante los retos.
  • Ser humilde y sencillo.

José Antonio Fernández Carbajal, presidente del Consejo del Tecnológico de Monterrey, comparte la visión de liderazgo del rector y enfatiza. “Un líder es aquel que te mueve de un punto a otro. Aquel hombre que tiene una visión de cambio y te lleva a ese cambio. Tiene la capacidad de entusiasmar a otros a seguir este cambio. Un líder es un agente de cambio”, señala.

 

Un nuevo panorama

La humildad ahora juega un papel importante en la formación de profesionales. En el Tec de Monterrey están sucediendo muchos cambios, entre ellos el de ser una comunidad incluyente que ahora está apostando mucho más por formar líderes jóvenes que aporten a la sociedad sin dejar a un lado sus raíces y la humildad.

“Nunca hay que perder los pies del piso, eso es lo importante. Siempre hay que ver a las personas con sus ventajas y limitaciones. La diversidad y la complementación ayuda mucho a la sociedad, no tienes por qué verlos hacia abajo”, señala David Noel Ramírez.

Y eso lo sabe muy bien el rector que llegó hace 48 años a Monterrey en busca de nuevas oportunidades fuera de su pueblo, San Juan de los Lagos, Jalisco. Y la encontró en el Tecnológico de Monterrey, de forma nada fácil. Después de insistirle incansablemente al rector de aquel entonces, David Noel Ramírez logró hacerse con una beca para estudiar en la Institución.

“Cuando entre a primer semestre, trabajaba tres horas en la barra del comedor, dos horas más en la biblioteca, no sabia una palabra de inglés y de seis materias, cuatro eran con libros en inglés: me pasaba tres horas traduciendo cada pagina de los libros. Dormía sólo cuatro o cinco horas diarias. Varias veces llore en las noches”, relata Noel Ramírez.

Más del 50% de los 95,124 alumnos inscritos en el Tec cuentan con una beca que puede ir desde el 60 hasta el 100% de cobertura como en el caso de los becados del programa Líderes del Mañana. Esto resulta de gran ayuda para estas jóvenes promesas, ya que al menos este año, 45,000 jóvenes se quedaron sin la oportunidad de cursar una carrera y la colegiatura más austera de un semestre en el Tecnológico de Monterrey tiene un costo de 90,600 pesos. En cuatro años, promedio de duración de una carrera, el costo total puede elevarse a 720,000 pesos.

Más allá de estas limitantes en el costo de las colegiaturas, el Tec de Monterrey ya esta preparando a la segunda generación del proyecto Líderes del Mañana y al mismo tiempo se anunció la convocatoria para la generación 2016.

“El Tec es un instrumento para cambiar la sociedad. Este proyecto yo lo veo creciendo y que a todos encanta. Dicen que las semillas que tienen buena tierra, germina rápido. Hay muchos proyectos en el Tec, pero este es el que mueve las fibras”, señala Fernández Carbajal.

 

Siguientes artículos

Profeco gana juicio a Dish
Por

Comercializadora de Frecuencias Satelitales (Dish) tendrá que quitar de sus contratos de adhesión cláusulas que afectan...