El gigante chino está sentado sobre una montaña de efectivo luego de su exitosa salida a bolsa. Muchos especialistas creen que podría usar ese dinero para comprarse un boleto de entrada al mercado de e-commerce de EU.

 

Por Ryan Mac

 

PUBLICIDAD

El martes pasado, eBay anunció que separaría a su filial PayPal el próximo año, escindiendo su tienda en línea de su lucrativo brazo de pagos móviles para que cada compañía se enfoque mejor en sus negocios principales. Si bien la separación pone fin a meses de especulación y pugnas internas, la decisión de eBay para ceder a la demagogia de Carl Icahn engendra más preguntas, en especial ¿qué debería ocurrir a las dos empresas después de la división?

Eso depende de a quién lo pregunte. El CEO actual de eBay, John Donahoe, quien no dirigirá alguna de las empresas después de la escisión, dijo que ve a ambas como empresas exitosas e independientes.

“No estamos haciendo esto para poner ninguno de los negocios a la venta”, dijo en una entrevista con Forbes. “Después de la separación, si se usa la valuación actual habrá dos empresas muy importantes con valores de mercado de más de 30,000 millones de dólares cada una.”

Icahn no estuvo de acuerdo. En una nota publicada en su página web hizo hincapié en la consolidación, argumentando que PayPal necesita adquirir o fusionarse con otros actores existentes en el espacio de los pagos para liberar todo su potencial. “Cuanto antes se den estas consolidaciones, mejor”, escribió.

Pero ¿qué pasa con eBay? Después de liberarse de PayPal, lo que queda de ella sigue teniendo un valor de entre 30,000 y 40,000 millones de dólares (mdd), por lo que es el segundo jugador más importante en el espacio de comercio electrónico en Estados Unidos, sólo detrás de Amazon.com. No tiene el mismo brillo que su plataforma de pagos, pero según algunos observadores, podría ser atractivo para Alibaba, el gigante de Internet chino cuya oferta pública inicial de 25,000 mdd este mes anunció su llegada en el escenario global.

“Lo que Alibaba ha dicho es que en su plan a largo plazo sí está entrar en los mercados occidentales”, dijo Gil Luria, analista de Wedbush Securities. “No habría manera más fácil o mejor para hacerlo que mediante la compra de eBay. Tienen modelos de negocios similares, en los que no controlan ningún inventario.”

Es una sinergia que es difícil pasar por alto. Las subsidiarias clave de Alibaba, Tmall y Taobao son mercados que facilitan las relaciones empresa-consumidor y consumidor-consumidor, que permiten transacciones de bienes con un formato muy similar al de eBay. Sin embargo, en términos de tamaño Alibaba es muy superior a su competidor estadounidense. En los 12 meses transcurridos desde el final de junio, el volumen bruto de mercancías de Alibaba, o el valor de los bienes comercializados ​​a través de sus sitios, alcanzó los 296,000 mdd. El volumen bruto de mercancías de eBay en ese mismo periodo fue de poco más de una cuarta parte del mismo: 85,000 mdd.

La adquisición “ciertamente es una posibilidad”, dijo el analista de Morningstar RJ Hottovy. “Si EU es el foco de su crecimiento, será un hueso duro de roer, dado su actual reconocimiento de la marca en ese país.”

Si Alibaba se quedara con eBay, sin duda sería justicia poética dada la historia de la compañía china con el líder de comercio electrónico de Silicon Valley. En 2005, Meg Whitman, CEO de eBay en esos tiempos, intentó adquirir parte del negocio de Alibaba después de ser incapaz de vencer a la firma china en su país de origen. Luego de dos años de batalla, invitó al fundador de Alibaba, Jack Ma, a la sede de San José de su empresa para ver qué podían hacer al respecto.

En esas reuniones, Whitman ofertó por Taobao, que fue lanzado por Alibaba en 2003 para combatir al subastador en línea chino de eBay, EachNet. Para el momento en que el líder de Alibaba estaba de visita, era claro que Taobao dominaba a EachNet, y de ahí surgió la famosa declaración de Ma: “eBay puede ser un tiburón en el océano, pero yo soy un cocodrilo en el río Yangtsé. Si luchamos en el océano, perderemos; pero si peleamos en el río, nosotros ganamos.”

En estos días es evidente que el Alibaba de Ma ha ganado en China. Y con el efectivo y las inversiones a corto plazo, por más de 15,000 mdd después de su salida a bolsa, también es claro que el cocodrilo está dispuesto a luchar fuera del río. La pregunta es si está listo para devorar al tiburón.

El analista de Forrester Kelland Willis no está demasiado interesado en la idea. Señaló que Alibaba ya posee Auctiva y Vendio, dos empresas estadounidenses de software de comercio electrónico que ya dan acceso al minorista chino a una gran parte de los vendedores de eBay. Willis también dijo que el mayor potencial de Alibaba para el crecimiento se encuentra dentro de su propio país, donde se espera que la cifra de 298 millones de compradores en línea en 2013 se duplique para 2018.

“Ellos deben enfocarse en China”, dijo, y señaló que aproximadamente 30% de las personas de la nación compra en línea. “Es un mercado poco penetrado en que los indicadores de crecimiento siguen siendo muy altos.”

Luria está de acuerdo en que Alibaba aún tiene espacio para expandirse en China, pero señaló que crecimiento interno y desarrollo externo no son mutuamente excluyentes. Con Alibaba bañándose el pie en el mercado estadounidense con el lanzamiento del sitio de comercio electrónico local de 11 Main y la inversión en media docena de empresas de tecnología, la empresa de comercio electrónico más grande del mundo por valor de mercado sin duda está mirando hacia el futuro, a lo que viene después de China.

“Así como es difícil desbancar a Alibaba en China, sería difícil desbancar a eBay y Amazon en occidente”, dijo Luria. “En realidad no hay otro camino para Alibaba en Estados Unidos que costara menos dinero y tomara menos tiempo.”

 

Con la colaboración de Steven Bertoni en Nueva York.

 

Siguientes artículos

Bebidas energéticas… ¿qué tanta energía dan?
Por

Las bebidas energéticas contienen una gran dosis de cafeína más carbohidratos, lo mismo que un buen desayuno y una taza...