Por Máximo Santos Miranda*

El turismo es un fenómeno que no para de crecer en los últimos lustros. Según datos proporcionados por la Organización Mundial del Turismo (OMT) en el año 2017 hubo nada más y nada menos que 1.323 millones de turistas en todo el mundo, lo que incrementa en 84 millones el número de turistas del año anterior. La importancia del turismo es tal que hoy en día se estima que al menos 1 de cada 10 empleos que existen en el planeta están relacionados de una u otra forma con la actividad turística o visto de otra forma, viene a significar que, a día de hoy, el turismo supone el 10% del Producto Interior Bruto Mundial. Estas cifras vienen a poner de manifiesto que el turismo es uno de los escasos sectores claves de la economía mundial que además tiene magnificas expectativas de crecimiento futuro. La propia OMT calcula que en el año 2030 el número de turistas en el mundo se situará en el entorno de los 1.800/1.900 millones de personas.

Uno de los grandes actores que ha hecho despegar este fenómeno a nivel global en los últimos años y que lo seguirá haciendo en el futuro próximo es, sin duda, China. Los volúmenes de crecimiento de turistas que salen desde China es sencillamente espectacular. Así, el Banco Mundial calculaba que en el año 2000 salieron de China unos 10,5 millones de turistas. Esta cifra se elevó al entorno de los 50 millones en el año 2009 y a los 135 millones en el 2016. Si estas cifras ya son de por sí espectaculares, todavía son más sorprendentes si incluimos no sólo los datos de la China continental, sino que también añadimos a las dos regiones administrativas especiales como son Hong Kong y Macao. Sumando todo, se pueden cifrar en al menos 228 millones los turistas que salieron de China en el año 2018. En apenas 10 años China ha incorporado a 100 millones de turistas al mercado mundial del turismo, una cifra muy superior a la de cualquier otra economía en el mundo.

México es uno de los países del mundo que más turistas recibe. El volumen de turistas extranjeros que visitaron México en el año 2017 se situó en los 39 millones según datos proporcionados por la OMT. De estos 39 millones sólo unos 410.000 llegaron de la zona del Este de Asía, lo que incluye no sólo a los turistas chinos sino también a otros turistas de países limítrofes a China. Esta cifra apenas representa el 1% de los turistas que cada año llegan a México. Sin embargo, lo primero que hay que señalar es que este fenómeno no es exclusivo de México en la región.  En otros países latinoamericanos como Argentina, Brasil o Chile, si bien el peso del turismo asiático es algo superior al mexicano, situándose en el entorno del 3%, tampoco representa una de las principales fuentes de turistas.

Llegados a este punto conviene preguntarse cuales son las razones por las que los turistas chinos no visitan más México. Una primera explicación sería la distancia y el coste de transporte. Los viajes a América Latina son superiores a los que tiene que soportar el turista chino que quiere viajar a Europa. Sin embargo, muchos de los turistas chinos que salen de su país tienen un alto poder adquisitivo y no parece que el precio sea un freno radical a sus ansias de ensanchar horizontes.

Otro elemento a considerar es la lejanía cultural y es que los horarios, el tipo de comida, el orden… son obstáculos que dificultan un mayor incremento del turismo chino en México. También tenemos que añadir la barrera idiomática y es que son verdaderamente pocos los mexicanos que hablan chino. Junto a estos elementos existen otros muchos como la necesidad de obtener visado o la falta de interés por parte de las autoridades en la atracción de estos turistas los que impiden el despegue de la llegada de turistas asiáticos.

Por todo lo expuesto es preciso que las autoridades promuevan la llegada del turismo chino, lo que tendrá un efecto muy positivo en la economía mexicana. Sin embargo, es preciso tener en cuenta que este tipo de turistas y debido a la gran distancia que tienen que recorrer desearan visitar no sólo México, sino también alguno de los países cercanos como pueden ser Costa Rica, Perú o Ecuador. Por esta razón es necesario coordinar con el resto de los países de la región medidas incentivadoras y de promoción del turismo de esta área geográfica. Medidas como el visado único o mejor aún la ausencia de visado para visitar la región o la promoción conjunta del turismo en América Latina ayudarían a la atracción del turismo chino.

*Doctor en Economía y experto en temas de banca, finanzas y hacienda.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Empresarios donarán 300 mde para reconstruir Notre Dame
Por

Multimillonarios franceses anunciaron que realizarán millonarias donaciones, mientras que el gobierno parisino propone u...