Una de las novedades en el acuerdo que recién aprobaron los negociadores de Estados Unidos, México y Canadá introduce, por primera vez en las relaciones comerciales trilaterales, una serie de medidas para que ninguno de los países incurra en manipulación monetaria o prácticas indebidas en el tipo de cambio.

En el documento acordado, capítulo 33 “Política Macroeconómica y Cuestiones de Tipo de Cambio”, se utilizan conceptos que no se habían incluido en el texto original del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y que ahora se consideran dentro de la “modernización del acuerdo comercial” entre los tres países.

En el capítulo en cuestión, del cual la secretaría de Economía sólo ofrece un resumen en español, en tanto que el gobierno de EU lo publica completo, se asienta que cada parte confirma que se compromete en los términos del acuerdo a “cumplir los lineamientos del Fondo Monetario Internacional para evitar la manipulación de los tipos de cambio o del sistema monetario internacional, a fin de evitar un ajuste efectivo en la balanza de pagos o de obtener una ventaja competitiva desleal”.

México, abierto a compromiso contra manipulación de monedas en TLCAN

PUBLICIDAD

Asimismo, que cada una de las partes deberá mantener un régimen de tipo de cambio determinado por el mercado. Además, el acuerdo obliga a Canadá, EU y México a evitar incurrir en prácticas de guerra de divisas como la “devaluación competitiva”. Otro punto es que cada una de las partes deberá avisar a sus socios comerciales si emprende algún tipo de intervención en el mercado cambiario en contra de las respectivas divisas.

Según lo negociado en el USMCA (el Acuerdo entre EU, México y Canadá), se tendrá que establecer un “Comité Macroeconómico” que dará seguimiento a los detalles para su aplicación posterior.

En el texto también se incluye un bosquejo para establecer procedimientos de resolución de disputas en caso de que alguna de las partes halla incurrido en falta. El acuerdo se tiene que aprobar por los congresos de EU y México, así como por el Parlamento de Canadá.

De acuerdo con la SE, este capítulo, una vez aprobado, será benéfico para México en cuanto a que se dará “una señal positiva a los operadores económicos sobre el compromiso de México con el cumplimiento de los instrumentos internacionales que prohíben la manipulación cambiaria”.

Con estas disposiciones monetarias, dice la SE, se fortalecerá “la capacidad” del gobierno mexicano para “identificar oportunamente las amenazas sobre posibles fluctuaciones en el tipo de cambio y, en consecuencia, prevenir impactos o desequilibrios en el mercado, de manera eficiente”.

AMLO incumplirá su primera promesa petrolera

 

Siguientes artículos

banxico
Banxico debe cortar su ‘vínculo explícito’ con la Fed: Citibanamex
Por

Citibanamex destacó que el panorama de la esperada política monetaria a seguir por Banxico cambió en fechas recientes no...