Glass Enterprise Edition, ese es el nuevo nombre completo que llama al renacer del controversial dispositivo de Google. Todavía tengo mi Google Glass, el normal, el que era parte del programa de exploradores: Google Glass Explorers. Todo un sueño de Sergey Brin, cofundador de Google, por traer ese dispositivo digno de la empresa de Mountain View, CA. Detrás de este dispositivo hubo un enorme trabajo de comunicación, desde bajar al mundo cotidiano sus posibles usos, después de haber sido anunciado por gente saltando de un zeppelin sobre San Francisco

Google Glass probablemente fue el dispositivo que salvó el Google I/O (evento para desarrolladores, geeks y fans de la compañía) de 2012, además de ganarse al Internet con la demostración. Dicho Google I/O no era menos, Larry Page estaba de regreso como CEO de la empresa, pero un problema en la garganta no le permitía presentar o hablar mucho, muchos tenían muchas dudas sobre Google+ y lo único que hizo que la gente recordara lo innovador que es Google, fue el demo de Google Glass, no de lentes, sino del “único cristal” que flotaba frente a la parte superior de tu ojo sin bloquear tu vista.

En cuanto se empezó a producir Glass, la forma de controlar el hipé era haciendo un programa de gente que pagaría alrededor de mil 500 dólares para la versión explorador. Esto quería decir que era un grupo limitado y se buscaba ver que usos se le daba al dispositivo. En seguida empezaron los trolls a decir que como era posible que alguien fuera con una cámara en la cabeza, y es una lástima porque en realidad era más bien preguntarse cómo era posible que alguien fuera con una pantalla de computadora frente a sus ojos.

Utilizando Glass en Yosemite

PUBLICIDAD

Sin duda Glass le dio entrada a que como sociedad prestaremos más atención a las cámaras que nos rodean, en especial las que más graban el uso cotidiano: los celulares. Con Glass es fácil darte cuenta cuando está en modalidad video, porque se prende la pantalla sobre el ojo mostrando lo que graba, de hecho, tengo varios momentos muy personales grabados con Glass y se ven preciosos, íntimos, personales. Pero ahora la nueva versión ya tiene el foquito rojo de “grabando”.

Tras mucho esfuerzo de defender y cuidar el producto antes de que se pusiera en espera y se cancelara el programa de Exploradores, puedo decir que todo ese esfuerzo ayudó a encontrar los lugares en donde Glass es más útil para la sociedad, y son varios. El nuevo Glass (cristal y lentes) Enterprise Edition es la implementación de la tecnología dirigida a grupos clave de trabajo: técnicos en fábricas para empezar. El uso de una computadora que no estorba es simplemente lógico en una línea de producción, ensamblaje e incluso reparación. ¡Imagina tener el manual y videos referencia frente a ti mientras ensamblas o arreglas algo! (en vez del celular que se te anda apague y apague junto a ti en la mesa.

Un informe reciente de Forrester Research predice que para 2025, cerca de 14.4 millones de trabajadores estadounidenses usarán anteojos inteligentes. Más que anteojos como tal puede ser un cristal que muestra información, sobre los anteojos de trabajo: Glass Enterprise Edition (GEE). Los empleados de las fábricas ya tienen que utilizar lentes de protección, de todas formas. Ahora GEE ofrece más batería, cosa que era importante, y creo que con esto puede apoyar muy bien la mayor parte del turno laboral.

Me alegra muchísimo que Glass esté de regreso, se me hace muy buena idea que se enfoquen en el sector industrial más que en el consumidor, que luego tenemos ideas muy exóticas para las tecnologías y no siempre es el mejor lugar donde empezar un sueño de vivir la realidad aumentada. El siguiente paso puede ser la industria de la extracción de minerales, así como también lo veo muy útil en el segmento de la salud especialmente médicos generales y cirujanos. Estamos viendo cómo la tecnología se vuelve más de nuestro ser orgánico conforme nos da más habilidades “superpoderosas” para ser más eficientes en lo que se va dando el fenómeno de la automatización y vamos viendo cómo lo vamos a utilizar en una futura y nueva cotidianeidad.

P.D. Le quiero desear mucho éxito a Rachel Whetsone tomando el nuevo reto de llevar la comunicación global de WhatsApp, FB Messenger e Instagram. Viniendo de Google (justo le tocó el lanzamiento de Glass), luego se fue a Uber, y ahora a la compañía que requiere que compartamos nuestra privacidad para hacer dinero; sin duda es una persona que se ha hecho del nombre para tratar retos, y ejecutivos, complejos en Silicon Valley. Tal vez, por ejemplo, reunir a WhatsApp con FB Messenger, o simplemente comunicar un modelo de monetización para WhatsApp. Sea el que sea, le deseo mucho éxito, una profesional con una gran carrera.

 

Correo: [email protected]

Twitter: @ricardoblanco

G+: ricardoblanco

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

 

Siguientes artículos

Yogome: Juegos de clase mundial desde San Luis Potosí
Por

Manolo Díaz y Alberto Colín, crearon Yogome, una empresa de videojuegos móviles educativos que, mes a mes, atrae a más d...