Todo comenzó con los viajes que, cuando era pequeño, Edgar Serrano realizaba con los Boy Scouts. Durante estos paseos, los niños escuchaban diferentes historias de la etnia tarahumara que habita en la sierra de Chihuahua. De esos recuerdos nació la idea de crear el videojuego Mulaka, a través de la desarrolladora Lienzo.

Mulaka es un juego de acción en 3D que se embarca en la aventura de un sukurúame o chamán de la etnia tarahumara (también llamada rarámuri), un miembro de la comunidad que es reconocido por sus impresionantes habilidades para correr y que pelea, con ayuda de los poderes de los semidioses, contra la maldad que corrompe la tierra.

El juego que creó Lienzo está ubicado en la categoría doble A o de poco presupuesto, en comparación con los juegos AAA, cuyo desarrollo puede costar hasta 500 millones de dólares (mdd). Esta clasificación alude al dinero invertido y no tiene que ver con el desarrollo en sí.

A pesar de que Mulaka salió a la venta recientemente a nivel mundial, de entrada, ya obtuvo un trofeo, y no es menor. “Es el primer videojuego 100% mexicano que estará en las consolas de Sony [PlayStation 4], Nintendo [Switch] y Microsoft [Xbox], y en PC con Steam, que son las principales plataformas en esta industria”, comenta Serrano, cofundador de la compañía Lienzo.

PUBLICIDAD

Esto significa que pueden tener acceso a Mulaka los 73.6 millones de gamers que, de acuerdo con los registros a junio pasado, poseen una consola PlayStation 4 versión original o Pro, y los 30 millones con Xbox One, de Microsoft.

“Es la primera vez, en mis 20 años de experiencia viendo desarrolladores de videojuegos en mercados emergentes, que hay un videojuego mexicano que toca las tradiciones indígenas y que llega hasta el Nintendo Switch”, afirma Mario Valle, exdirector de Desarrollo de Negocios para Mercados Emergentes de Electronic Arts (EA) y fundador de Altered Ventures, empresa que se especializa en invertir en el desarrollo de videojuegos.

Para publicar un videojuego en las tres principales consolas, se debe cumplir con una serie de requisitos técnicos, además de demostrar que tu juego tiene potencial. De las tres compañías, Nintendo fue la más difícil de convencer, pero el equipo de Lienzo platicó con Damon Baker, el líder del programa de Desarrollos Independientes, quien aceptó la idea.

“Cabe resaltar que se tiene una muy buena relación con la gente de Xbox, Play Station y Nintendo, lo que ha hecho posible que Mulaka vaya a estar disponible en sus tiendas digitales”, destaca Serrano.

Para el Switch de Nintendo, Lienzo adaptó, por cuenta propia, un acelerómetro para asegurar que la destreza del gamer en los pequeños controles de esta consola se pueda traducir adecuadamente en los movimientos del protagonista del videojuego, el cual interactúa con aves y usa su lanza.

Con Microsoft y Sony, que ya tiene experiencia con desarrolladores mexicanos, no hubo necesidad de hacer adaptaciones. En el catálogo de Play Station 4, por ejemplo, está Attractio, un juego de puzzle en primera persona desarrollado por GameCoder Studios, un desarrollador nacional de juegos independientes y que ya está dentro del catálogo de Play Station 4. Otro es Heart Forth, Alicia, creado por Alonso Martín.

“Aunque [en México] no tenemos una industria  AAA, está demostrando que hay calidad, capacidad técnica y cantidad de talento muy interesante”, comenta Valle.

“Hay talento y proyectos prometedores, pero, desafortunadamente, [el desarrollo de videojuegos] no ha despegado en forma. Esperamos que más videojuegos mexicanos logren su objetivo de publicarse en las distintas plataformas”, señala Edgar Serrano.

 

El mecenas

Conseguir el dinero fue una de las cosas más complicadas para el equipo de Lienzo. En un principio, la meta para crear Mulaka era recaudar 77,000 dólares a través de Kickstarter, una plataforma para fondear proyectos creativos, pero no llegaron a la meta.

Al final, la creación del juego tuvo un costo de 3 mdd entre el desarrollo y el marketing. Casi todo el dinero provino de Grupo Visa del Norte (un grupo de empresas del sector alimentos que procesa carne de res, puerco y pollo), que ha incursionado en diferentes industrias, como las tecnologías de la información.

“Como empresarios, siempre estamos en busca de nuevos modelos de negocios donde invertir el dinero y diversificar. Así, dimos con Lienzo, que en ese momento estaba buscando inversionistas”, narra un empresario de Grupo Visa del Norte que hace funciones comerciales en Lienzo y de enlace entre las dos empresas, quien solicitó el anonimato.

“Nos encantó el arte y el que se hablara de los tarahumaras […] Le tenemos mucha fe a esta empresa”, agrega. Por cierto, algunos de los miembros de Lienzo son exalumnos del Tec de Monterrey.

Pero Lienzo no define sus siguientes pasos en función de Mulaka.

“Independientemente [de] si el juego vende o no, vamos a seguir creando videojuegos. Nuestro inversionista nos ha dejado muy en claro eso”, dice Serrano. “Si Mulaka tiene éxito, me encantaría hacer, si no la secuela, sí otro juego con la misma temática”.

 

Siguientes artículos

30-promesas-forbes
Un fracaso rápido es lo que necesitan los emprendedores mexicanos
Por

Disolver y liquidar una empresa cuesta tres veces más tiempo y dinero que abrirla, señaló Fernando Mendivil, presidente...